Abogados de Salto consideran que el actual sistema de justicia les genera dificultades y los hace ver “omisos”

El presidente de la gremial de profesionales del ramo sostiene que para la justicia la “metrópolis sigue siendo lo más importante”

La Asociación de Abogados de Salto que reúne a la inmensa mayoría de los profesionales del ramo, está preocupada. Sus representantes, dicen que lo que está pasando con la profesión es que en Salto “hay muchos profesionales y que el mercado se achica”, a la vez aducen que uno de los principales factores para que acá haya tanta gente dedicada a la abogacía es que “estamos donde hay una fábrica”.joaquin silva
Así se refiere el presidente del gremio de la organización que nuclea a estos operadores jurídicos, el Dr. Joaquín Silva, a la Sede Salto de la Universidad de la República, antes Regional Norte ahora denominado Cenur (Centro Universitario del Noroeste), donde están las carreras completas de abogacía y notariado y de las que cada año, egresan varios profesionales, muchos de ellos salteños y otros que al finalizar su carrera luego de haber estudiado durante años en este lugar, eligen a Salto como el lugar para desarrollarse y ejercer su profesión.
“Es como en todas las profesiones, donde hay mucha gente para ofrecer los mismos servicios la situación puede generar algún contratiempo”, sostuvo Silva, quien egresó en 1985 y que es profesional activo desde entonces con una trayectoria conocida en nuestro medio.
FUNCIONA MAL
Pero el Dr. Joaquín Silva señaló que a su juicio el sistema de justicia está “funcionando mal, tanto así que varios colegios y asociaciones de abogados se han reunido con el presidente de la Suprema Corte de Justicia para formularle varios planteos que afectan nuestra profesión”.
El abogado se refirió a una andanada de traslado de jueces que realizó la Corte ante el advenimiento del nuevo Código del Proceso Penal, lo que motivó que muchos magistrados sean transferidos a otros departamentos, lo que terminó afectando a las sedes judiciales de nuestro medio.
“Hubo un momento que acá teníamos dos jueces, se fueron un montón y dígase que sin desmerecer a otros, tenemos jueces que se ponen y atienden cosas que por ahí no tienen que atender. Acá hay un problema estructural que viene de años, parece mentira, la metrópolis es lo más importante en este país en todos los aspectos, incluido la justicia. Acá la carrera judicial está prevista como para que todos quieran estar en Montevideo y todos quieren estar allá porque eso les significa primero, un ascenso en la carrera, porque si vos estás en la capital o cerca, quiere decir que vos sos mejor juez que el que está en otro lado”, explicó Silva.
Comentó a su turno, que cuando un juez está en Montevideo “empieza a ser visto en el último tramo de su carrera para integrar un Tribunal de Apelaciones, entones Salto es un jalón anterior para los jueces y por suerte acá hay gente que además de atender los casos de Familia deben atender Violencia Doméstica, y se ponen las cosas al hombro. Pero el problema que tenemos es que se llevan los jueces”.
Añadió que “hace poco tiempo habían nombrado una jueza de Paz que el día antes de asumir, se fue de licencia por maternidad, con todo el derecho del mundo, pero esas cosas generan toda una dificultad a veces que hablan a las claras también de que tenemos un sistema judicial que sea capaz de suplir recursos humanos y de dotar en Salto a los juzgados de las potencialidades adecuadas para su normal funcionamiento”.
SALIMOS CALIENTES
El Dr. Joaquín Silva, dijo que muchas veces se le hace “complejo al profesional” tener que explicarle al cliente “cómo demoran las actuaciones” en los juzgados. “Nosotros tenemos que satisfacer las necesidades y demandas de nuestros clientes y muchas veces nos sentimos contrariados con situaciones que son propias de la realidad, del sistema de justicia, pero eso tenemos que hacérselo saber de la mejor forma posible al cliente para que el mismo entienda que cuando las cosas no salen rápido y se demoran, muchas veces no es por culpa del abogado, sino por responsabilidad de las demoras del propio sistema que es lento”.
“El único beneficio de la duda que le doy a la Suprema Corte es que cuando se reclaman cosas para que haya una mayor celeridad en los procesos, te dicen que no tienen recursos para dotar de lo necesario a los juzgados y eso puede ser así, porque sabemos que no le han dado presupuesto al Poder Judicial en esta Rendición de Cuentas, entonces faltan funcionarios, faltan actuarios. Y ¿cómo muchos colegas pueden explicarle a los clientes esto? Porque ellos tienen su premura porque las cosas se resuelvan y con total razón y el abogado también, porque necesita cobrar para pagar sus cuentas y para ello quiere que el caso esté terminado, pero así las cosas se complican”, aseguró Silva.
“A veces cuando hay falta de celeridad en las cosas te sentís culpable de lo que está dañando al cliente, te sentís además que estás siendo omiso y que el otro piensa eso de vos, cuando vos estás trabajando. Entonces hay muchas más cosas que generan complicaciones en el ejercicio de una profesión que se está viendo un poco cada vez más compleja”, añadió el presidente de la Asociación de Abogados de Salto, Joaquín Silva.







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...