¿Se despide el campeón?

España enfrenta esta tarde a Chile con la obligación de ganar para no transformarse en el cuarto campeón del mundo en ser eliminado en la ronda inicial del siguiente torneo. Esto ya le ocurrió a Italia (1950 y 2010), Brasil (1966) y Francia (2002).

No es la primera vez que un campeón del mundo corre serio peligro de ser eliminado en la primera ronda del siguiente Mundial. Ya hay precedentes y, además, muy cercanos en el tiempo.
Lo que ya es una realidad es que España es el quinto equipo que comienza la defensa del título con derrota. Ya le ocurrió a Italia (1950), Argentina (1982 y 1990) y Francia (2002). La situación que vive ahora la selección española se convierte en crítica más que por la derrota en sí, por la diferencia de goles (-4), porque para depender de sí misma deberá golear hoy a Chile y después a Australia.
El último antecedente de un campeón que se quedó fuera a las primeras de cambio es bien reciente: Italia. La “Azzurra” llegó a Sudáfrica 2010 con el título y cayó en la primera fase sin ganar ningún partido en un grupo que parecía accesible. Italia comenzó con dos empates ante Paraguay y Nueva Zelanda y concluyó con una derrota ante Eslovaquia (2-3), que lo dejó último y eliminado, contra todo pronóstico.
Tampoco hay que retroceder mucho en el tiempo para encontrar otro caso parecido y aún peor. En Corea/Japón 2002, Francia defendía el galardón obtenido en París cuatro años antes, y también quedó último en su grupo. Solo sumó un punto, producto de un empate sin goles ante Uruguay, y perdió contra Senegal (en el partido inaugural) y Dinamarca.
Para recordar los otros dos precedentes hay que viajar más atrás en la historia de la Copa del Mundo. En Inglaterra 1966, Brasil tampoco pasó de la ronda de grupos. Venía de ganar dos Mundiales consecutivos (Suecia 1958 y Chile 1962), pero Hungría y Portugal le cerraron el camino de forma inesperada.
Ante los húngaros, el seleccionador brasileño, Feola, reservó a Pelé, que estaba muy tocado por la dureza de los búlgaros en el primer partido y lo pagó muy caro. En el decisivo encuentro contra los portugueses capitaneados por Eusebio (que marcó dos goles), sí jugó Pelé pero muy mermado. La noticia de la eliminación de Brasil fue una conmoción, después de ocho años de dominio.
La primera vez que un campeón quedó eliminado nada más comenzar el Mundial posterior fue Italia, que en 1950 quedó segunda en un grupo de tres equipos y dijo adiós. En este particular caso hay que tener en cuenta que desde 1938 (año en que los italianos habían ganado su segundo título consecutivo), hasta 1950 habían pasado 12 años y la selección italiana era absolutamente distinta a la que se había consagrado en el evento anterior.

No es la primera vez que un campeón del mundo corre serio peligro de ser eliminado en la primera ronda del siguiente Mundial. Ya hay precedentes y, además, muy cercanos en el tiempo.

Lo que ya es una realidad es que España es el quinto equipo que comienza la defensa del título con derrota. Ya le ocurrió a Italia (1950), Argentina (1982 y 1990) y Francia (2002). La situación que vive ahora la selección española se convierte en crítica más que por la derrota en sí, por la diferencia de goles (-4), porque para depender de sí misma deberá golear hoy a Chile y después a Australia.

El último antecedente de un campeón que se quedó fuera a las primeras de cambio es bien reciente: Italia. La “Azzurra” llegó a Sudáfrica 2010 con el título y cayó en la primera fase sin ganar ningún partido en un grupo que parecía accesible. Italia comenzó con dos empates ante Paraguay y Nueva Zelanda y concluyó con una derrota ante Eslovaquia (2-3), que lo dejó último y eliminado, contra todo pronóstico.

Tampoco hay que retroceder mucho en el tiempo para encontrar otro caso parecido y aún peor. En Corea/Japón 2002, Francia defendía el galardón obtenido en París cuatro años antes, y también quedó último en su grupo. Solo sumó un punto, producto de un empate sin goles ante Uruguay, y perdió contra Senegal (en el partido inaugural) y Dinamarca.

Para recordar los otros dos precedentes hay que viajar más atrás en la historia de la Copa del Mundo. En Inglaterra 1966, Brasil tampoco pasó de la ronda de grupos. Venía de ganar dos Mundiales consecutivos (Suecia 1958 y Chile 1962), pero Hungría y Portugal le cerraron el camino de forma inesperada.

Ante los húngaros, el seleccionador brasileño, Feola, reservó a Pelé, que estaba muy tocado por la dureza de los búlgaros en el primer partido y lo pagó muy caro. En el decisivo encuentro contra los portugueses capitaneados por Eusebio (que marcó dos goles), sí jugó Pelé pero muy mermado. La noticia de la eliminación de Brasil fue una conmoción, después de ocho años de dominio.

La primera vez que un campeón quedó eliminado nada más comenzar el Mundial posterior fue Italia, que en 1950 quedó segunda en un grupo de tres equipos y dijo adiós. En este particular caso hay que tener en cuenta que desde 1938 (año en que los italianos habían ganado su segundo título consecutivo), hasta 1950 habían pasado 12 años y la selección italiana era absolutamente distinta a la que se había consagrado en el evento anterior.

Rusia no pudo con Corea del Sur

Una pifia monumental del arquero ruso Akinfeev le dio la ventaja a Corea del Sur, quien rescató un punto en su debut mundialista, ante Rusia.

Akinfeev, que había amagado con el error en varios disparos lejanos de los coreanos, protagonizó el error del torneo -hasta el momento-, cuando se le doblaron las manos tras un tiro desde fuera del área de Keunho Lee.

Tras la ventaja, Corea se repletó y permitió que Rusia creciera en el partido, hasta llegar al empate, que concretó  Kerzhak, que llevaba apenas tres minutos en el terreno.

El punto tiene gusto a poco para los europeos, pese a haber arrancado en desventaja.







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...