José Luis Pereira, presidente del legislativo departamental Proximidad de la campaña electoral dificulta la asistencia de los ediles a trabajar en la Junta

A menos de dos meses de las elecciones parlamentarias y presidenciales de nuestro país, EL PUEBLO quiso conocer de qué forma afecta –si es que lo hace- el funcionamiento del legislativo departamental en plena campaña electoral, en el día que la Junta Departamental ha sido convocada a sesionar.

Para ello se requirió la opinión de su presidente, José Luis Pereira (FA) quien nos decía que estaba “tratando de poner el énfasis sobre todo en el trabajo de las comisiones, porque hay temas importantes que sería interesante que salieran a tiempo”, lo que se estaría coordinando entre las distintas bancadas, para “que las comisiones trabajen con quórum”, lo que “es un gran desafío porque estamos en campaña electoral”.
De todas formas, para Pereira, el trabajar en la Junta “es un tema de responsabilidad personal, política, individual, pero también colectiva y partidaria, por lo tanto, nosotros lo más que podemos hacer” desde la presidencia de la Junta “es apelar e incentivar a su mejor funcionamiento”.
EL PUEBLO le consultó si existe una mayor responsabilidad en el Frente Amplio por el hecho de ser gobierno, al exigírsele mayor compromiso con el trabajo en la Junta a la hora de aportar esas mayorías requeridas para que las comisiones pudiesen funcionar.
“Todos los ediles –respondió- tenemos la responsabilidad de haber asumido una función que va más allá de ser oposición u oficialismo. La Constitución al establecer un régimen de mayorías, es como si hubiera un plus de exigencia hacia el oficialismo que esté dando mayoría tanto en los plenarios como en las comisiones.
De todas maneras, pensamos que las ausencias en el tema político, ya sea en el plenario como en las comisiones, indica una actitud del edil, es decir, con su ausencia puede estar diciendo cosas”.
A pocos días de cumplir sus primeros dos meses al frente del deliberativo comunal, Pereira se siente “cómodo” en su condición de presidente y aclara que “el trabajo es harto abundante”, tratando aún de acomodar y mejorar algunas cuestiones administrativas y de finanzas del organismo.