Abdicó el campeón

España perdió la corona de la peor forma, tras recibir siete goles en dos partidos y no sumar puntos. “No hemos sabido mantener el hambre (de gloria)”, explicó Xabi Alonso, luego de la debacle. El golpe final se lo dio Chile, quien sorprendentemente ya está clasificado a los octavos de final del Mundial.

España se despidió del Mundial por la puerta de atrás, tras ser derrotado 0-2 por Chile en el mítico Maracaná. Los goles de Eduardo Vargas (a los 19’) y Charles Aranguiz (43’) hicieron abdicar al vigente campeón del mundo.
Chile, además, se aseguró su clasificación a los octavos de final y se jugará el primer puesto en la última jornada del Grupo B ante Holanda.
“FALTÓ HAMBRE”
La imagen de un Iker Casillas gateando sobre el césped brasileño y burlado por vengativos holandeses acompañará por siempre a una selección española que arrancó el certamen con un doloroso 1-5 ante Holanda, del que no pudo recuperarse.
Xabi Alonso argumentó que les “faltó hambre” de gloria, aunque su compañero Andrés Iniesta no esté de acuerdo.
“No hemos sabido mantener el hambre”, subrayó Xabi Alonso en las catacumbas del Maracaná. “La cuota de alegría y de éxito estaba cumplida, agotada. Futbolísticamente hemos cometido muchos errores. Las sensaciones no eran las de otros campeonatos”.
Fue llamativo que Iniesta rechazara con claridad ese análisis. “Esa es su opinión”, dijo el volante. “Cuando las cosas no salen, nunca es por falta de querer ganar, porque aquí todos queremos ganar. Solo que no hemos estado a la altura de la situación. Hemos estado en lo más alto y ahora estamos en lo más bajo”.
Que España no pudiera defender el título de Sudáfrica 2010 no es ningún cataclismo histórico, ya que ninguna selección lo logró desde que Brasil lo hiciera en Chile 1962. El problema de España no es que ceda el trofeo, sino la imagen que dejó. Le sucedió algo parecido a la Francia de 2002 y a la Italia de 2010, pero ninguna fue despedida tan fulminantemente como los hombres de Del Bosque, en apenas dos partidos.
Dos derrotas, siete goles recibidos, uno anotado de penal dudoso y todas las líneas del equipo fallando: ni en sus peores pesadillas podía el técnico esperar algo así.
Que España no llegaba como al Mundial pasado y ni siquiera como a la Eurocopa de 2012, era sabido, pero las últimas semanas en el fútbol español habían generado algunos espejismos.
“Ilusionados, motivados y con hambre de títulos. ¡Despegamos! Que empiece lo bueno. ¡Vamos!”, había publicado Sergio Ramos el 2 de junio en una red social, al despegar de Washington rumbo a Brasil. El mensaje iba acompañado de una foto en la que sonreía junto a varios compañeros. Faltaban diez días para que comenzara el Mundial. A esa altura nadie imaginaba cómo iba a terminar la historia.

España se despidió del Mundial por la puerta de atrás, tras ser derrotado 0-2 por Chile en el mítico Maracaná. Los goles de Eduardo Vargas (a los 19’) y Charles Aranguiz (43’) hicieron abdicar al vigente campeón del mundo.

Chile, además, se aseguró su clasificación a los octavos de final y se jugará el primer puesto en la última jornada del Grupo B ante Holanda.

“FALTÓ HAMBRE”

La imagen de un Iker Casillas gateando sobre el césped brasileño y burlado por vengativos holandeses acompañará por siempre a

España se despidió del Mundial por la puerta de atrás.

España se despidió del Mundial por la puerta de atrás.

una selección española que arrancó el certamen con un doloroso 1-5 ante Holanda, del que no pudo recuperarse.

Xabi Alonso argumentó que les “faltó hambre” de gloria, aunque su compañero Andrés Iniesta no esté de acuerdo.

“No hemos sabido mantener el hambre”, subrayó Xabi Alonso en las catacumbas del Maracaná. “La cuota de alegría y de éxito estaba cumplida, agotada. Futbolísticamente hemos cometido muchos errores. Las sensaciones no eran las de otros campeonatos”.

Fue llamativo que Iniesta rechazara con claridad ese análisis. “Esa es su opinión”, dijo el volante. “Cuando las cosas no salen, nunca es por falta de querer ganar, porque aquí todos queremos ganar. Solo que no hemos estado a la altura de la situación. Hemos estado en lo más alto y ahora estamos en lo más bajo”.

Que España no pudiera defender el título de Sudáfrica 2010 no es ningún cataclismo histórico, ya que ninguna selección lo logró desde que Brasil lo hiciera en Chile 1962. El problema de España no es que ceda el trofeo, sino la imagen que dejó. Le sucedió algo parecido a la Francia de 2002 y a la Italia de 2010, pero ninguna fue despedida tan fulminantemente como los hombres de Del Bosque, en apenas dos partidos.

Dos derrotas, siete goles recibidos, uno anotado de penal dudoso y todas las líneas del equipo fallando: ni en sus peores pesadillas podía el técnico esperar algo así.

Que España no llegaba como al Mundial pasado y ni siquiera como a la Eurocopa de 2012, era sabido, pero las últimas semanas en el fútbol español habían generado algunos espejismos.

“Ilusionados, motivados y con hambre de títulos. ¡Despegamos! Que empiece lo bueno. ¡Vamos!”, había publicado Sergio Ramos el 2 de junio en una red social, al despegar de Washington rumbo a Brasil. El mensaje iba acompañado de una foto en la que sonreía junto a varios compañeros. Faltaban diez días para que comenzara el Mundial. A esa altura nadie imaginaba cómo iba a terminar la historia.

Chilenos invadieron sala de prensa de Maracaná

Un centenar de hinchas chilenos invadieron la sala de prensa del mítico estadio Maracaná, provocando destrozos y desafiando a las fuerzas de seguridad en un intento de ingresar a las tribunas del estadio, previo al partido entre su selección y España. Finalmente fueron detenidos 85 de los intrusos, quienes como sanción deberán abandonar Brasil en un plazo máximo de 72 horas.

El incidente deparó cinco heridos, entre ellos una mujer que sufrió la fractura de un brazo.

Los hinchas, la mayoría de ellos vestidos con la camiseta roja de Chile y muchos en avanzado estado etílico, sobrepasaron la primera valla de separación junto al puesto de seguridad por el que deben pasar los periodistas que acceden al estadio, y tuvo que intervenir la policía militarizada “para contener la situación”, según aseguró el Ministerio de Justicia.

Los hinchas buscaron algún punto de acceso a las tribunas. Algunos se retiraron de forma pacífica y la mayoría fue contenida en uno de los túneles, donde permanecieron durante media hora sentados, con las caras tapadas por las camisetas y las bufandas y rodeados por los agentes de la seguridad privada mientras decenas de fotógrafos y cámaras de televisión se subían a las mesas en busca de una imagen.







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...