A los 11 años de edad comenzó su colección de lápices que con 17.300 modelos es hoy la más grande del mundo

Un lugar ideal para visitar en esta temporada estival por quienes se van de vacaciones al sur del país es el Museo de Emilio Arenas, a 10 km de la ciudad de Colonia, que presenta la colección de lápices más grande del mundo con 17.300 modelos diferentes, además de otras colecciones como llaveros, ceniceros, cajas de fósforos, frascos de perfumes y cintas.

“La paciencia, perseverancia y querer lo que se hace es fundamental en todo coleccionista”, dijo Emilio Arenas, quien con 69 años ha logrado el récord Guinness en 5 oportunidades por su colección de lápices.

Este coleccionista que ha transformado su casa a las afueras de Colonia en un museo, comenzó a coleccionar lápices con tan solo 11 años de edad. Cuando estaba en 5to. de primaria le regalaron un lápiz en un comercio de la zona que tenía la leyenda “Arroz Corona el mejor Carolina”, de una marca de arroz proveniente del departamento de Treinta y Tres en el año 1956 que actualmente no existe más.

“Al día siguiente llevo el lápiz a la escuela y mientras la maestra Lorenza Peluffo de Barreras estaba haciendo un dictado voy a hacerle punta al lápiz y me doy cuenta que ese lápiz no iba a salir de nuevo. Entonces le pido a la maestra que me de otro lápiz para seguir escribiendo porque ese que yo tenía no iba a salir más y lo quería guardar. Entonces ella me pregunta -¿qué vas a hacer con él?- y yo le digo -quiero dos lápices (que en esa época entregaba el Consejo Nacional de Enseñanza Primaria y Normal), uno para escribir y otro para guardar porque voy a empezar una colección- Mi maestra me entiende y me da los 2 lápices pero entonces mis compañeros se ríen y ella les contesta -¡No se rían porque Emilio es muy conservador y puede llegar a algo-. Y así empecé, tratando de conseguir piezas diferentes de lápices, la colección fue creciendo con el tiempo y el aporte de la población contribuyó”, comentó el coleccionista coloniense.

5 RÉCORD GUINNESS

“Cuando cumplí 45 años de coleccionista me presenté al récord Guinness y obtuve el récord mundial con 5.500 lápices. De ahí en adelante mi vida cambió radicalmente respecto al coleccionismo. Se entera la gente de Faber-Castell (una de las fábricas alemanas de útiles escolares más antiguas del mundo) y nos hacen la invitación para ir a Alemania. Entonces vamos con mi señora a la fábrica invitados por el Conde de Faber-Castell. Esa visita fue increíble, recorrimos toda la fábrica y almorzamos con el Conde, nos sacamos una foto con él que después empezó a recorrer el mundo. Ahí comencé a recibir lápices de todas partes del mundo, lo que había tardado 45 años en alcanzar 5.500 lápices, lo alcancé en tan solo 5 años porque la colección creció a 11.000 lápices, fue increíble el cambio”, aseguró Arenas.

“Cuando comencé la colección yo tenía la ilusión de tener muchos lápices pero nunca se me había ocurrido la idea de presentarme a un récord Guinness. Un día mi esposa para presentarnos y yo un poco incrédulo y con pocas expectativas me presento en el 2002 por el Guinness y bato el récord mundial. Después fui intentando superarme y me presenté nuevamente en el año 2005, 2010, 2011 y 2014. Éste último fue el 5to. récord mundial que obtuve con 16.260 lápices diferentes. Hoy en día  ya he superado esta cifra y cuento con 17.300 lápices”, señaló.

EL COLECCIONISMO SE TRANSMITE POR GENERACIONES

El entusiasmo y gusto por coleccionar de Emilio Arenas, lo ha transmitido a su señora, sus hijos y nietos. Su casa en las afueras de Colonia se ha transformado en un museo que es visitado por muchas personas, turistas y escolares que se sorprenden con lo que encuentran.

“Lo que tenemos es un museo con cuatro salas, porque paralelamente comencé a coleccionar llaveros, ceniceros, cajas de fósforos, mi señora también colecciona frascos de perfume, ya tiene más de 5.000, uno de mis nietos que tiene 10 años empezó a coleccionar cintas para colgar en el cuello que llevan llaveros o presentaciones con la propaganda de empresas o marcas y hoy en día tiene más de  400 cintas. Esto se fue contagiando a toda la familia, me pone muy contento que mis hijos y mis nietos continúan con esto”, concluyó el coleccionista.

HORARIO DEL MUSEO

El museo de Emilio Arenas está ubicado sobre la ruta Nº 1 en el km 167, a 10 km. de la Ciudad de Colonia y está abierto al público de 9:30 a 17:30  horas todos los días del año.

n lugar ideal para visitar en esta temporada estival por quienes se van de vacaciones al sur del país es el Museo de Emilio Arenas, a 10 km de la ciudad de Colonia, que presenta la colección de lápices más grande del mundo con 17.300 modelos diferentes, además de otras colecciones como llaveros, ceniceros, cajas de fósforos, frascos de perfumes y cintas.
“La paciencia, perseverancia y querer lo que se hace es fundamental en todo coleccionista”, dijo Emilio Arenas, quien con 69 años ha logrado el récord Guinness en 5 oportunidades por su colección de lápices.
Este coleccionista que ha transformado su casa a las afueras de Colonia en un museo, comenzó a coleccionar lápices con tan solo 11 años de edad. Cuando estaba en 5to. de primaria le regalaron un lápiz en un comercio de la zona que tenía la leyenda “Arroz Corona el mejor Carolina”, de una marca de arroz proveniente del departamento de Treinta y Tres en el año 1956 que actualmente no existe más.
“Al día siguiente llevo el lápiz a la escuela y mientras la maestra Lorenza Peluffo de Barreras estaba haciendo un dictado voy a hacerle punta al lápiz y me doy cuenta que ese lápiz no iba a salir de nuevo. Entonces le pido a la maestra que me de otro lápiz para seguir escribiendo porque ese que yo tenía no iba a salir más y lo quería guardar. Entonces ella me pregunta -¿qué vas a hacer con él?- y yo le digo -quiero dos lápices (que en esa época entregaba el Consejo Nacional de Enseñanza Primaria y Normal), uno para escribir y otro para guardar porque voy a empezar una colección- Mi maestra me entiende y me da los 2 lápices pero entonces mis compañeros se ríen y ella les contesta -¡No se rían porque Emilio es muy conservador y puede llegar a algo-. Y así empecé, tratando de conseguir piezas diferentes de lápices, la colección fue creciendo con el tiempo y el aporte de la población contribuyó”, comentó el coleccionista coloniense.
5 RÉCORD GUINNESS
“Cuando cumplí 45 años de coleccionista me presenté al récord Guinness y obtuve el récord mundial con 5.500 lápices. De ahí en adelante mi vida cambió radicalmente respecto al coleccionismo. Se entera la gente de Faber-Castell (una de las fábricas alemanas de útiles escolares más antiguas del mundo) y nos hacen la invitación para ir a Alemania. Entonces vamos con mi señora a la fábrica invitados por el Conde de Faber-Castell. Esa visita fue increíble, recorrimos toda la fábrica y almorzamos con el Conde, nos sacamos una foto con él que después empezó a recorrer el mundo. Ahí comencé a recibir lápices de todas partes del mundo, lo que había tardado 45 años en alcanzar 5.500 lápices, lo alcancé en tan solo 5 años porque la colección creció a 11.000 lápices, fue increíble el cambio”, aseguró Arenas.
“Cuando comencé la colección yo tenía la ilusión de tener muchos lápices pero nunca se me había ocurrido la idea de presentarme a un récord Guinness. Un día mi esposa para presentarnos y yo un poco incrédulo y con pocas expectativas me presento en el 2002 por el Guinness y bato el récord mundial. Después fui intentando superarme y me presenté nuevamente en el año 2005, 2010, 2011 y 2014. Éste último fue el 5to. récord mundial que obtuve con 16.260 lápices diferentes. Hoy en día  ya he superado esta cifra y cuento con 17.300 lápices”, señaló.
EL COLECCIONISMO
SE TRANSMITE POR
GENERACIONES
El entusiasmo y gusto por coleccionar de Emilio Arenas, lo ha transmitido a su señora, sus hijos y nietos. Su casa en las afueras de Colonia se ha transformado en un museo que es visitado por muchas personas, turistas y escolares que se sorprenden con lo que encuentran.
“Lo que tenemos es un museo con cuatro salas, porque paralelamente comencé a coleccionar llaveros, ceniceros, cajas de fósforos, mi señora también colecciona frascos de perfume, ya tiene más de 5.000, uno de mis nietos que tiene 10 años empezó a coleccionar cintas para colgar en el cuello que llevan llaveros o presentaciones con la propaganda de empresas o marcas y hoy en día tiene más de  400 cintas. Esto se fue contagiando a toda la familia, me pone muy contento que mis hijos y mis nietos continúan con esto”, concluyó el coleccionista.
HORARIO DEL MUSEO
El museo de Emilio Arenas está ubicado sobre la ruta Nº 1 en el km 167, a 10 km. de la Ciudad de Colonia y está abierto al público de 9:30 a 17:30  horas todos los días del año.
n






El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...