224 salteños firmaron como potenciales donantes de órganos en las elecciones nacionales

Si bien fueron pocas las personas que tomaron parte en la iniciativa que la Asociación de Transplantados del Uruguay (Salto) concretó el pasado domingo, se pudo captar la voluntad de 224 personas para ser potenciales donantes de órganos en Salto.
Debidamente identificados con chalecos y buzos, entre 5 y 6 personas se sumaron a los integrantes de la Directiva de ATUR, según anunció su integrante Elbio Zacarías quien al hacer mención a la campaña llevada a cabo en paralelo a las elecciones nacionales manifestó concretamente que “nos fue muy bien”.
“Si bien la cifra mencionada no fue realmente importante, hay que coincidir en que 224 no es poca cosa”, dijo para manifestar su entusiasmo en cuanto a que en oportunidad de llevarse a cabo la segunda vuelta electoral el próximo 29 de noviembre, seguramente se sumarán otros tantos o más aún.
Zacarías dijo al respecto que “es seguro que en esa oportunidad se podrá cubrir un número mayor de circuitos porque desde ya se están recibiendo adhesiones de quienes el 26 de octubre no pudieron trabajar y podrán  hacerlo en el último domingo del próximo mes”.
Los interesados pueden registrarse llamando al celular 099737146.
Corresponde señalar que así como se trabajó en Salto también se hizo en todo el país y de acuerdo a lo manifestado por Zacarías, en el Uruguay hay que hablar de la inscripción de unos 2 mil nuevos potenciales donantes de órganos y tejidos, ubicándose en el orden de los 1.300 los que se anotaron en el interior del país.
Se espera que en lo que respecta a Salto, no menos de 20 personas se sumen a los directivos de ATUR para trabajar en la nueva instancia, por lo que bien se puede estimar que se duplique el número de personas que manifiesten su voluntad a favor de la donación.

DONANTES Y
DONACIONES
Quienes trabajaron el pasado domingo se ubicaron fuera de los locales de votación y su trabajo no se redujo a anotar donantes voluntarios sino que  también se evacuaron consultas respecto a como funciona el sistema.
A todo esto se insiste en que los médicos de CTI cada vez que se presenta por ejemplo, un caso de muerte cerebral, deben comunicar la identidad de la persona a Montevideo, donde se verifica si figura o no como donante.
“Lamentablemente no siempre se actúa así”, afirmó Zacarías insistiendo que “más allá del dolor que implica la pérdida de un ser querido, hay que considerar que se pierde la oportunidad de salvar varias vidas con los órganos que se puedan extraer. Este es un tema que lo hemos hablado con algunos médicos y pensamos que se debe ajustar el funcionamiento en equipo para que Salto no siga siendo el que menos donaciones haya realizado hasta el momento”.
A todo esto, el informante hizo hincapié en un punto sustancial, al que se refiere la ley vigente, como por ejemplo que “toda persona mayor de edad fallecida sin haber expresado su voluntad en contrario, cuya causa de muerte amerite pericia forense, será considerada donante” y que “a los menores de edad o incapaces se les podrá extraer órganos o tejidos, o disponer de ellos cuando corresponda la realización de autopsia, mediante el consentimiento de sus representantes legales, según lo establecido en el artículo 9º. En caso que la muerte amerite pericia forense, se aplicará el inciso precedente”.