¿Europa podrá romper el “maleficio americano”?

Humedad, largos viajes, drásticos cambios climáticos y ambiente hostil en las tribunas: las selecciones europeas afrontan en Brasil 2014 una nueva edición de su “misión imposible”, ese estrellarse una y otra vez contra la pared a la hora de intentar ganar un Mundial en América.

Siete veces llegó la Copa del Mundo a América y en las siete ocasiones el título se quedó en el continente.Uruguay 1930, Brasil 1950, Chile 1962, México 1970 y 1986, Argentina 1978 y Estados Unidos 1994 se cerraron con títulos sudamericanos y dejaron siempre vigente la pregunta: ¿Por qué los europeos son incapaces de ganar en América?
“Siempre es difícil venir a Brasil y adaptarse al clima, por eso me parece muy difícil poder ganarle un Mundial aquí a Brasil o a Argentina”, admitió el exfutbolista italiano Giuseppe Bergomi mientras seguía la Copa Confederaciones 2013 que terminó con una goleada de Brasil sobre España (3-0) en la final.
El factor climático parece ser el principal motivo de preocupación de los europeos a la hora de afrontar una Copa del Mundo en América. El actual Mundial es la primera edición en la que se disputan encuentros tanto en clima invernal como veraniego. Habrá sedes como Curitiba o Porto Alegre, en la que el termómetro bajará de cero en determinados momentos, y otras como Natal, Recife, Manaos, Cuiabá o Fortaleza, con temperaturas superiores a los 30 grados durante todo el año y un ambiente más pesado aún debido a la alta humedad.
“Los equipos europeos y todos los jugadores de Europa tienen un problema que es el desgaste físico. Miren a España en la Copa Confederaciones, yo he visto el partido de España contra Brasil, fue el primer partido del mundo solamente con un equipo en la cancha”, valoró Carlos Queiroz, seleccionador de Irán.
“Cuando llevás casi 80 partidos en Europa y tienes que jugar una competición en estas condiciones, con viajes, humedad, frío o calor, llega un momento en el que en la cabeza de jugadores sólo hay una cosa: volver a casa”, añadió Queiroz.
LOS EUROPEOS
A VENCER
Si bien Brasil afrontará el Mundial como el candidato indiscutido a llevarse el título, equipos como España o Alemania se presentan como los dos grandes rivales a vencer del continente europeo.
España ya rompió con una barrera tradicional en el 2010 y fue el primer equipo europeo en ganar un Mundial en el invierno del hemisferio sur durante su gesta en Sudáfrica.
El conjunto dirigido por Vicente del Bosque llega a Brasil con la base del equipo campeón de 2010, pero con la advertencia de lo sucedido hace un año en la Copa Confederaciones, cuando una España sin resto físico fue vapuleada por los anfitriones, que empezaron ganando el partido desde la potente entonación del himno nacional en el Maracaná.
“No lo descarto a España, pero veo más candidatos a Holanda y a Alemania”, dijo el argentino César Luis Menotti, técnico campeón del mundo en 1978, antes del arranque del certamen. “A España no lo veo con la misma fuerza que lo vi en Mundiales anteriores. Veo a estos dos equipos (Alemania y Holanda) con más fuerza de llegar porque son altamente competitivos donde les toque jugar».
ESTUVIERON CERCA
Holanda llevó la final de 1978 en Argentina al alargue, donde perdió 3-1 contra la selección local; Italia llegó hasta los penales contra Brasil en Estados Unidos 1994. Ahora, en Brasil, se presenta otra oportunidad para que el Viejo Continente intente un nuevo “descubrimiento de América”.

Siete veces llegó la Copa del Mundo a América y en las siete ocasiones el título se quedó en el continente.Uruguay 1930, Brasil 1950,Mundial 94 (pag8) Chile 1962, México 1970 y 1986, Argentina 1978 y Estados Unidos 1994 se cerraron con títulos sudamericanos y dejaron siempre vigente la pregunta: ¿Por qué los europeos son incapaces de ganar en América?

“Siempre es difícil venir a Brasil y adaptarse al clima, por eso me parece muy difícil poder ganarle un Mundial aquí a Brasil o a Argentina”, admitió el exfutbolista italiano Giuseppe Bergomi mientras seguía la Copa Confederaciones 2013 que terminó con una goleada de Brasil sobre España (3-0) en la final.

El factor climático parece ser el principal motivo de preocupación de los europeos a la hora de afrontar una Copa del Mundo en América. El actual Mundial es la primera edición en la que se disputan encuentros tanto en clima invernal como veraniego. Habrá sedes como Curitiba o Porto Alegre, en la que el termómetro bajará de cero en determinados momentos, y otras como Natal, Recife, Manaos, Cuiabá o Fortaleza, con temperaturas superiores a los 30 grados durante todo el año y un ambiente más pesado aún debido a la alta humedad.

“Los equipos europeos y todos los jugadores de Europa tienen un problema que es el desgaste físico. Miren a España en la Copa Confederaciones, yo he visto el partido de España contra Brasil, fue el primer partido del mundo solamente con un equipo en la cancha”, valoró Carlos Queiroz, seleccionador de Irán.

“Cuando llevás casi 80 partidos en Europa y tienes que jugar una competición en estas condiciones, con viajes, humedad, frío o calor, llega un momento en el que en la cabeza de jugadores sólo hay una cosa: volver a casa”, añadió Queiroz.

LOS EUROPEOS A VENCER

Si bien Brasil afrontará el Mundial como el candidato indiscutido a llevarse el título, equipos como España o Alemania se presentan como los dos grandes rivales a vencer del continente europeo.

España ya rompió con una barrera tradicional en el 2010 y fue el primer equipo europeo en ganar un Mundial en el invierno del hemisferio sur durante su gesta en Sudáfrica.

El conjunto dirigido por Vicente del Bosque llega a Brasil con la base del equipo campeón de 2010, pero con la advertencia de lo sucedido hace un año en la Copa Confederaciones, cuando una España sin resto físico fue vapuleada por los anfitriones, que empezaron ganando el partido desde la potente entonación del himno nacional en el Maracaná.

“No lo descarto a España, pero veo más candidatos a Holanda y a Alemania”, dijo el argentino César Luis Menotti, técnico campeón del mundo en 1978, antes del arranque del certamen. “A España no lo veo con la misma fuerza que lo vi en Mundiales anteriores. Veo a estos dos equipos (Alemania y Holanda) con más fuerza de llegar porque son altamente competitivos donde les toque jugar».

ESTUVIERON CERCA

Holanda llevó la final de 1978 en Argentina al alargue, donde perdió 3-1 contra la selección local; Italia llegó hasta los penales contra Brasil en Estados Unidos 1994. Ahora, en Brasil, se presenta otra oportunidad para que el Viejo Continente intente un nuevo “descubrimiento de América”.

Lo mismo pasa del otro lado del océano Atlántico

A las selecciones americanas también les resulta casi imposible coronarse en suelo europeo.

De los diez Mundiales disputados del otro lado del océano Atlántico, solo una edición tuvo como campeón a un equipo americano: Brasil en el Mundial de Suecia 1958.

“Yo creo que resulta bastante complicado para una selección ganar en otro continente que no es el suyo. Esto también pasa con los equipos sudamericanos que juegan en Europa. Encontramos muchas dificultades de ganar allí y no sé por qué”, confesó el brasileño Ronaldo, máximo goleador de la historia de los Mundiales.