22 personas están autoevacuadas e instaladas cerca de sus casas para evitar perderlo todo ante ola de delincuencia

22 personas están autoevacuadas e instaladas cerca de sus casas para evitar perderlo todo ante ola de delincuencia

Con 22 personas autoevacuadas y el río a 12,30 metros y creciendo cada vez más por el inmenso caudal de agua que viene desde la cuenca media del río Uruguay ubicada en el sur de Brasil, la situación de la creciente que presenta el principal cauce de agua que baña nuestras costas, genera nuevamente problemas y una situación compleja que moviliza a las autoridades.
De las 22 personas sobre las que inicialmente se tenía información que habían optado por abandonar sus hogares, las mismas componen 9 familias entre la cuales hay 11 menores de edad. Todos están siendo atendidos por quienes integran el Comité de Emergencias encabezado por la Intendencia de Salto.
En la pasada jornada reinaba la incertidumbre en cuanto a si el nivel del río Uruguay seguiría subiendo en estas horas, algo que los técnicos de la represa de Salto Grande dejaban prever que podría pasar, o si de lo contrario el río se estacionaría en la altura mencionada y hasta ahí los inconvenientes a atender.
Empero, desde la Intendencia de Salto, tanto el representante del Comité de Emergencias, Nicolás Palacios, como la directora de Desarrollo Humano y Social, Yolanda Soria, estaban trabajando en forma permanente con los representantes de los Ministerios de Defensa e Interior, para llevar a cabo las acciones de ayuda tendientes a cada caso.
Según informó a EL PUEBLO el intendente de Salto, Andrés Lima, ayer por la tarde, el equipo de la Intendencia que es el que encabeza el Comité Departamental de Emergencias, estuvo recorriendo los distintos puntos costeros durante toda la jornada de ayer y otros puntos de la ciudad que son los primeros en verse afectados ante una creciente.
AUTOEVACUADOS
“De las 22 personas que tenemos autoevacuadas, hay 11 de ellas que son menores de edad y se trata de un total de 9 familias que viven en zonas cercanas a la costa del río Uruguay. Otros residen en las inmediaciones de Arenitas Blancas en la zona costera, en los ranchos junto al río, otros en la zona de Charrúa y Atahualpa cerca del barrio Baltasar Brum, además de personas que se encuentran cerca del arroyo Ceibal, sobre todo por la calle Florencio Sánchez y Cervantes, en esa zona”, explicó el jefe comunal.
Desde el Comité de Emergencia por su parte, informaron que la gente que se ve afectada por la crecida del río, ha instalado carpas cerca de sus casas para no perder sus pertenencias. Aunque por otro lado, hay gente que se ha trasladado por sus propios medios hacia hogares de familiares, con la finalidad de ser albergados allí hasta que puedan regresar a sus viviendas.
“Les daremos la atención que corresponden a estas personas que se están viendo afectadas por esta adversidad climática de la cual nadie está a salvo”, expresó el jefe comunal salteño a este diario.
No obstante, en las próximas horas esperan que el nivel del río Uruguay, pueda elevarse ante un incremento de los volúmenes hídricos que llegan desde el punto sur de Brasil hacia nuestras costas.
En tanto, el Comité de Emergencia instó a la población que se encuentra en estado de riesgo en el caso de que el nivel del río supere los 12 metros de altura, a que se comuniquen, se registren y se trasladen de sus casas hasta que haya una información más clara sobre el futuro del nivel del río.
Por el momento, Salto Grande evacuó más de lo habitual y en las próximas horas prevé que tenga que volver a hacerlo, lo que seguramente dejará a más personas evacuadas por las inundaciones.