Distribuidores locales de supergás sufren desabastecimiento y hasta la semana que viene no se avizora solución al tema

Distribuidores locales de supergás sufren desabastecimiento  y hasta la semana que viene no se avizora solución al tema
o tenemos más gas”, es la expresión que reciben los salteños que se comunican telefónicamente con los locales habilitados para la recarga en la ciudad. Es que se cumple hoy en la ciudad el tercer día en que está afectada la normal recarga de supergás, en el caso de las garrafas de 13 y 45 kilos. Algunos locales incluso han cerrado sus puertas o mantienen una especie de guardia telefónica que informa la situación a los consumidores, y algunos operarios no van a trabajar. Según se indicó la situación recién podría empezar a solucionarse la venidera semana, motivo por el cual algunos comerciantes, que gastan una cantidad considerable de supergás, podrían ver afectado el normal funcionamiento. Asimismo, hasta la pasada jornada, la recarga de 3 kilos de supergás no se ha visto resentida. La medida gremial que produjo esta carencia radica en las condiciones laborales de los trabajadores del gas, que reclaman envases con menos peso, y más salario.
LOCAL CERRADO:
“ESTAMOS SIN GAS”
EL PUEBLO recorrió alguno locales de expendio y recarga de gas en la ciudad para comprobar el estado de situación existente. El local de ACODIKE  ubicado en calle Rincón casi Artigas estaba cerrado en la pasada jornada y un su puerta principal, que contaba con una candado exterior de seguridad, lucía un aviso que reza: “Debido al conflicto gremial del gas en Montevideo, estamos sin gas”. Se pudo apreciar a través del vidriado frente algunos pocos envases en el interior. En el local de RIOGAS ubicado en 19 de Abril y Juncal, nos encontramos con dos funcionarios con los que dialogamos. Mientras lo hacíamos, fueron más de cinco las llamadas recibidas consultando sobre la existencia de gas. Consultados los trabajadores informaron que desde el pasado jueves a la tardecita ya no se cuenta con supergás, tanto en los envases de 13 como de 45 kilos. En dicha empresa regularmente se trae desde Montevideo “día por medio un camión con supergás, dependiendo de las cantidad de ventas, ya que en algunas situaciones han llegado a venir un camión por día”.
“HASTA EL LUNES
NO HAY”
Relataron que cuando la gente llama obtienen como respuesta la ausencia de supergás, ya que “no tenemos ni una garrafa”. Están trabajando solo ellos “ya que no concurrieron a trabajar ni siquiera lo de las camionetas”.
Lo que pasa que el paro es en el envasado y al no envasar en Montevideo no viene ningún camión para el interior. Según los datos que manejan “hasta el lunes en principio no recibimos camión, esa es la información que suministramos a nuestros clientes, porque más allá no sabemos. Todo depende de las negociaciones que se sigan dando en Montevideo, con la gente del envasado”.
VOLVER CON LA
GARRAFA AL HOMBRO
En las tres estaciones de servicio de Migliaro & Cia, desde hace dos días no hay más supergás.  En diálogo con uno de los funcionarios de la empresa que desarrollaba tareas en la estación ubicada en Uruguay y Errandonea, Heber García, nos indicó que el reclamo gremial que está detrás de las medidas adoptadas se funda en las enfermedades que padecen los trabajadores por levantar y cargar con mucho peso diariamente. Agregó además que “también hay un reclamo salarial en virtud de que se quiere ajustar el sueldo en un porcentaje menor a los niveles de suba en el precio que vienen teniendo las mercaderías, por eso los compañeros del envasado del gas están pidiendo que al ajuste que se está negociando se agregue el 100 % del IPC (Indice Precios al Consumo).  Nos indicó, también García, que son varias las estaciones de servicios que han incorporado el servicio de venta al público de garrafas tanto de 13 como de 45 kg. Sobre el final del diálogo mantenido con EL PUEBLO llegaba un usuario con su garrafa al hombro en búsqueda de la mercadería, pero tuvo que volverse, no sin antes hacer un descanso por lo trabajoso del traslado.
EN “EL HIMALAYA”
QUEDA ALGO
Ya sobre el final del recorrido nos apersonamos a la estación de Servicio Himalaya, ubicada en Agraciada y Grito de Asencio, en virtud de que nos habían indicado el dato de que era el único lugar donde todavía quedaba algo de stock. En diálogo con el encargado del turno nos indicó “que aún queda algo”. Sacando las cuentas generales, agregó, que “nos deben quedar unas 40 garrafas acá y unas 200 en la planta”. A dicha estación llegan aproximadamente unas 500 garrafas semanalmente, y en la pasada jornada de alguna manera creció el movimiento ya que era el único lugar que aún tenía algo de supergás, y que “otros colegas estaban brindado ese dato ante las consultas de la gente”.
AÚN NO SE AFECTA
RECARGA DE 3 KILOS
Finalmente EL PUEBLO consultó a algunos vendedores de gas a pequeña escala, que se encargar de la recarga de garrafas de 3 kilos. Se nos manifestó que “aún tienen stock, que no se verá afectada la actividad y que aún no tiene problemas”. Normalmente este tipo de empresas se proveen de envases de 45 kilos, que utilizan para la recarga incluso  de a kilo. Quizá el problema empiece a surgir cuado haya necesidad de reponer esos envases de 45 kilos.
BAJAR PESO DE ENVASES
Y MEJORAR SALARIO
Las garrafas vacías tienen un peso aproximado de entre 14 a 17 kilos, que sumados a los 13 kilos llegan fácilmente a los 28 kilos de promedio.
Informaron que el reclamo gremial, según tienen conocimiento por los medios de prensa, refiere a ciertas condiciones de trabajo que tienen que ver con disminuir el peso que tienen los envases de supergás y con el ajuste salarial para el que se solicita el 100 % del IPC. En la capital del país los trabajadores del envasado han decidido trabajar medio horario (solo 4 horas), con la natural consecuencia de no poder abastecer las demandas solicitadas y no se da abasto.
Según se supo el conflicto se da porque los trabajadores siguen reclamando que las empresas rebajen el contenido de las garrafas para evitar cargar con los 30 kilos que pesa el envase lleno. Los trabajadores también han indicado que están expuestos a la contaminación por pintura, polvillo de óxido, solventes y exceso en la cantidad de Gas Licuado de Petróleo (GLP), dado que los envases hoy pesan 30 kilos, cuando deberían pesar 25.
En el mercado uruguayo hay por lo menos dos millones de garrafas de 13 kilos y un millón 600 mil de tres kilos. Se trata de los envases tradicionales importados de Brasil que cuestan entre US$ 40 y US$ 50.

“No tenemos más gas”, es la expresión que reciben los salteños que se comunican telefónicamente con los locales habilitados para la recarga en la ciudad. Es que se cumple hoy en la ciudad el tercer día en que está afectada la normal recarga de supergás, en el caso de las garrafas de 13 y 45 kilos. Algunos locales incluso han cerrado sus puertas o mantienen una especie de guardia telefónica que informa la situación a los consumidores, y algunos operarios no van a trabajar. Según se indicó la situación recién podría empezar a solucionarse la venidera semana, motivo por el cual algunos comerciantes, que gastan una cantidad considerable de supergás, podrían ver afectado el normal funcionamiento. Asimismo, hasta la pasada jornada, la recarga de 3 kilos de supergás no se ha visto resentida. La medida gremial que produjo esta carencia radica en las condiciones laborales de los trabajadores del gas, que reclaman envases con menos peso, y más salario.

LOCAL CERRADO:  “ESTAMOS SIN GAS”

EL PUEBLO recorrió alguno locales de expendio y recarga de gas en la ciudad para comprobar el estado de situación existente. El local de ACODIKE  ubicado en calle Rincón casi Artigas estaba cerrado en la pasada jornada y un su puerta principal, que contaba con una candado exterior de seguridad, lucía un aviso que reza: “Debido al conflicto gremial del gas en Montevideo, estamos sin gas”. Se pudo apreciar a través del vidriado frente algunos pocos envases en el interior. En el local de RIOGAS ubicado en 19 de Abril y Juncal, nos encontramos con dos funcionarios con los que dialogamos. Mientras lo hacíamos, fueron más de cinco las llamadas recibidas consultando sobre la existencia de gas. Consultados los trabajadores informaron que desde el pasado jueves a la tardecita ya no se cuenta con supergás, tanto en los envases de 13 como de 45 kilos. En dicha empresa regularmente se trae desde Montevideo “día por medio un camión con supergás, dependiendo de las cantidad de ventas, ya que en algunas situaciones han llegado a venir un camión por día”.

“HASTA EL LUNES  NO HAY”

Relataron que cuando la gente llama obtienen como respuesta la ausencia de supergás, ya que “no tenemos ni una garrafa”. Están trabajando solo ellos “ya que no concurrieron a trabajar ni siquiera lo de las camionetas”.

Lo que pasa que el paro es en el envasado y al no envasar en Montevideo no viene ningún camión para el interior. Según los datos que manejan “hasta el lunes en principio no recibimos camión, esa es la información que suministramos a nuestros clientes, porque más allá no sabemos. Todo depende de las negociaciones que se sigan dando en Montevideo, con la gente del envasado”.

VOLVER CON LA GARRAFA AL HOMBRO

En las tres estaciones de servicio de Migliaro & Cia, desde hace dos días no hay más supergás.  En diálogo con uno de los funcionarios de la empresa que desarrollaba tareas en la estación ubicada en Uruguay y Errandonea, Heber García, nos indicó que el reclamo gremial que está detrás de las medidas adoptadas se funda en las enfermedades que padecen los trabajadores por levantar y cargar con mucho peso diariamente. Agregó además que “también hay un reclamo salarial en virtud de que se quiere ajustar el sueldo en un porcentaje menor a los niveles de suba en el precio que vienen teniendo las mercaderías, por eso los compañeros del envasado del gas están pidiendo que al ajuste que se está negociando se agregue el 100 % del IPC (Indice Precios al Consumo).  Nos indicó, también García, que son varias las estaciones de servicios que han incorporado el servicio de venta al público de garrafas tanto de 13 como de 45 kg. Sobre el final del diálogo mantenido con EL PUEBLO llegaba un usuario con su garrafa al hombro en búsqueda de la mercadería, pero tuvo que volverse, no sin antes hacer un descanso por lo trabajoso del traslado.

EN “EL HIMALAYA” QUEDA ALGO

Ya sobre el final del recorrido nos apersonamos a la estación de Servicio Himalaya, ubicada en Agraciada y Grito de Asencio, en virtud de que nos habían indicado el dato de que era el único lugar donde todavía quedaba algo de stock. En diálogo con el encargado del turno nos indicó “que aún queda algo”. Sacando las cuentas generales, agregó, que “nos deben quedar unas 40 garrafas acá y unas 200 en la planta”. A dicha estación llegan aproximadamente unas 500 garrafas semanalmente, y en la pasada jornada de alguna manera creció el movimiento ya que era el único lugar que aún tenía algo de supergás, y que “otros colegas estaban brindado ese dato ante las consultas de la gente”.

AÚN NO SE AFECTA RECARGA DE 3 KILOS

Finalmente EL PUEBLO consultó a algunos vendedores de gas a pequeña escala, que se encargar de la recarga de garrafas de 3 kilos. Se nos manifestó que “aún tienen stock, que no se verá afectada la actividad y que aún no tiene problemas”. Normalmente este tipo de empresas se proveen de envases de 45 kilos, que utilizan para la recarga incluso  de a kilo. Quizá el problema empiece a surgir cuado haya necesidad de reponer esos envases de 45 kilos.

BAJAR PESO DE ENVASES Y MEJORAR SALARIO

Las garrafas vacías tienen un peso aproximado de entre 14 a 17 kilos, que sumados a los 13 kilos llegan fácilmente a los 28 kilos de promedio.

Informaron que el reclamo gremial, según tienen conocimiento por los medios de prensa, refiere a ciertas condiciones de trabajo que tienen que ver con disminuir el peso que tienen los envases de supergás y con el ajuste salarial para el que se solicita el 100 % del IPC. En la capital del país los trabajadores del envasado han decidido trabajar medio horario (solo 4 horas), con la natural consecuencia de no poder abastecer las demandas solicitadas y no se da abasto.

Según se supo el conflicto se da porque los trabajadores siguen reclamando que las empresas rebajen el contenido de las garrafas para evitar cargar con los 30 kilos que pesa el envase lleno. Los trabajadores también han indicado que están expuestos a la contaminación por pintura, polvillo de óxido, solventes y exceso en la cantidad de Gas Licuado de Petróleo (GLP), dado que los envases hoy pesan 30 kilos, cuando deberían pesar 25.

En el mercado uruguayo hay por lo menos dos millones de garrafas de 13 kilos y un millón 600 mil de tres kilos. Se trata de los envases tradicionales importados de Brasil que cuestan entre US$ 40 y US$ 50.