¡Vuelven!

¡Vuelven!

Tras setenta días bajo tierra

– Esta madrugada fue rescatado el primer minero chileno

– El mundo entero festeja el éxito del operativo en marcha.

– En ocho horas podrían rescatar a los 33 mineros atrapados a 700 metros bajo tierra.

Cuando pocos minutos después de la una de la madrugada de hoy, Florencio Avalos, uno de los 33 mineros chilenos sepultados en la mina San José en Copialpó, Chile, emergió de la cápsula Fénix que lo trajo a la superficie, todo el  protocolo preparado para este momento se hizo añico, su hijo Byron de siete años se lanzó a sus brazos y luego fue su esposa. Recién después de los saludos con el presidente chileno y otros familiares cercanos, fue trasladado al Hospital donde se le efectuarían los controles sanitarios correspondientes y se prevé que deberá permanecer unos dos días.

La cápsula llevó 17 minutos en descender con uno de los rescatistas a bordo, el que fue recibido abajo como un verdadero salvador. Su misión fue acondicionar a Avalos dentro de la cápsula para iniciar el ascenso, el que llevó incluso menos tiempo que el descenso, en el marco de la operación preparada en todos sus detalles.

Inmediatamente después se procedió a reiterar la operación con el descenso de un segundo rescatista, que haría lo propio con el segundo de los mineros a rescatar y así sucesivamente en una operación que se espera insuma entre 8 y 10 horas.

Los cuatro primeros

foto1-bGrupo número uno en ser rescatados de la Mina San José (izquierda a derecha)

Florencio Ávalos Silva, Mario Sepúlveda Espinace, Juan Illanes Palma, Carlos Madani (boliviano).