Sistemas de pastoreo: Es necesario cambiar la retórica de la confrontación, por la de complementación

Ing. Agr. Marcelo Pereira- Plan Agropecuario

El Plan Agropecuario dio su opinión institucional acerca de los Sistemas de Pastoreo; pastoreo rotativo o pastoreo continuo; cuál es el mejor, en el marco de una charla realizada ayer en el Salón Multiespacio de la Asociación Agropecuaria de Salto a cargo del Ing. Agr. Marcelo Pereira.

En la oportunidad el profesional presentó una serie de conclusiones basadas en artículos académicos que enfocan sobre el debate sobre pastoreo rotativo y continuo, así como reflexiones personales y de la institución al respecto que surgen de la observación de la realidad de charlas con productores, con encargados rurales y con investigadores.23
Entre los principales aspectos, explicó que los productores combinan las diferentes variables ecológicas, económicas y sociales para cumplir sus finalidades y el sistema de pastoreo es una de las partes.
NO HAY UN SISTEMA QUE PUEDA SOLUCIONAR TODO
Asimismo explicó que la concepción del éxito para uno, no es el mismo que para otros, y en tal sentido, «todos los sistemas tienen ventajas y desventajas; lo importante es la capacidad de adaptación para permanecer y cumplir objetivos» y además destacó que la elección de un sistema depende de una cantidad de cosas, entre ellas el recurso; «no es lo mismo un campo superficial que un profundo, en el superficial se adapta el continuo, en el superficial anda muy bien el rotativo, depende de cómo es la forma del potrero, en qué zona agroecológica esté y en qué momento de su vida se encuentre el productor, no es lo mismo un productor de 60 que de 20 años o con 5 hijos a cargo, lo importante es reconocer que no hay un sistema que pueda solucionar todo».
CAMBIAR LA CONFRONTACIÓN POR LA COMPLEMENTACIÓN
«Es necesario cambiar la retórica de la confrontación, por la de complementación; no sirve de nada enfrentar los sistemas de pastoreo, no logramos nada; esa retórica de uno versus el otro no conduce anada, son cosas más bien complementarias», explicó y agregó que es en vano la búsqueda de arquetipos en sistemas de pastoreo; «un arquetipo es un prototipo ideal y así como toda la vida el Uruguay buscó el prototipo de la leguminosa ideal (que ande en la seca, que ande bien en invierno, que semille, que sea buena para el vacuno y el lanar) y nunca la encontró porque no existe, lo mismo pasa con los siste2mas de pastoreo; que, dependen de la persona, del lugar, entre otras cosas; es común ver en la realidad la convivencia y complementariedad de diferentes sistemas de pastoreo».
Por otra parte destacó que existen innumerables sistemas de pastoreo, muchos aún no conocidos y menos aún entendidos, e indicó que lo que sí es malo, es sistemas de pastoreo con sobrecarga ya sea continuo o rotativo, «eso sí se debería desterrar».
PRINCIPIOS DE MANEJO
Pereira indicó a EL PUEBLO que hay determinados principios de manejo que tiene que cumplir cualquier sistema de pastoreo, y esos principios de manejo es tener mucho forraje, hacer que los animales coman un amplio rango de planta, que haya después del pastoreo una buena cantidad de forraje para que las plantas se puedan recuperar y haya una buena distribución de la carga en el espacio y en el tiempo, y «eso se puede lograr tanto en pastoreo continuo como en rotativo; en pastoreo continuo – que es la mayoría del país- eso se puede lograr con infraestructura, entonces el agua distribuye mucho el pastoreo, la sombra también al igual que la sal, y la correcta distribución de esa infraestructura hace que el pastoreo se distribuya mucho mejor».
Pereira hizo mención a que la gente por una problemática ambiental se va a tener que ir preparando «y no es un tema del gobierno, sino de ambiente, que en muy poco tiempo los ganados no van a poder tomar agua en las cañadas». A propósito de esto recordó lo que sucedió el año pasado con las algas cianoficeas que quedaron todas las playas verdes y se asustó todo el Uruguay, «pero el Río Negro hace años que está verde y si una oveja toma agua en enero se muere en el Río Negro, lo cual hace que tengamos que planificar bien la infraestructura, porque ésta degrada». A modo de ejemplo indicó que una portera degrada; no hay ninguna portera que no tenga gramilla, un monte de Eucalipto se llena de gramilla a la vuelta, el agua degrada, también los comederos y los saleros, por lo cual «la correcta planificación y dimensionamiento en la infraestructura es clave para lograr que nuestras pasturas naturales puedan ser aprovechadas correctamente y no se degraden».
INCORPORAR PRINCIPIOS TECNOLÓGICOS AL MANEJO DE LAS PASTURAS CHIRCA Y CARAGUATÁ ¿SON MALEZAS O NO?
Pereira resaltó que es necesario empezar a incorporar principios ecológicos al m22anejo de las pasturas y en este sentido mencionó que los ingenieros agrónomos han sido formados para no ver la chirca, «pero abajo de la chirca se sabe hoy que se forma igual que abajo del espinillo una vegetación invernal, que tiene un radio de hasta un metro a partir de la chirca, por lo que hoy se está relativizando si la chirca es o no una maleza. Agregó que en situaciones de majada de cría o rodeo de cría, operativamente puede ser muy complicado tener un chircal, pero en recría e invernada, si tenemos un chircal que deje pasar determinada cantidad de sol, puede favorecer y no entorpecer». De esta manera si cortáramos todo el chircal, una vegetación que puede ser bastante invernal, la transformamos en una vegetación estival y en consecuencia la crisis invernal va a ser mucho más dura, explicó.
Otro ejemplo es el caraguatá, «nosotros no podemos ver el caraguatá, queremos eliminarlo, pero si encontráramos una solución para eliminarlo sería nefasto, ya que existe en ecología algo que se llama resistencia por asociación, y de esta manera las mejores especies se refugian abajo del caraguatá, si nosotros pudiéramos eliminar todo el caraguatá, estamos cometiendo un error grosero».
Explicó que tenemos que incorporar conceptos que muchas veces nos rechinan; «tiene que haber algo de caraguatá ya que gracias a él, las especies buenas se han podido conservar en el Uruguay».