Sobre los riesgos y oportunidades de hacer negocios en China

Entrevista a Mario Trujillo

El Cr. Mario Trujillo es director de “InTrade, Global Business”, con oficinas no solo en nuestro país sino también en Argentina, Colombia, México y por supuesto, China. Se trata de una organización que busca potenciar las relaciones entre China y Latinoamérica, contribuyendo a la promoción y desarrollo de sus países. Los servicios que presta esta empresa están orientados a facilitar y asegurar la realización de negocios en ambos continentes, contando con más de 15 años de experiencia y presencia directa con oficinas en China y varios países de Latinoamérica.20180529_184013
Trujillo estuvo recientemente en nuestra ciudad para dar una charla sobre “Cómo importar de China, riesgos y oportunidades”, donde se informó de los aspectos generales a tener en cuenta en las compras, riesgos que pueden surgir de ellas y cómo minimizarlos, oportunidades y ventajas comparativas, y sobre algunos aspectos prácticos a tener en cuenta a la hora de plantear negocios a la potencia asiática.
Antes de participar en dicha charla, Trujillo dialogó brevemente con LINK de los temas que lo trajeron a Salto.
- ¿Qué tan fácil es llegar a China para colocar nuestros productos salteños?
– Hay dos temas con China, uno es la exportación y otro es la importación. El tema de la exportación es bastante complicado, porque por más que Uruguay, tanto en exportación como en importación, tenga a China como su principal socio comercial, hay una gran diferencia en el tipo de productos que se exporta y que se importa. En el tema de la exportación, en la actualidad Uruguay prácticamente exporta lo que son materias primas agropecuarias como carne, lana y soja, y no mucho más. Entonces, no es fácil ingresar con otro tipo de productos a China…
- China crece en materia de urbanización y la gente que llega del campo a la ciudad hay que alimentarla.
– Sí, es correcto. China tiene una demanda creciente de productos de todo tipo y el consumo ha crecido mucho en estos últimos tiempos, pero también tiene muchos controles para el ingreso de productos desde afuera. También hay otra limitación que es el conocimiento que tenemos de lo que es el mercado chino, hay que saber qué es lo que se la va a vender y cómo se le va a vender, en qué formato se les va a vender.
Recordemos que se trata de una cultura totalmente diferente a la nuestra. Entonces, si uno va con dulce de leche, por poner un ejemplo típicamente uruguayo, es un gusto que no le va a agradar a los chinos, es muy dulce para el gusto de ellos.
Entonces, ingresar a China implica una fuerte inversión en investigación, en saber cómo llegar, cómo ingresar, cómo encontrar compradores allá, sumando a esto lo que son aparte todas las trabas gubernamentales y arancelarias para poder ingresar a su mercado.
- Pero eso tampoco es gratis porque además tenemos que comprarles…
– Sí, exactamente. Ellos compran pero también venden. En realidad la parte de importación, que es un poco lo que vamos a hablar hoy en la charla, es lo que abarca más productos. Uruguay importa de China prácticamente toda la gama de productos y es lo que estaba más desarrollado, aunque en importe en dólares, está muy parejo lo que es importaciones y exportaciones.
- ¿Cuáles serían las principales trabas para poder exportar a China?
– Depende mucho del producto, pero por ejemplo, si uno quiere –hablando de lo que es la industria alimenticia uruguaya, que es una de las principales industrias- ingresar un producto ya, que vaya al consumo final industrializado en China, hay que hacer una serie de registros que implica más o menos una inversión de ciento cincuenta mil dólares en lo que son solo los registros para poder obtener los permisos de ingreso a China. Entonces, eso es una inversión considerable para lo que son las empresas uruguayas, y esa es la base.20180529_184005
Después hay que invertir en lo que es la promoción, en lo que es adaptar el producto a la realidad del otro mercado. Es así que ingresar con productos industrializados a China es bastante complicado. Sin duda que para Uruguay, que es lo que hace ahora, su fuerte es más con materias primas.
- El presidente Tabaré Vázquez ya ha viajado en más de una oportunidad buscando abrir aún más los mercados chinos, y siempre ha retornado con buenas noticias, pero el MERCOSUR termina trancando esos avances. ¿Tenemos que contemplar también el tema MERCOSUR para poder llegar al mercado chino? Eso ya serían trabas nuestras.
– Eso ya son trabas nuestras, así es. Pero bueno, eso es más para lograr un Tratado de Libre Comercio (T.L.C.) entre China y Uruguay, que realmente es algo que es complicado estando nosotros adentro del MERCOSUR. Pero aunque no estuviéramos adentro del MERCOSUR, sin duda que sería un trabajo que llevaría muchos años y hay que ver si realmente se puede lograr un tipo de tratado así con China.
- ¿Hay posibilidades que algunos productos salteños terminen en el mercado chino? Sabemos de algunos empresarios, particularmente en el rubro de la carne, que habrían viajado ya en alguna de estas delegaciones presidenciales a China.
– Sin duda que hay posibilidad, y vale la pena invertir en tratar de abrir el mercado chino porque es un mercado inmenso, es un mercado que sigue creciendo, el consumo interno sigue creciendo mucho porque se siguen dando transformaciones adentro de China que permiten proyectar que el consumo vaya a seguir creciendo por muchos años más.
Entonces, sin duda que hay oportunidades, el tema es que no es fácil, nada más. Hay que ver cuál es la mejor forma de ingresar, ver qué tipo de productos. Sin duda que no todos van a ser competitivos para poder ingresar a China, pero evidentemente que también vale la pena invertir en tratar de abrir ese mercado.
– El crecimiento de China en materia económica venía siendo exponencial, en torno del diez u once por ciento anual del Producto Bruto Interno del país. Más cerca en el tiempo ese crecimiento se desaceleró a la mitad pero continuó siendo un muy buen promedio de crecimiento anual a nivel global. ¿Cómo está hoy la economía china?
– El año pasado volvió a crecer más que el año anterior, llegando a un siete por ciento. De todos modos, uno cuando va a China puede ver, aparte de los números, el dinamismo que tienen y que siguen teniendo. Uno va año tras año y ve las transformaciones en la ciudad, en los tamaños, en la calidad de vida, sobre todo, que ha aumentado mucho en estos últimos años, y que uno lo ve año a año al seguir construyendo, y los shoppings y el consumo que también siguen creciendo.
Entonces, realmente es algo que no creo que vaya a parar lo que es el crecimiento de China. Es más, creo que aún tiene mucho por crecer, sobre todo internamente, lo que es el mercado interno.
- Cuando Uruguay fue la Suiza de América en la década del 50 del siglo pasado, lo fue porque vendía todos sus productos alimenticios. Eso fue vivir en un contexto de mundo entre guerras. Hoy el mundo no está en guerra del modo que conocimos, donde se enfrentan grandes potencias mundiales, pero, ¿podría ser China el país que lograse que Uruguay fuese nuevamente la Suiza de América?
– Y sí, el crecimiento de las exportaciones hacia China han crecido todos estos últimos años, y siguen creciendo, y a partir del año pasado es el principal socio comercial de Uruguay. Entonces, sin duda que se trata del mercado al que tenemos que apostar como país porque es donde está el mayor crecimiento y el mayor potencial de venta.
- ¿Hay algún otro mercado que usted esté observando que podría también beneficiar a Uruguay?
– Creo que el dinamismo y el desarrollo que está teniendo China no lo tiene otro mercado. India sin duda que también podría serlo por la cantidad de población que tiene, por tener un gran potencial de crecimiento. Pienso que China ya está en otra etapa, más avanzada de lo que está India, entonces toda la parte de consumo se está desarrollando mucho más que en otros mercados asiáticos, por mencionar la región.

PORTFOLIO DE MARIO TRUJILLO
Es divorciado, tiene dos hijos. Es del signo de Leo. Siempre quiso ser empresario, que es lo que es hoy. Es hincha de Nacional.
¿Una asignatura pendiente? Muchas, me gusta mucho viajar y tengo aún muchos países por conocer.
¿Una comida? La carne uruguaya.
¿Un libro? Leo mucho, pero ahora estoy leyendo “Sapiens: de animales a dioses” de Yuval Noah Harari.
¿Una película? No miro mucha televisión ni películas.
¿Un hobby? Leer y la música. ¿Qué música escucha? Variada, absolutamente toda, desde música china al rock, pop, toda. ¿Qué le gusta de la gente? La variedad y el poder conocer diferentes puntos de vista.
¿Qué no le gusta de la gente? La falsedad.







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...