Mónica Silva hizo reclamos y propuestas para mejorar la producción y la calidad de vida de quienes viven en el campo

Presidenta de la Asociación Agropecuaria de Salto

Con la presencia de autoridades, entre ellas el presidente de la Asociación Rural del Uruguay, Ing. Agr. Gabriel Capurro, el Sub secretario del Ministerio de Ganadería Agricultura y Pesca, Dr. Alberto Castelar y el Intendente de Salto, Dr. Andrés Lima, quedó inaugurada la 111° edición de la Expo Salto.

En su alocución, la Presidenta de la Asociación Agropecuaria de Salto (AAS), Mónica Silva quien realizó su primer discurso en la inauguración de la muestra, agradeció la presencia de autoridades, integrantes de diferentes instituciones, gremiales, medios de prensa y al público presente. Silva recordó que ingresó a la directiva de la AAS en el año 2015, donde trabajó con respeto, siempre pensando en los productores, en el departamento y en el país y que en el año 2017 ingresó como consejera a la Federación Rural, lugar que hasta hoy sigue ocupando y donde aprendió a ver el país en su conjunto.
Indicó que la AAS con 118 años fue construida paso a paso por hombres con fuertes valores morales y humanos, «ellos nos marcan el camino, son pilares sólidos que dan la fortaleza que hoy la sostienen».
NO SOMOS LLORONES
«Los productores jamás dejaremos de reclamar al gobierno nacional y departamental; siempre debemos aspirar a la mejora de nuestro trabajo, a nuestras condiciones de vida, y la de aquellos que nos acompañan ayudándonos a conseguir las metas y comenzar con metas nuevas», expresó y agregó «no somos llorones, somos trabajadores con frío, heladas, calor o lluvia, sin aire acondicionado», reclamó además la falta de señal para una llamada telefónica, así como la de Internet, «estamos acostumbrados a luchar con el clima, los mercados, el dólar, la inflación, la competitividad, la burocracia, la sanidad y las agresiones verbales de algunos integrantes del gobierno», las cuales consideró son muy injustas.
MAYORES CERTEZAS
«Solicitamos desde el gobierno de hoy- todavía quedan 6 meses y muchas cosas y tiempo para hacerlas- y al gobierno que asume en marzo, mayores certezas; el productor sin certezas no puede arriesgarse, el sector criador está pasando un momento especial, la demanda crece, debemos producir más, pero arriesgar a la inversión en tecnología para lograr más terneros tiene costos, decisión difícil en estos pag3tiempos, por lo cual las decisiones deben ser claras, firmes, pues se necesitan inversiones que llevan tiempo dar su fruto».
Agregó que los costos condicionan al productor y a la industria del país y la falta de competitividad «nos saca del mercado, no nos permite competir en ellos». Señaló que hoy existe la demanda de aumento de producción, se han abierto nuevos mercados, ya que nuestros productos generan confianza en calidad e inocuidad, «pero la realidad nos pega fuerte». En este sentido mencionó «los costos de un país que en general no reconoce nuestro sector», y señaló que «creemos que a veces las agresiones que recibimos son por desconocimiento de nuestra vida y de nuestras costumbres».
Sostuvo que los productores no reclaman dádivas, «sino lo que nos corresponde, lo que el Estado debe brindarle a sus ciudadanos y que lo marca la Constitución en su artículo séptimo». «Queremos trabajar, producir, generar los recursos que el país necesita para ser utilizados en la población del campo y la ciudad que reclama diariamente; educación, seguridad, salud, infraestructura, competitividad, políticas sociales que realmente saquen de los niveles que vemos hoy a muchos uruguayos y que nos avergüenzan y nos duele».
Por otra parte indicó que no se puede seguir aumentando el déficit fiscal que no ha parado de crecer en los últimos años, reclamó además tratados de libre comercio para no dejar en otros países los que les pertenece al los uruguayos. «Es necesario bajar los costos de combustible y de la energía, para aumentar la producción en todos los sectores del agro y generar así más mano de obra».
Asimismo manifestó que el MGAP necesita recibir más recursos económicos, por lo cual exhortó que «cuando se hace el presupuesto pensar la responsabilidad este ministerio».
AFTOSA, INCLUSIÓN FINANCIERA, TRAZABILIDAD, ENTRE OTRAS
Por otra parte indicó que los productores no quieren dejar de vacunar contra la fiebre aftosa, si bien hay países en América del Sur que comenzaron un plan de abandonar esta vacunación, «lo cual nos preocupa y no deseamos el mínimo riesgo».
«No queremos inclusión financiera obligatoria, ya que Salto no está preparado para esa logística, no existen los cajeros necesarios, hay unos pocos en la ciudad, uno en Termas del Daymán y ninguno en el resto de todo el territorio».
Reclamó la presencia de la Policía en los destacamentos y los caminos rurales, con urgencia como también de móviles para cumplir con su trabajo que es la protección de la zona rural.
Defendió la trazabiliad que fue creada en el 2004, «y nos distingue en el mundo, nos reconocen por ella, dan valor a nuestra carne y simplifican la tarea del productor».
Destacó que la gremial apoya con ilusión el proyecto de combate a la bichera, y sumándose al discurso del presidente de la ARU en el Prado, reclamó el aumento de las asignaciones familiares a los trabajadores rurales, y agregó un pedido de transporte para que los niños concurran a la escuela sin obligar a más familias rurales a separarse y evitar el cierre de más escuelas rurales.
ABIGEATO Y PERROS
Silva convocó a denunciar el abigeato y otros delitos porque sino no existen en las estadísticas, a propósito de lo cual recordó que aún hoy están a la espera de novedades sobre la muerte de un productor rural de Salto hace 3 años.
Mencionó además las jaurías de perros abandonados y el peligro que implican tanto para las personas como para a los animales para lo cual se deben tomar decisiones a nivel nacional y departamental, y dijo que es necesario combatir este flagelo que junto al abigeato inciden en la viabilidad del rubro ovino.
«No es cierto que la lana perdió la carrera, sino que la gana cada día más, es biodegradable, no contamina ni llena de basura los océanos», indicó y recordó que Salto continúa siendo el departamento con más ovinos del país y con genética de punta.
CAMINERÍA
Solicitó además el arreglo de la caminería en general, «el camino hace a la diferencia en la vida de los circulan diariamente en ellos» por trabajo, salud, trámites, son causa de accidentes, sube el costo de los fletes, limita el acceso a la salida de la producción y generan machucamientos en los ganados que llevan a perder ingresos económicos del país y complica la vida de quienes están en campaña.
Por último propuso a los salteños, a los de Artigas, Paysandú, Río Negro y Flores, a unirse para poner en la agenda de este gobierno y del próximo, la construcción de la doble vía en la ruta 3, lo cual generaría la posibilidad de salir de índices malos en el desarrollo, traería inversiones, nos acerca al puerto, salvaría vidas, evitaría accidentes, y permitiría que el traslado de los productos sea menos costoso, además de más turismo y más desarrollo.