70 % de reclusos trabaja “extra muros” y la experiencia es positiva porque generó nuevos convenios con instituciones

70 % de reclusos trabaja “extra muros” y la experiencia es positiva porque generó nuevos convenios con instituciones

Realizan trabajos donde reciben un tercio del dinero para un familiar y el resto lo guardan para cuando salgan

Desde el año 2015 la Unidad Penitenciaria Nº 20 de Salto del Instituto Nacional de Rehabilitación (INR) se encuentra trabajando en la línea de abrir las puertas hacia afuera y generar oportunidades de trabajo, formación en oficios y experiencia laboral para las mujeres y hombres privados de libertad.
Se trata del trabajo “extra muros”, como lo denominó la Sub Directora Administrativa de dicha Unidad, María de los Ángeles Machado, mediante el cual el 70 % de los internos realiza distintos tipos de trabajo.
En ese sentido, el INR firmó varios convenios con instituciones públicas y empresas privadas del departamento de Salto para la inclusión social de las personas que se encuentran privadas de su libertad.
EN “MADERA SOCIAL” NO RECIBEN SALARIO DE LA INTENDENCIA
La buena experiencia desarrollada por los privados de libertad con la Intendencia de Salto en el año 2015, luego de las inundaciones que afectaron al departamento, ha permitido mantener y ampliar el vínculo laboral con la comuna.
En ese sentido, se firmó otro convenio denominado “Madera Social”, a través del cual los internos construirán viviendas que brindarán soluciones a las necesidades de vivienda en el departamento, especialmente para quienes residen en zonas inundables y para aquellas familias que no pueden acceder a planes de vivienda.
Estos reclusos trabajarán en el área de carpintería y otros aspectos para la construcción de las viviendas y lo novedoso de este convenio es que se trata exclusivamente de un sistema de devolución y aporte a la sociedad y los internos no recibirán ningún tipo de remuneración de parte de la Intendencia. “No son funcionarios de la Intendencia, ni reciben un salario de la Intendencia y son internos por delitos menores”, resaltó Machado.
Los internos que trabajan en el proyecto “Madera Social” lo hacen en base al Decreto Nº 120 que regula específicamente este tipo de trabajos y “lo hacen en un eje neto de devolución social y son pagos por el INR bajo un sistema que se llama peculio”, comentó la Sub Directora.
El peculio es un medio salario mínimo, del cual el interno recibe S! del salario en mano que es retirado por el familiar al que autorice y el resto queda para el recluso cuando salga en libertad.
Al momento son seis las personas que trabajan en este proyecto en un convenio que tiene como duración seis meses.
MANTINIMIENTO DE LA FLOTA VEHICULAR DE JEFATURA
También a través de un convenio personas privadas de libertad realizarán la reparación y mantenimiento de la flota vehicular y las tareas de refacción de las distintas seccionales policiales.
Sobre este punto en particular, María de los Ángeles Machado dijo que “es parte del proceso de rehabilitación y de hecho con este comando de Jefatura trabajamos muy bien y en la misma sintonía, de colaboración. Nosotros entendemos que el aporte que podamos hacer desde la institución es fundamental”, comentó Machado.
En la Unidad Nº 20 funciona un taller de mecánica y allí varios internos comenzaron una instancia de capacitación. De esta forma, estos reclusos comenzarán con algunas reparaciones tanto en los vehículos como en otras áreas de las seccionales.
TRABAJANDO EN LA COSECHA, ACOPIO Y PACKING DE NARANJA
En esta experiencia vienen trabajando personas privadas de libertad, en la cosecha de la naranja y en el corte de la fruta.
El convenio firmado aumenta el número de plazas laborales que pasarán de 60 a 80 internos y la tarea a desarrollar, pasando del corte básico de la fruta al corte de naranjas para exportación. A su vez, se incorporarán mujeres privadas de libertad en tareas de acopio y packing de las naranjas.
Para realizar estas tareas los internos fueron capacitados por la empresa citrícola Guarino.
INTERNOS SIGUEN TRABAJANDO PARA LA COMUNA
Además de estos convenios, la Intendencia de Salto ha mantenido el vínculo laboral con la mayoría de los internos que han recuperado la libertad, los cuales siguen trabajando para la comuna.
Sobre la evolución de estos convenios, Machado comentó que los mismos “forman parte de un cambio de mentalidad”.
En este sentido dijo que “desde la creación del INR se pudo notar este cambio, porque el policía que realizaba la detención en la calle no es el mismo que trabaja en la Unidad y se hace desde una lógica mancomunada con los internos. De los más de 300 internos que hay en Salto, un 70 % está vinculado a proyectos en trabajos extra muros o en otros (trabajos) que son internos y eso no sucedía hace algunos años. Es parte del proceso”, concluyó la entrevistada.







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...