- Diario El Pueblo - http://www.diarioelpueblo.com.uy -

A partir del 23 de mayo al 20 de junio se llevarán a cabo los talleres de Género a cargo de Psicóloga Silvia Correa

Talleres de Género en Cenur Litoral Norte

«Está dirigido a todo público, a profesionales que no sepan del tema – pensando por ejemplo en los profesionales de la abogacía – pues están constantemente defendiendo a sus clientes y confrontando con otros, a docentes que son responsables de cantidad de alumnos, en fin, a todo aquel que se pregunte a sí mismo, ¿Qué es género? Y no sepa contestarse. La inscripción es mediante la web de Educación Permanente, CENUR. Los espero el jueves 23 de mayo para transitar juntos por los talleres de Género”, informó la Psicóloga Silvia Correa. silvia correa 001 [1]
“Lo que me motivó a llevar los talleres de género a Educación Permanente, fue que hay una lluvia de información a través de los medios, relacionados al género. Pero me da la impresión, por conversaciones que he tenido con diferentes referentes sociales, que no se tiene claro el concepto de género”.
“Cuando se escucha hacer referencia al género, parece que le pasara a los otros y no que nosotros mismos estamos atravesados por el género, así como por la familia, el trabajo. Comúnmente se relaciona la palabra género a la homosexualidad o al trans, o, peor aún, se comenta si fulano eligió ser así…, siendo que una orientación sexual no es una elección, sino un sentir. Pero ahí se estaría hablando de orientaciones sexuales y no del concepto género”.
“No voy a dictar clases, lo tengo armado en formato de talleres, dónde se va a trabajar desde los preconceptos que cada uno trae sobre el tema, pensándose a sí mismos y pudiendo visibilizar algunos temas que por su cotidianeidad está naturalizados”.
“Son cinco talleres, cinco jueves a partir del 23 de mayo; dónde se va a trabajar con la misma metodología, grupal, con diferentes aportes, con el objetivo de visibilizar algunas problemáticas existentes en la sociedad e ir entendiendo el concepto de género y cómo se ha ido modificando a través de la historia”.
“Se va a trabajar también los diferentes tipos de violencia, dónde se podrá pensar no solo en cuando son violentos conmigo, sino, desnaturalizar nuestras propias conductas violentas.
Se trabajará sobre películas, pasando así por varias emociones, donde habrá claramente aprendizaje.
En el formato de talleres, al ser participativos, vivenciales, da lugar a la transformación, al cambio, al aprendizaje” – cuncluyó la profesional”.
IDENTIDAD DE GÉNERO: CONCEPTOS – OTRAS FUENTES
Las identidades son construcciones sociales, nos vinculan con una comunidad y se edifican a través de la afirmación de una diferencia. “Se trata de un sentimiento de pertenencia, real o imaginaria, a un grupo humano caracterizado por varios elementos comunes” (Vieytez, 2011) que “nos hace posibles, inteligibles para nosotros mismos y para los demás” (Coll- Planas, 2010).
Desde el punto de vista antropológico, el género es la interpretación cultural e histórica que cada sociedad elabora en torno a la diferencia sexual, la identidad se conformaría así mediante la adquisición de aquellos atributos que cada sociedad define como propios de la feminidad y la masculinidad.
La identidad de género se refiere al sentimiento de ser ‘hombres’ o ’mujeres’, pero también a las identidades no normativizadas como la ‘transexualidad’ y el ‘transgénero’, que conducen al cuestionamiento de la identidad de género como algo sujeto a dos categorías únicas y contrarias.
La definición de la identidad de género como algo múltiple rompe con al visión clásica del binomio sexo- género (dos sexos- dos géneros).
Se entiende que los cuerpos ofrecen diferencias anatómicas de carácter natural, biológico, pero es la interpretación que hacemos de los cuerpos lo que los dota de significado.
Habría así dos elementos construidos, el género y el sexo, que actúan como bisagra a la hora de comprender nuestra identidad de género (nuestros comportamientos y subjetividades), nuestra identidad sexual (nuestros deseos y afectividades) y nuestras posibilidades de estar en sociedad (nuestros roles).
Las identidades son indispensables para vivir en sociedad, pero conllevan la clasificación y estereotipación de las personas que las conforman.
El patriarcado y la heteronormatividad están presentes en la construcción de nuestras identidades.
Las personas estamos condicionadas por una estructura hegemónica, jerárquica y excluyente, que discrimina unas identidades frente a otras. La situación de reconocimiento y legitimidad social condiciona tanto nuestro sentimiento de pertenencia como la percepción de ‘los otros’.
Cobra especial importancia la defensa y legitimación de las identidades múltiples que permiten a las personas ser parte de colectividades diversas más allá de sus preferencias afectivas, sexuales o de su identidad de género. Tenemos la opción de identificarnos como mujeres, como hombres o de otro modo que no encaje en ninguna de estas dos categorías, y también de tomar preferencias sexuales diversas respecto al deseo y al afecto.
La lucha contra las relaciones de poder debe aunar a una multiplicidad de géneros, en contra de las definiciones clínicas y patologizantes de aquellas personas que no asumen las asignaciones de género que les dieron al nacer.