En la raza Limousin los Grandes Campeones fueron expuestos por Julio Severi y José Baptista

El jurado Dr. Francisco Acerenza calificó los animales de la raza Limousin, donde el Gran Campeón fue el Brete 483 expuesto por José Baptista, y el reservado de Gran Campeón fue el Brete 482 de Julio Severi, mientras que la Gran Campeona fue .el Brete 486 de Julio Severi y la Reservada Gran Campeona el Brete 484 de José Baptista.20190912_104637
En diálogo con EL PUEBLO Acerenza manifestó que la pista de Limousin este año en el Prado fue no muy numerosa, pero con animales muy buenos, muy destacados; «son animales que impactaban mucho con su presencia».
Definió a la Gran Campeona como una vaquillona espectacular que “la compraría en algún lugar si pudiera para tenerla en mi cabaña”,. Comentó que es una vaquillona que no llega a los dos años, está con 7 meses de preñez, con buen peso , con unas áreas de ojos de bife muy buenas, una cobertura de grasa poca, que es lo que buscamos en nuestra raza; racialmente y fenotípicamente perfecta y además, es muy correcta en sus aplomos y a su vez con una línea de lomo que al menos yo lo busco para mis animales; muy recta, muy a20190912_110801decuada para su tamaño, su categoría su edad y además considerando que tiene peso extra que es la preñez que lleva que no ha modificado para nada esa línea dorsal que se mantiene perfecta como debe ser».
En cuanto al Gran Campeón, indicó que era un animal de dos años; con un peso espectacular; 900 kilos, un área de ojo de bife muy buena, con unos aplomos muy buenos y con una cabeza muy pequeña, un pecho pequeño para lo que es su trasero, «que es lo que buscamos y es un animal que se movió como si fuera un ternero y eso para mi es muy importante porque nuestra raza se caracteriza por tener un hueso muy fino, muy pequeño y poca grasa, por lo tanto todos los kilos se vieron en pista, es carne, carne que rinde en cualquier frigorífico y en cualquier cruzamiento y es una cuota cárnica muy buena para aportar en cualquier rodeo y además un jamón muy importante, que es lo que se busca.
El Limousin tiene que aportar carne en los lugares de valor; en el trasero y en los cuartos».