Académicos salteños analizaron qué pasa en Salto de cara a las elecciones municipales de 2010

La Universidad Católica fue sede de la primera jornada académica organizada en conjunto con la Regional Norte de la Universidad de la República referida en esta ocasión a la temática política bajo el título, “Elecciones Municipales 2010, ¿qué está pasando en Salto?”, en donde participaron especialistas en la materia quienes desde el punto de vista académico brindaron su visión política. Para la ocasión fueron convocados el Lic. Emilio Arredondo (politólogo), Lic. Erick Bremmerman (Focus) y el Dr. Juan Romero (sociólogo).
En general, los tres panelistas coincidieron en que los votantes salteños no ven con buenos ojos que los políticos en una contienda electoral ataquen con críticas y agravios a los otros candidatos, por lo que consideran poco redituable utilizar ese tipo de estrategia electoral.
LA ACADEMIA
RESPONDE
EL PUEBLO consultó al Lic. Antonio Oliva (Universidad Católica) sobre los alcances de esta jornada académica. Se trata de “una actividad conjunta de la Regional Norte de la Universidad de la República y la Universidad Católica. Las dos universidades instaladas en la ciudad, o sea, la academia, le está devolviendo a la sociedad con temáticas que puedan ser de actualidad. En ese contexto, hay docentes capacitados en el área de la Ciencia Política y en la rama de las Ciencias Sociales que se le pregunta, cómo se para la academia frente a este proceso una vez terminada la segunda instancia (ballotage) con un presidente nuevo, localmente, ¿qué está pasando? De eso trata esta iniciativa”, sostuvo, agregando que se trata del inicio de una serie de jornadas académicas sobre temas de actualidad que interesarán a nuestra sociedad.
CAMBIOS EN LA
CULTURA POLÍITICA
El Lic. Emilio Arredondo comenzó formulando la pregunta que convocaba a la charla académica, “¿qué está pasando en Salto”. “Obviamente que la respuesta inmediata es que la política en Salto no es lo misma que hace 15 o 20 años atrás. Está habiendo una importante cantidad de cambios, y esos cambios están desconcertando a muchos, yo diría que en general el conjunto de los elencos de la dirigencia política departamental en mayor o menor medida están sintiendo ese nivel de desconcierto”, aclarando que no se estaba refiriendo exclusivamente a los resultados electorales. “Eso en todo caso, no es solo la punta de un iceberg, sino que fundamentalmente me estoy refiriendo a un conjunto de cambios que se están procesando a nivel de la cultura política”, que “obliga también a que desde los elencos políticos deban ajustarse a esos cambios, de lo contrario, van a hacer una lectura equivocada” tomando decisiones que lo irán “alejando de las chances de las cuotas de poder que todo el mundo busca”.
En otro momento de su participación, Arredondo recordó la gran cadena de acontecimientos que forman parte de nuestro ciclo electoral, comenzando por las elecciones internas, pasando por la doble etapa de las elecciones nacionales y culminando con las elecciones departamentales de mayo de 2010. “Si bien es cierto que son todas secuencias de una misma cadena, se equivoca quien crea que no tiene nada que ver una cosa con la otra, se equivoca quien crea que no hay conexión entre una elección y otra, obviamente que la hay, pero también es cierto que se equivoca quien crea que puede extrapolar o trasladar mecánicamente el resultado de una elección a otra”.
“No necesariamente tienen que haber 10 mil votos de diferencia en el Frente Amplio con el Partido Nacional o más votos de diferencia con el Partido Colorado en la próxima elección. No necesariamente va a ser así”. “Yo recomendaría que no cometan el error de pensar en esos términos ni uno ni otro”.
VOTANTE
SALTEÑO
Por su parte, el Lic. Erick Bremmerman presentó un trabajo de encuesta que intentaba explicar la “estructura del perfil del votante salteño” a través de una serie de cuatro mediciones que comenzó en el mes de agosto.
Una de las preguntas que se formuló tenía que ver con el “posicionamiento ideológico del votante salteño” para lo cual se presentó una escala del 1 al 10 donde el 1 sería extrema izquierda, el 5 sería el centro y el 10 la extrema derecha. “La mayoría del votante salteño es un votante que se ubica en el centro de la escala” con un 36%, mientras que un 24% optó por el Nº 10 y un 10% por el Nº 1.
“La pregunta que surge de estos números que marcan lo que es la ideología del votante salteño es, ¿cómo es que gana en Salto la izquierda o Mujica en las elecciones con el 52%?” Lo que se intentaría responder con la siguiente pregunta, donde se intenta saber si el votante salteño vota al partido (24%), al programa (27%) o por el candidato (46%). De lo que se desprende que el votante hoy se fija más en el candidato que en la estructura de un partido político o en sus propuestas.
Otro de los temas consultados en dicha encuesta refiere esencialmente a temas de campaña, donde concretamente se preguntó si se está de acuerdo con que los candidatos visiten el domicilio de los votantes, apareciendo un rotundo NO con un 69% y estando de acuerdo el restante 31%.
Otro hecho anecdótico que incluso fue visto en un caso particular en la anterior campaña electoral, refiere a si el votante prefiere ver al candidato junto a su familia en la faz publicitaria, resultando que un 78% no está de acuerdo con esas poses y fotos de campaña.
Un dato que podría llegar a marcar el desarrollo de la campaña electoral que nos espera a los salteños tiene que ver con que si el votante está de acuerdo con ataques y críticas entre los candidatos, apareciendo un aplastante 86% que no ve con buenos ojos el realizar ese tipo de campañas agresivas.
Otro dato que fue observado durante la anterior campaña, refiere a si el votante está o no de acuerdo con que ciudadanos comunes hablen en las publicidades, resultando un 66% favorable a esa posibilidad. Únicamente un candidato utilizó este sistema en la campaña del 25 de octubre, resultando ser el candidato más votado y electo diputado, nos referimos a Andrés Lima.