49 años de vigencia permanente

La Bámbola – Con Richard Olivera

La Bámbola, con veinte mil seguidores en las redes sociales, cuenta con una trayectoria, como ningún boliche en Salto.
Nació como una confitería y pasa a ser un boliche bailable donde difícilmente un salteño, así como turistas de distintos lugares, pierdan la oportunidad de visitarla.
Conserva la particularidad de la mezcla de edades en su pista, volviendo cada fin de semana a disfrutar de su comodidad y seguridad en el local. Deleitándose con infinidad de artistas, que han desfilado por su escenario.

Richard  Olivera y su esposa Fernanda junto a su bebé

Richard Olivera y su esposa Fernanda junto a su bebé

Acercándonos a la Noche de la Nostalgia, invitamos a dialogar a Richard Olivera. Quien junto a su padre, que ha sido el visionario de tan ambicioso proyecto, ha desempeñado un papel fundamental para el desarrollo del boliche y el disfrute del la gente:
“Me cuenta papá, que él comienza su actividad laboral, siendo mozo en Club Remeros, entre otros lugares. Un día, lo invitan a trabajar en La Bámbola, por un sueldo mejor.
Acostumbraba a trabajar en confiterías y comenzó a trabajar de mozo, en los inicios de La Bámbola, cuando todavía ésta, era una confitería».
¿Quién era el propietario?
Beraza, que con el tiempo, desea retirarse del negocio y se lo ofrece a papá y a Carlos Cardozo, también empleado.
Aceptan, pasan a  ser socios y el negocio comienza a crecer.
Cardozo pasaba música y papá atendía la barra. Y con el pasar de los  años, surge la propuesta de comprarse su parte o vendérsela al otro.
Papá le compra su parte a Cardozo y a partir de allí, sigue como único dueño.
¿Con cuántos años cuenta La Bámbola?
El día 12 de octubre, cumple 49 años. Coincide con el cumpleaños de papá.
Nos estamos preparando para una gran fiesta.
¿Cuál fue el primer evento importante que disfrutaron?
Los bailes grandes antes, eran en Navidad y Año Nuevo.  Papá es un convencido de eso.
Con un público de mil ochocientas personas y con discos de vinilo, que todavía conservamos.
¿Cuándo comienzan a llegar las bandas en vivo?
La primera fiesta grande, fue con La Sonora Palacios de Montevideo. ¡Un furor!
¿Quiénes se han desempeñado como D j en La Bámbola?
Carlos Cardozo fue uno de los que inicia la discoteca. Luego han pasado muchos.
Pero desde hace ya un período, es Gastón Benítez, quien está en la cabina, junto a otro D j  y un iluminador.
Pero a veces también invita a algún amigo.
¿La barra es también un lugar de disfrute?
Ha cambiado mucho de lo que era, a hoy.
Manejamos en la actualidad cinco barras.
Es un público mayor, siempre de 18 años para arriba y si, se mueve muchísimo la barra.
Contamos con  gente, que se les ha hecho costumbre, de ir al boliche por un rato a la barra y además, a conversar con papá. A saludarlo, darle un abrazo.
Gente  que viene de otros lugares porque le tiene un gran aprecio.
Y si a mi me gusta lo que hago, ¡papá ama lo que hace! Lo lleva en la sangre, lo disfruta y lo hace con pasión y con el alma.
Es su pulmón. El saber que tiene que ir a trabajar en la noche, es lo que lo tiene tan joven. Sorprende y es admirable verlo moverse.
¿Se comienza a conformar un vínculo con las personas?
Si, es muy lindo.
La semana pasada, vino el Chacho Ramos, y es una amistad muy linda que tenemos.
Hemos salido de gira, nos invita a su casa y ahora, van a estar en El Prado y ya tengo la invitación para estar con su grupo en el evento.
¿Te permiten las actividades disfrutar de ello, además?
No, como ha sido el caso de la pelea éste sábado anterior, donde peleó Cris Namús. Tenía la invitación de Mariano Bermúdez y de ella para ir a verla y no pude, porque era un sábado.
Además, siempre se está haciendo mantenimiento o como es el caso de las compras y aunque estamos los dos con papá, tenemos que estar.
¿Tu papá te llevó siempre con él?
Y nos cuenta, que cuando éramos chicos, nos llevaban, nos tapaban con una frazada, y nos quedábamos en el depósito, escuchando la música, porque tenían que trabajar.
¿Cómo es hoy, hacerte cargo de la empresa?
Muy natural. Nací y crecí en éso. Lo mamé.
Pero además me encanta lo que hago, aunque es una responsabilidad muy grande, aunque haya cosas que no se ven, que te ponen nervioso cada sábado. No es que uno lo tenga dominado.
Se pasa mucho estrés, porque uno es consciente, de que concurre muchísima gente y que tiene que salir todo bien.
Tanto en luces, sonido, seguridad, porque uno pasa a ser responsable de cualquier eventualidad.
Hay un muy buen equipo trabajando, pero dependemos mucho, de cada una de las personas que trabaja.
¿Con cuanto tiempo de anticipación se organiza la visita de un cantante?
Como fue el caso del Chacho que vino hace poco, desde enero. En ésa fecha, cerramos todo el año.
Con bandas que perduran en el tiempo como es el caso de: Chacho, Cristal, Karibe con K, Gerardo Nieto, Denis Elías, entre otros.
Y al resto de las bandas, las marcamos con tres meses de anticipación.
Hasta diciembre nos queda un sábado si bandas, el resto está completo.
¿Ha tenido sus momentos duros La Bámbola?
Si, yo de chico tengo recuerdos, porque es un negocio cíclico, de cuando han surgido boliches nuevos, monstruos, como Z, que la afectaron de no ir nadie a La Bámbola. Y papá tuvo la capacidad, la constancia y la inteligencia de seguir con el negocio abierto, a pérdidas y aguantó.
Y cuando los otros fueron negocios que funcionaron un tiempo y cayeron, La Bámbola vuelve a surgir.
Ha tenido luego altas y bajas.
En el incendio, que fue terrible, quedamos en cero. Yo estaba fuera del país y me vine. Nos instalamos en un lugar que no era el ideal y fue cuando tuve el apoyo de mi esposa Fernanda, que fue muy importante.
Y hasta hoy es una gráfica que va en ascenso, tomándolo con mucha responsabilidad.
Porque la gente es la que te paga la entrada y se lo merece.
¿Algún evento en puerta?
En setiembre, tenemos tres bandas taquilleras en vivo: Los Negronis, Tamo en vivo y La Zandonga.
¿Cuál es el programa para el 24 de agosto?
La Noche de la Nostalgia, es una noche que a nosotros nos gusta mucho.
Con casi cuarenta y nueve años en el medio, somos sabedores de que, brindarle a la gente para que se divierta.
Es una noche muy especial, donde sale la mayoría.
Le decimos a la gente que vaya a un lugar seguro, que con la experiencia que tenemos, se van a divertir y que este año, optamos en esa noche por Pablo Zícari, ex cantante de Monterrojo.
¡Los esperamos a todos este 24 de agosto para pasarla bien y divertirse!
La Bámbola, es una gran familia y me gustaría agradecer a todo el equipo y cada uno de ellos.
La Bámbola existe y se mantiene, no solo por la cabeza pensante que allí está, sino por todo el personal.
Por la dedicación y el amor que le pone al trabajo, gente de muchísimos años, que se mantiene con nosotros.
Sin ellos, que son el personal adecuado, no sería posible manejar tanto público cada día.

 







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...