“No existe atraso legal en el pago de los sueldos, por lo que detrás de todo esto hay ruido político”

“No existe atraso legal en el pago de los sueldos,  por lo que detrás de todo esto hay ruido político”
“Que los funcionarios municipales hagan un paro es una medida que no tiene razón de ser, porque no existe un atraso legal en el pago de los salarios. La Intendencia paga antes por una cuestión de costumbre, pero no es una obligación legal”, enfatizó la secretaria general de la Intendencia,  Cecilia Eguiluz, a EL PUEBLO anoche al ser consultada en referencia a la situación planteada con los funcionarios municipales, que en varios sectores decidieron realizar paro, sin cumplir servicios.
La situación se inició en el sector de Salud Municipal -según manifestó Eguiluz – a pesar de que el sector ya tenía depositado los sueldos y luego fue avalado por ADEOMS que además programó un paro para hoy por la misma situación.
MÁS DEL 90 % COBRÓY EL RESTO LO HARÁ HOY
La jerarca de la comuna aseguró que la gran mayoría de los trabajadores municipales ya cobraron su salario de agosto. “Ya le pagamos a más del 90% de los funcionarios. Y el 10% restante cobrará mañana (por hoy). La realidad es que están haciendo un paro por un atraso que no es tal, porque nosotros estamos dentro de los plazos legales estipulados para abonar los sueldos”.
Eguiluz explicó que “la idea era hacer el depósito bancario el viernes (29 de agosto), pero hubo un problema con una transferencia bancaria del gobierno nacional, por un tema de un fideicomiso. Contábamos con esa plata para pagar los sueldos, pero la depositaron en otra cuenta. Y no es una operación sencilla transferir de una cuenta a otra, porque no es decir ´devolveme la plata` y listo”.
Cuando la Intendencia descubrió el problema, “llamamos a la presidenta del gremio y ella entendió la situación. La idea era que avisara a los funcionarios, porque siempre llaman a la Intendencia dos o tres días antes, para ver cuándo cobran.
Es un tema recurrente. En esta oportunidad les dijimos que íbamos a pagar a partir del lunes 1º, porque no nos habían hecho el reintegro de dinero que esperábamos. Les explicamos la situación (a los trabajadores) y pensamos que habían entendido. Pero resulta que la gente de Salud inició un paro cuando ya tenían la plata depositada. Llamaron al gremio y éste se asoció a la medida, y ahí salieron a recorrer todos los sectores a decir que había compañeros que no habían cobrado, cuando en realidad la mayoría ya lo había hecho. Decidieron convocar a un paro para mañana (por hoy), pero me imagino que no todos los funcionarios se adherirán”.
“QUEDAMOS
DE REHENES”
La propia secretaria de la Intendencia se reunió con un núcleo de trabajadores para plantearles la alternativa que proponía la comuna: empezar a pagar parte de los sueldos el lunes, el primer día hábil del mes, y pagar el resto en las siguientes dos jornadas. “Cuando comunicamos cómo íbamos a pagarles, entre ellos discutían qué era lo mejor y no se ponían de acuerdo. Algunos querían cobrar así, por tandas, y otros querían esperar para cobrar todos juntos.
Nosotros pensamos que si teníamos la mayoría de la plata en el banco, debíamos pagarle a todos los que pudiéramos. ¿Para qué íbamos a hacerlos esperar?”, subrayó Eguiluz. Y agregó: “La gente que hoy (por ayer) hizo el paro, había cobrado. La gente que va a hacer el paro mañana (hoy), ya habrá cobrado también. Nosotros quedamos un poco de rehenes. Hay ruido político detrás de todo esto, porque no hay atraso legal. Teníamos previsto pagar antes, como siempre, pero no pudimos”.
La Intendencia tiene alrededor de 1.800 funcionarios y “el presupuesto es alto, porque el que gana menos gana alrededor de 15 o 20.000 pesos. Los sueldos son altos”, advirtió Eguiluz.
“La mayoría de los trabajadores de Salto no ha cobrado y a nadie se le ocurre hacer un paro. Tuvimos la demora normal que significa transferir de una cuenta a otra. Pero estamos en épocas  electorales y todo se magnifica”, concluyó.
ADEOMS  “INUBICABLE”
EL PUEBLO, procuró recabar también la interpretación de los hechos por parte de la Asociación de Funcionarios Municipales de Salto
(ADEOMS), motivo por el cual  procuramos contactarnos con su secretario general, Antonio Rodríguez, en reiteradas llamadas, pero siempre nos respondió el  correo de voz.
De todas formas, “El País” digital informa que el sindicato de los trabajadores municipales resolvió en directiva librar un comunicado “urgente” (que hasta el cierre de la presente no había sido recibido en EL PUEBLO) en el cual señala que la dirección de ADEOMS se hace “parte y responsable” de la medida tomada por los trabajadores de las distintas áreas que decidieron paralizar las tareas y definió extender la medida y convocar a un paro general hasta el día miércoles con concentración a la hora 10 en Plaza Treinta y Tres y una asamblea extraordinaria a la hora 12 en el club Círculo Sportivo.

“Que los funcionarios municipales hagan un paro es una medida que no tiene razón de ser, porque no existe un atraso legal en el pago de los salarios. La Intendencia paga antes por una cuestión de costumbre, pero no es una obligación legal”, enfatizó la secretaria general de la Intendencia,  Cecilia Eguiluz, a EL PUEBLO anoche al ser consultada en referencia a la situación planteada con los funcionarios municipales, que en varios sectores decidieron realizar paro, sin cumplir servicios.

La situación se inició en el sector de Salud Municipal -según manifestó Eguiluz – a pesar de que el sector ya tenía depositado los sueldos y luego fue avalado por ADEOMS que además programó un paro para hoy por la misma situación.

MÁS DEL 90 % COBRÓY EL RESTO LO HARÁ HOY

La jerarca de la comuna aseguró que la gran mayoría de los trabajadores municipales ya cobraron su salario de agosto. “Ya le pagamos a más del 90% de los funcionarios. Y el 10% restante cobrará mañana (por hoy). La realidad es que están haciendo un paro por un atraso que no es tal, porque nosotros estamos dentro de los plazos legales estipulados para abonar los sueldos”.

Eguiluz explicó que “la idea era hacer el depósito bancario el viernes (29 de agosto), pero hubo un problema con una transferencia bancaria del gobierno nacional, por un tema de un fideicomiso. Contábamos con esa plata para pagar los sueldos, pero la depositaron en otra cuenta. Y no es una operación sencilla transferir de una cuenta a otra, porque no es decir ´devolveme la plata` y listo”.

Cuando la Intendencia descubrió el problema, “llamamos a la presidenta del gremio y ella entendió la situación. La idea era que avisara a los funcionarios, porque siempre llaman a la Intendencia dos o tres días antes, para ver cuándo cobran.

Es un tema recurrente. En esta oportunidad les dijimos que íbamos a pagar a partir del lunes 1º, porque no nos habían hecho el reintegro de dinero que esperábamos. Les explicamos la situación (a los trabajadores) y pensamos que habían entendido. Pero resulta que la gente de Salud inició un paro cuando ya tenían la plata depositada. Llamaron al gremio y éste se asoció a la medida, y ahí salieron a recorrer todos los sectores a decir que había compañeros que no habían cobrado, cuando en realidad la mayoría ya lo había hecho. Decidieron convocar a un paro para mañana (por hoy), pero me imagino que no todos los funcionarios se adherirán”.

“QUEDAMOS DE REHENES”

La propia secretaria de la Intendencia se reunió con un núcleo de trabajadores para plantearles la alternativa que proponía la comuna: empezar a pagar parte de los sueldos el lunes, el primer día hábil del mes, y pagar el resto en las siguientes dos jornadas. “Cuando comunicamos cómo íbamos a pagarles, entre ellos discutían qué era lo mejor y no se ponían de acuerdo. Algunos querían cobrar así, por tandas, y otros querían esperar para cobrar todos juntos.

Nosotros pensamos que si teníamos la mayoría de la plata en el banco, debíamos pagarle a todos los que pudiéramos. ¿Para qué íbamos a hacerlos esperar?”, subrayó Eguiluz. Y agregó: “La gente que hoy (por ayer) hizo el paro, había cobrado. La gente que va a hacer el paro mañana (hoy), ya habrá cobrado también. Nosotros quedamos un poco de rehenes. Hay ruido político detrás de todo esto, porque no hay atraso legal. Teníamos previsto pagar antes, como siempre, pero no pudimos”.

La Intendencia tiene alrededor de 1.800 funcionarios y “el presupuesto es alto, porque el que gana menos gana alrededor de 15 o 20.000 pesos. Los sueldos son altos”, advirtió Eguiluz.

“La mayoría de los trabajadores de Salto no ha cobrado y a nadie se le ocurre hacer un paro. Tuvimos la demora normal que significa transferir de una cuenta a otra. Pero estamos en épocas  electorales y todo se magnifica”, concluyó.

ADEOMS  “INUBICABLE”

EL PUEBLO, procuró recabar también la interpretación de los hechos por parte de la Asociación de Funcionarios Municipales de Salto

(ADEOMS), motivo por el cual  procuramos contactarnos con su secretario general, Antonio Rodríguez, en reiteradas llamadas, pero siempre nos respondió el  correo de voz.

De todas formas, “El País” digital informa que el sindicato de los trabajadores municipales resolvió en directiva librar un comunicado “urgente” (que hasta el cierre de la presente no había sido recibido en EL PUEBLO) en el cual señala que la dirección de ADEOMS se hace “parte y responsable” de la medida tomada por los trabajadores de las distintas áreas que decidieron paralizar las tareas y definió extender la medida y convocar a un paro general hasta el día miércoles con concentración a la hora 10 en Plaza Treinta y Tres y una asamblea extraordinaria a la hora 12 en el club Círculo Sportivo.