Acerca de las propuestas de inclusión educativa

Prof. Adj. Lic. Mag. Alice Zunini.

Uruguay se enfrenta al desafío de desarrollar una política pública muy importante, vinculada al cuidado de sus ciudadanos. El Estado reconoce al cuidado como derecho universal, junto con otros tres pilares clásicos del bienestar vinculados a la salud, la educación y la seguridad social.
Cuidado que actualmente pone foco en niños/as, adultos mayores y discapacitados, los cuales se suman a los de la familia, que muchas veces se invisibilizan. Se conceptualizó el cuidado como la acción de ayudar a un niño o niña o de una persona dependiente, en el desarrollo y el bienestar de su vida cotidiana. Éstos implican un compromiso afectivo y emocional.  Educativo
Cada niño es una historia en construcción
Cuando un niño nace, generalmente recibe la atención de su madre biológica o de crianza, y ese tipo de vínculo tan particular, genera apego. Éste, va brindando seguridad al niño con el transcurso del tiempo. También otras personas interactúan con ese bebé, formando una trama afectiva de sostén muy significativa para el niño.
Una Psicoanalista, Piera Aulagnier nos plantea que:
“La historia por la cual un sujeto se cuenta y se asume como tal exige, al igual que toda historia, que el primer capítulo no sea una serie de hojas en blanco…Su particularidad establece que ese capítulo sólo pueda escribirse después y gracias a lo que el autor ha visto, percibido y escuchado”. Esto implica experiencias familiares e Institucionales muy significativas, que dejan huellas.
El valor de la Eduación
La Dra. en Educación, G. Frigerio (2009), afirma, que la educación puede pensarse como el “territorio de lo posible”, entendiendo que lo posible es aquello que incluye al deseo, a sabiendas de que no será totalmente realizable”.Educar, según la autora, es dar trámite al enigma subjetivo. Es ofrecer contextos educativos de acción. La educación ofrece el vínculo con lo extranjero, ofrece esa relación de los desconocido que está en el trasfondo de toda relación de saber.
Consideramos que la educación va más allá del aprendizaje. El acto educativo evoca al porvenir. Desde la pedagogía social, se plantea, que los efectos de la educación deviene imprevisible, dado que no hay relación de determinación entre los objetivos de los educadores y el porvenir de lo humano.
Si pensamos en el grupo- clase, este genera clima de trabajo, y es constructor de subjetividad. Las vivencias en clase, modelan una trama intersubjetiva en permanente movimiento, donde se evidencian atravesamientos múltiples. Según Silvia Duschatsky ( 2002), en la vida institucional, se dan espacios donde se puede confiar y apostar, de esta forma, el aula se ve privilegiada.
Lo que enseñamos genera cambios, y responde a competencias y habilidades que facilitan el cambio educativo. Lo que enseñamos, es más amplio que lo que se aprende; siguiendo a Juan Ignacio Pozo, (2015) este plantea que hay dos tipos de barreras para el aprendizaje. Problemas de infraestructura, y problemas mentales, donde entran en juego las emociones. También nos plantea que debemos reflexionar sobre tres tipos de aprendizaje: aprendizaje como actividad cognitiva, como actividad cerebral, que generan mapas mentales, y como actividad cultural, dado que se aprende en interacción social con otros y con representaciones.
Si entendemos que el centro del aprendizaje es el alumno, no debemos dejar de pensar en los sujetos de y en la educación que son varios; estudiante, docentes, personal de servicio, y la Institución Educativa en sí misma. Estos sujetos, son portadores de cultura; pensemos en las situaciones de enseñanza y aprendizaje, donde entra en juego lo que el sujeto trae, lo que la institución le ofrece y de lo que se apropia. Importa lo vivencial y lo dialógico.
La pedagogía social, nos aporta una idea magnífica, propone hacer de la educación, un anti-destino, práctica que juega caso por caso, contra la asignación cierta de un futuro ya previsto.
Acerca del “Aprendizaje Diferenciado”
Para logar una educación diferenciada, debemos centrarnos en la posibilidad de diferentes formas de aprendizaje, diferentes propuestas de enseñanza.
Carol Ann Tomlinson estuvo en Uruguay, y pudimos acceder a sus propuestas e investigaciones en educación de USA. La autora nos habla de contextualizar los aprendizaje, generar diferentes estaciones o rincones de aprendizaje, donde el niño se sienta motivado o se le permita indagar y desarrollar su curiosidad. Sujeto autónomo, sujeto de la experiencia como plantea J. Dewey.
Pensar un marco distinto en el Salón de clase, y preparar materiales didácticos y propuestas de baja preparación y de alta preparación, para facilitar los aprendizajes diferenciados.
La recomendación es que el aula funcione para todos. Hacer que funcionen varias cosas, para atender y reconocer diferencia.
En el aula hay niños /as con dificultades emocionales, ansiedad, depresión, y esas diferencias importan mucho. Si hay amenazas, el niño no aprende, no puede crecer.
Lo más importante según Tomlinson, es que al docente, le importe cada alumno, como individuo, que le tiene que gustar estar con ellos, que disfrute de sus logros y que maneje el humor. Hacer la tarea divertida.
El desafío no es ocuparse de cada alumno, sino importarse por cada alumno y sus logros. Es de responsabilidad del docente que el niño logre éxitos, y tenga una mejor vida. La ayuda es tener y organizar un aula funcional con libros, carteles , color y mobiliario que permita cambios y consultas individuales y grupales con el maestro. Se complejiza todo.
El propósito moral grupal del docente, es satisfacer las necesidades de los alumnos. La evaluación diferencia es siempre una evaluación formativa.
Un aula diferenciada, es una decisión, es llegar con los alumnos al mismo destino, por distintos caminos. Es lograr modificaciones, apoyo y adaptaciones, cambios en el programa. También incluir rutinas y desarrollar la idea de comunidad en el grupo y que se visualicen los distintos liderazgos en los niños. Aceptar las diferencias y descubrir la pasión en cada uno de ellos.
La diferenciación es atender a cada niño/ as en sus necesidades y capacidades para el aprendizaje y mejora de su calidad de vida, reforzando su autoestima. Brindar un ambiente invitacional, un sentido de agrado, de comunidad.
“La diferenciación no es un conjunto de estrategias, es una forma de pensar el aula” ( Adam Hoppe 2010 ).
___________________________
Presentado por:
Prof. Mag. Paola Ocaño-
Sra. Romina García- Arq. Irene
Barla- Esc. Silvana Rivas-
Sr.Gerardo Fiorelli







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...