Se complicó Brasil, el dólar se disparó y una inflación de dos dígitos terminará abriendo las puertas a la recesión

Primero fueron los sindicatos de todos los rubros y de los distintos sectores que comenzaron a cuestionar la economía y a decir que la plata no alcanza, en respuesta a esto salieron las cámaras empresariales a decir que no había más plata para repartir más allá de los ajustes que pudieran hacerse como correctivos en función de la inflación para evitar que haya una regresión en materia salarial y empezara a darse una nueva situación de pérdida de salario real, esto es, el poder de compra de los uruguayos en función del alza de precios.
A esto lo ratificaron los sirios, que plantearon que estamos viviendo en un país caro, donde vivir un mes cuesta mucho para una familia que tiene un empleo, el que por lo general paga muy por debajo de lo que sale una canasta familiar.
Y ahora, el gobierno reconoce que debe corregir las predicciones de crecimiento a la baja y que encima, la devaluación del real por la baja de la nota de Brasil como país con grado inversor, lo que repercutirá en forma directa en Uruguay, hará mella en la economía local, por lo cual seguramente el dólar se apreciará aún más. En consecuencia, se encarecerán los precios, habrá caída de las exportaciones y encarecimiento de los costos que redundarán en que la inflación supere tranquilo el 10 por ciento, negado por el ministro de Economía, Danilo Astori.
Todo esto, para decir que con un dólar a 28,86 pesos en promedio, la renta per cápita podrá detenerse en los 16.200 dólares anuales y encareciéndose el costo de vida el gobierno ya no puede enorgullecerse de que cada uruguayo perciba unos 1.350 dólares mensuales. Teniendo en cuenta que la canasta básica está situada en poco más de 2.100 dólares.
En ese aspecto, la fluctuación de la moneda norteamericana lo que hace es encarecer el costo de vida y estancar los salarios, por lo cual la pérdida del poder compra es real y en ese aspecto, los uruguayos, ante estos acontecimientos debemos saber que de la desaceleración anunciada desde hace un año pasamos a las puertas de una recesión regional que nos afecta directamente y que nos impone una conducta fiscal con la economía doméstica para no incrementar las deudas.
Todo esto, a sabiendas que el endeudamiento interno del país oscila a niveles oficiales, en los U$S 5.000.000. 000 (cinco mil millones de dólares), y que esto viene incrementándose debido a los precios al consumo, que lejos de menguar mantienen un nivel de transacciones si bien no a niveles de otros años, sí se mantienen importantes, según los informes a los que accedimos para nuestra sección semanal Detrás de los Números.
Mientras los docentes y trabajadores pelean por un salario básico de media canasta familiar, esto es del orden de los 31 mil pesos, las patronales exigen cautela y bajar la pelota al piso para que la economía no se detraiga. Habrá que ver qué pasa en los próximos días con los vecinos del norte.

Los Números:

28,86 cerró el dólar ayer
16.200 dólares renta anual per cápita
1.350 dólares mensuales por persona
2.100 dólares la canasta básica
5 mil millones de dólares endeudamiento







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...