Hay que vivir las despedidas como antesala a las fiestas de fin de año

Costos más costos menos, las fiestas tradicionales han sido el tema de esta sección durante las últimas semanas, donde todo lo que vemos y pensamos en estos días, pasa por saber cómo, luego de un año de tanto trabajo, pasaremos las fiestas. Es decir, qué haremos para disfrutar de esos dos momentos que se nos regalan en el año, para hacer un alto y pensar en nuestra felicidad, en la familia si la felicidad nos pasa por ahí, o en lo que así fuera.
Pero a éstas, se les antepone la antesala de las mismas que son las despedidas de fin de año, a las que no podemos faltar porque sería privarnos de hacer algo por nosotros mismos, luego que pasamos un año antero trabajando y lidiando con las distintas situaciones que se nos presentan a diario.
Por eso, en esta sección semanal de Detrás de los Números, brindaremos algunos detalles de qué llevar para celebrar esa reunión tan anhelada con los seres queridos o no tanto, pero con los que no podemos negar que ese rato que estamos juntos, lo pasamos genial.
TODO VIENE BIEN
Es una reunión de amigos o de compañeros de trabajo o de clases, pero una reunión de camaradería en la que todos tenemos que poner algo como símbolo de que queremos que las cosas salgan bien.
Por eso, lo primero que pensamos en llevar es una botella de vino. Porque es la bebida que todo el mundo toma, la que cae bien con cualquier comida, y la que además, como recetan los médicos y el slogan de la asociación de vitivinicultores, es buena para el corazón.
Por eso empezamos por mirar los precios de estas botellas y vemos que pese al avenimiento de las fiestas y la locura consumista de las fiestas, los mismos se mantienen. Empezamos con los productos de las bodegas locales, y vemos la variedad de precios que oscila entre los 109 y los 134 pesos uruguayos la botella en las góndolas.
A su vez, existe casi por el mismo precio, una oferta nada despreciable y de muy buen gusto como las bodegas de Mendoza (Argentina), las chilenas y las del sur uruguayo, con valores entre los 129 y los 189 pesos uruguayos que bien vale la pena probar.
Aunque en una despedida de amigos o del trabajo, siempre nos vemos obligados a contribuir con la compra de la leña, el asado o las verduras para la ensalada.
Entonces, si el asado es importante no podemos comprar menos de 100 kilogramos de leña sino incluso, varios kilos más, contando para ello al menos con un costo entre los 300 y los 400 pesos promedio. Allí comenzamos a preparar el fuego, y ya le echamos el ojo a la carne, ya que ahora pululan las ofertas, y cuyos precios oscilan entre los 109 y los 179 pesos, entre el asado de tira, la tapa de asado, el vacío y el asado de oveja.
A esto se le puede agregar chorizo especial parrillero cuyo precio ronda los 130  pesos el kilo o el complemento especial para la parrilla, como es la tripa rellena, en un precio de entre 118 y 125 pesos el kilo en las carnicerías de plaza.
Mientras que el precio de una lechuga ronda los 24 pesos, el de los tomates se debate entre los 29 y los 44 pesos el kilogramo, dependiendo de la variedad, la calidad del producto y el origen del mismo en los distintos comercios de plaza.
Además, tenemos que contribuir con el hielo, donde la bolsa de 20 kilogramos ronda los 220 pesos y el fardo de 6 botellas de refresco de 2 litros, oscila entre los 175 y los 269 pesos dependiendo el sabor y la marca.
El postre, no puede faltar y más en una instancia como ésta. Aquí podemos comprar un producto de primer nivel como el caso de los helados, que para una ocasión como las despedidas es uno de los bocados favoritos.
Aquí podemos consumir helados entre los de 1 litro cuyo precio ronda los 99 pesos, los de dos litros que el precio de lista anda en los 189 pesos, los de tres litros que rondan los 220 pesos y los de cinco litros, cuyo precio oscila entre los 299 y los 349 pesos uruguayos.
Más allá de los costos, que pueda insumir la adquisición de alguno de estos productos que detallamos en la presente entrega de nuestra sección semanal, el motivo de los mismos siempre será el disfrute social que impone esta tradición de las reuniones como despedida de año, previo a las fiestas tradicionales, así que más allá de costos, la alegría debe imperar y esta contribuye a la buena salud que debe ser la madre de nuestras prerrogativas, así que para todos les deseamos que dejen de mirar el bolsillo por un rato y se propongan a pasar una Feliz Navidad.

Costos más costos menos, las fiestas tradicionales han sido el tema de esta sección durante las últimas semanas, donde todo lo que vemos y pensamos en estos días, pasa por saber cómo, luego de un año de tanto trabajo, pasaremos las fiestas. Es decir, qué haremos para disfrutar de esos dos momentos que se nos regalan en el año, para hacer un alto y pensar en nuestra felicidad, en la familia si la felicidad nos pasa por ahí, o en lo que así fuera.

Pero a éstas, se les antepone la antesala de las mismas que son las despedidas de fin de año, a las que no podemos faltar porque sería privarnos de hacer algo por nosotros mismos, luego que pasamos un año antero trabajando y lidiando con las distintas situaciones que se nos presentan a diario.

Por eso, en esta sección semanal de Detrás de los Números, brindaremos algunos detalles de qué llevar para celebrar esa reunión tan anhelada con los seres queridos o no tanto, pero con los que no podemos negar que ese rato que estamos juntos, lo pasamos genial.

TODO VIENE BIEN

Es una reunión de amigos o de compañeros de trabajo o de clases, pero una reunión de camaradería en la que todos tenemos que poner algo como símbolo de que queremos que las cosas salgan bien.

Por eso, lo primero que pensamos en llevar es una botella de vino. Porque es la bebida que todo el mundo toma, la que cae bien con cualquier comida, y la que además, como recetan los médicos y el slogan de la asociación de vitivinicultores, es buena para el corazón.

Por eso empezamos por mirar los precios de estas botellas y vemos que pese al avenimiento de las fiestas y la locura consumista de las fiestas, los mismos se mantienen. Empezamos con los productos de las bodegas locales, y vemos la variedad de precios que oscila entre los 109 y los 134 pesos uruguayos la botella en las góndolas.

A su vez, existe casi por el mismo precio, una oferta nada despreciable y de muy buen gusto como las bodegas de Mendoza (Argentina), las chilenas y las del sur uruguayo, con valores entre los 129 y los 189 pesos uruguayos que bien vale la pena probar.

Aunque en una despedida de amigos o del trabajo, siempre nos vemos obligados a contribuir con la compra de la leña, el asado o las verduras para la ensalada.

Entonces, si el asado es importante no podemos comprar menos de 100 kilogramos de leña sino incluso, varios kilos más, contando para ello al menos con un costo entre los 300 y los 400 pesos promedio. Allí comenzamos a preparar el fuego, y ya le echamos el ojo a la carne, ya que ahora pululan las ofertas, y cuyos precios oscilan entre los 109 y los 179 pesos, entre el asado de tira, la tapa de asado, el vacío y el asado de oveja.

A esto se le puede agregar chorizo especial parrillero cuyo precio ronda los 130  pesos el kilo o el complemento especial para la parrilla, como es la tripa rellena, en un precio de entre 118 y 125 pesos el kilo en las carnicerías de plaza.

Mientras que el precio de una lechuga ronda los 24 pesos, el de los tomates se debate entre los 29 y los 44 pesos el kilogramo, dependiendo de la variedad, la calidad del producto y el origen del mismo en los distintos comercios de plaza.

Además, tenemos que contribuir con el hielo, donde la bolsa de 20 kilogramos ronda los 220 pesos y el fardo de 6 botellas de refresco de 2 litros, oscila entre los 175 y los 269 pesos dependiendo el sabor y la marca.

El postre, no puede faltar y más en una instancia como ésta. Aquí podemos comprar un producto de primer nivel como el caso de los helados, que para una ocasión como las despedidas es uno de los bocados favoritos.

Aquí podemos consumir helados entre los de 1 litro cuyo precio ronda los 99 pesos, los de dos litros que el precio de lista anda en los 189 pesos, los de tres litros que rondan los 220 pesos y los de cinco litros, cuyo precio oscila entre los 299 y los 349 pesos uruguayos.

Más allá de los costos, que pueda insumir la adquisición de alguno de estos productos que detallamos en la presente entrega de nuestra sección semanal, el motivo de los mismos siempre será el disfrute social que impone esta tradición de las reuniones como despedida de año, previo a las fiestas tradicionales, así que más allá de costos, la alegría debe imperar y esta contribuye a la buena salud que debe ser la madre de nuestras prerrogativas, así que para todos les deseamos que dejen de mirar el bolsillo por un rato y se propongan a pasar una Feliz Navidad.

Los Números:

129 a 189 pesos botella de vino fino

109 y 179 pesos el kilo de asado

220 pesos la bolsa de hielo

44 pesos el kilo de tomate

299 pesos la tarrina de helados