“Resta mucho para que el uso de células madre sea un mecanismo habitual de solución en la salud de la gente”

En un alto del curso sobre células madres, ingeniería tisular y medicina odontológica regenerativa, el ex decano de la Facultad de Odontología de la Universidad de la República, Dr. Álvaro Maglia Canzani, dialogó con los medios de prensa locales destacando que falta mucho camino para recorrer en el tema de las células madre. Advirtió que hay que combatir la información inexacta y los intereses comerciales que se dan entorno al tema, y que la Universidad tiene la obligación de poner al tanto a la sociedad. Destacó que en la odontología se viene trabajando muy bien, pero que resta mucho para que sea un mecanismo habitual y de solución de problemas a nivel de la salud de la población en general.
RESTA MUCHO
Maglia explicó que “el uso de las células madre en la terapéutica es algo que ha venido progresando desde el punto de vista del desarrollo científico, pero que aún resta mucho para que sea un mecanismo habitual y de solución de problemas a nivel de la salud de la población en general”.
SOLUCIONES
PARA TODO
Desde el punto de vista de la Odontología, el profesor grado 5 de la Universidad de la República, informó que “desde hace algún tiempo se utiliza el conocimiento sobre las células madre para generar determinadas terapias, en procedimientos habituales y con cierta frecuencia”. Aunque aclaró que “una cosa es la acción a nivel de la odontología y otra es pensar que las células madre tienen hoy soluciones para todo. Eso está bien alejado de la realidad. Apenas estamos teniendo siete u ocho usos en la vida profesional habitual que tienen que ver con cuestiones vinculadas a la piel (a través de la ingeniería tisular), el tema de la córnea, algunos procedimientos odontológicos, algo vinculado al tema del cartílago y las articulaciones”.
NO HAY
SOLUCIONES
MÁGICAS
“Lo que queremos transmitir y tratar de que la gente comprenda es que no hay soluciones mágicas en medicina, ni en odontología” continuó diciendo el odontólogo. “Hay algunas fases experimentales de construcción de mecanismos para poder hacer terapéutica con células madre, con diferentes avances. Posiblemente el traspaso desde el ámbito experimental al profesional lleve un tiempo importante, quizá décadas”.
LA INFORMACIÓN
Y EL COMERCIO
Es importante que “esto se sepa porque muchas veces la prensa maneja el tema con información no muy exacta y hay algunos empresarios que manejan el tema con un fin comercial que no se ajusta con el apoyo efectivo a lo que es la reparación o regeneración de la salud”. Por eso “a veces aparecen tratamientos de cosas que todavía no existen” indicó Maglia, y “eso es muy doloroso porque la gente confía ante situaciones límites de salud y luego se encuentra con que lo que le proponían era una solución que no existía en términos estrictos”. El ex decano abogó porque estas cosas se digan “desde la Universidad porque es necesario que la gente actúe con la información exacta”.
DESARROLLOS
El docente explicó que los desarrollos más fuertes sobre el tema se dan en “los países centrales” y en el caso de América “Brasil invierte mucho dinero y tiene un desarrollo de investigación muy importante”. En Uruguay “la Universidad de la República en el Hospital de Clínicas hay un área que está investigando sobre el tema, muy seria pero incipiente. Somos un país con dificultades para lo científico, tenemos poca capacidad crítica formada para esto”. Hay algunos “proyectos ambiciosos que requieren de una fuerte inversión que el país tendrá que hacer porque esto tiene que ver con la salud de la población y con tener un sistema fuerte y que dé respuestas adecuadas”.
OPTIMISTA
Maglia es “optimista porque se pueden ver resultados para ello”. Pero es un “optimismo a largo plazo. Es importante que la Universidad permanentemente informe a la sociedad y que el Ministerio de Salud Pública los haga en forma importante”.  “En la medida de que seamos capaces de utilizar mecanismos apropiados de ingeniería biológica y de generar órganos de otro tipo, como lo hacemos con la piel, entonces podríamos seguramente avanzar en otros ámbitos del tratamiento en los que hoy no se están haciendo en forma profesional”.
En el caso de la odontología “la presencia de células madre en algunos tejidos, en nuestros dientes y encías, nos permiten actuar de manera tal de que esas células den algunas respuestas. No todo se hace en el laboratorio. En algunos casos hay que mejorar las respuestas de las células que ya están dentro del organismo y para eso hay sustancias que pueden estimular su comportamiento”.
ESPECIALISTAS
Junto a Maglia, formaron parte del equipo docente Gabriel Tapia y María Noel Martínez, además de Luciana Sánchez, docente invitada de Histología y Embriología de la Facultad de Odontología de la Universidad de Buenos Aires (Argentina). Como parte del curso se desarrolló también un panel abierto al público el sábado por la mañana.

En un alto del curso sobre células madres, ingeniería tisular y medicina odontológica regenerativa, el ex decano de la Facultad de Odontología de la Universidad de la República, Dr. Álvaro Maglia Canzani, dialogó con los medios de prensa locales destacando que falta mucho camino para recorrer en el tema de las células madre. Advirtió que hay que combatir la información inexacta y los intereses comerciales que se dan entorno al tema, y que la Universidad tiene la obligación de poner al tanto a la sociedad. Destacó que en la odontología se viene trabajando muy bien, pero que resta mucho para que sea un mecanismo habitual y de solución de problemas a nivel de la salud de la población en general.

RESTA MUCHO

Maglia explicó que “el uso de las células madre en la terapéutica es algo que ha venido progresando desde el punto de vista del desarrollo científico, pero que aún resta mucho para que sea un mecanismo habitual y de solución de problemas a nivel de la salud de la población en general”.

SOLUCIONES

PARA TODO

Desde el punto de vista de la Odontología, el profesor grado 5 de la Universidad de la República, informó que “desde hace algún tiempo se utiliza el conocimiento sobre las células madre para generar determinadas terapias, en procedimientos habituales y con cierta frecuencia”. Aunque aclaró que “una cosa es la acción a nivel de la odontología y otra es pensar que las células madre tienen hoy soluciones para todo. Eso está bien alejado de la realidad. Apenas estamos teniendo siete u ocho usos en la vida profesional habitual que tienen que ver con cuestiones vinculadas a la piel (a través de la ingeniería tisular), el tema de la córnea, algunos procedimientos odontológicos, algo vinculado al tema del cartílago y las articulaciones”.

NO HAY

SOLUCIONES

MÁGICAS

“Lo que queremos transmitir y tratar de que la gente comprenda es que no hay soluciones mágicas en medicina, ni en odontología” continuó diciendo el odontólogo. “Hay algunas fases experimentales de construcción de mecanismos para poder hacer terapéutica con células madre, con diferentes avances. Posiblemente el traspaso desde el ámbito experimental al profesional lleve un tiempo importante, quizá décadas”.

LA INFORMACIÓN

Y EL COMERCIO

Es importante que “esto se sepa porque muchas veces la prensa maneja el tema con información no muy exacta y hay algunos empresarios que manejan el tema con un fin comercial que no se ajusta con el apoyo efectivo a lo que es la reparación o regeneración de la salud”. Por eso “a veces aparecen tratamientos de cosas que todavía no existen” indicó Maglia, y “eso es muy doloroso porque la gente confía ante situaciones límites de salud y luego se encuentra con que lo que le proponían era una solución que no existía en términos estrictos”. El ex decano abogó porque estas cosas se digan “desde la Universidad porque es necesario que la gente actúe con la información exacta”.

DESARROLLOS

El docente explicó que los desarrollos más fuertes sobre el tema se dan en “los países centrales” y en el caso de América “Brasil invierte mucho dinero y tiene un desarrollo de investigación muy importante”. En Uruguay “la Universidad de la República en el Hospital de Clínicas hay un área que está investigando sobre el tema, muy seria pero incipiente. Somos un país con dificultades para lo científico, tenemos poca capacidad crítica formada para esto”. Hay algunos “proyectos ambiciosos que requieren de una fuerte inversión que el país tendrá que hacer porque esto tiene que ver con la salud de la población y con tener un sistema fuerte y que dé respuestas adecuadas”.

OPTIMISTA

Maglia es “optimista porque se pueden ver resultados para ello”. Pero es un “optimismo a largo plazo. Es importante que la Universidad permanentemente informe a la sociedad y que el Ministerio de Salud Pública los haga en forma importante”.  “En la medida de que seamos capaces de utilizar mecanismos apropiados de ingeniería biológica y de generar órganos de otro tipo, como lo hacemos con la piel, entonces podríamos seguramente avanzar en otros ámbitos del tratamiento en los que hoy no se están haciendo en forma profesional”.

En el caso de la odontología “la presencia de células madre en algunos tejidos, en nuestros dientes y encías, nos permiten actuar de manera tal de que esas células den algunas respuestas. No todo se hace en el laboratorio. En algunos casos hay que mejorar las respuestas de las células que ya están dentro del organismo y para eso hay sustancias que pueden estimular su comportamiento”.

ESPECIALISTAS

Junto a Maglia, formaron parte del equipo docente Gabriel Tapia y María Noel Martínez, además de Luciana Sánchez, docente invitada de Histología y Embriología de la Facultad de Odontología de la Universidad de Buenos Aires (Argentina). Como parte del curso se desarrolló también un panel abierto al público el sábado por la mañana.







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...