Aclara la directora del Hogar Millán sobre un hecho recientemente registrado

La Directora del Hogar Millán, Susana Barla Remedi, envió una nota a nuestra Redacción, que publicamos en forma textual.
La misiva reza lo siguiente:
“La asociación civil Millán solicita derecho a réplica sobre algunos aspectos planteados y difundidos erróneamente por diario EL PUEBLO de Salto en su editorial del día miércoles 12 de noviembre de 2014, cuyo titular expresó: ‘Guardia de seguridad de Hogar Millán procesado por causarle una lesión a un paciente que no acató una orden’.
a) Aclaración referente a cuidadores. La figura del guardia de seguridad, como dice en la referida nota, no existe. En el hogar existe la figura de cuidadores, quienes son personas vinculadas y relacionadas afectivamente con los internos, quienes les llaman ‘tíos’ a sus respectivos cuidadores.
b) Aclaración referente a lugares prohibidos. Las personas internas se manejan con libertad dentro de las instalaciones del hogar, no existiendo lugares prohibidos como lo indica la nota. Es así que los internos pueden circular y pasear libremente por toda la institución.
c) Episodio con cuidador. El episodio que desencadenara la lesión del interno fue un hecho puntual y atípico, en función que no es protocolo de la institución reducir a la fuerza a los internos. El trato es siempre apropiado y profesional, en busca y en función del interés superior que es el bienestar de los internos y se reitera que los cuidadores no son guardias de seguridad.
d) Aclaración de errónea información referente al procedimiento de atención médica al interno. El hecho entre el cuidador y el interno que resultara lesionado se produjo a las 23.30 del día jueves 6 de noviembre. De forma inmediata personal del hogar procedió a llamar al servicio de CACCENAS. Al lugar asistió una unidad móvil de la institución médica CACCENAS y se procedió a la atención primaria del interno, a cargo de la Dra. Villalba.
Luego el interno fue trasladado al Hospital Salto, donde pasó la noche en observación. Al día siguiente fue dado de alta, por lo que el día 7 de noviembre a la hora 12 del mediodía, el interno estaba regresando a las instalaciones del Hogar Millán.
En mérito a lo expuesto surgen grandes diferencias entre los hechos divulgados por la editorial y lo realmente acontecido, ya que en la nota de referencia se indica que el interno fue alojado en su habitación y que fue asistido recién el día siguiente tras ser constatada la lesión por el médico psiquiatra, hecho que dista enormemente de la realidad.
3) Aclaración en cuanto a la gráfica (foto) utilizada en la nota. La gráfica utilizada en la nota (foto de la cárcel) hace que el lector interprete erróneamente una imagen del Centro de Rehabilitación, Cárcel de Salto, con lo que son las instalaciones del Hogar Millán, que lejos está de ser un lugar entre rejas rodeado de alambre de púa”.
N.  de  R.: algunos aspectos que debemos aclarar sobre el tema.
1) No se trató de un editorial (nota de opinión principal de un diario), sino de una nota de información.
2) Al no haber información oficial sobre un tema siempre se corre el riesgo de cometer algunos errores o impresiciones, como las que Ud. anota, que no se trató de un guardia de seguridad – que no existen en la institución – sino de uno de los cuidadores y que la actitud de la institución fue de hacer atender inmediatamente al internado. De todas formas, aunque no se hace mención en su nota, no se niega el procesamiento sin prisión de la persona responsable del hecho.
3) El derecho a réplica lo otorga el Poder Judicial y si es de su interés tenerla debe plantearla allí. En cambio si entiende que lo que corresponde es aclarar los aspectos que considera erróneos en la información siempre hallará las páginas de EL PUEBLO disponibles para hacerlo.

La Directora del Hogar Millán, Susana Barla Remedi, envió una nota a nuestra Redacción, que publicamos en forma textual.

La misiva reza lo siguiente:

“La asociación civil Millán solicita derecho a réplica sobre algunos aspectos planteados y difundidos erróneamente por diario EL PUEBLO de Salto en su editorial del día miércoles 12 de noviembre de 2014, cuyo titular expresó: ‘Guardia de seguridad de Hogar Millán procesado por causarle una lesión a un paciente que no acató una orden’.

a) Aclaración referente a cuidadores. La figura del guardia de seguridad, como dice en la referida nota, no existe. En el hogar existe la figura de cuidadores, quienes son personas vinculadas y relacionadas afectivamente con los internos, quienes les llaman ‘tíos’ a sus respectivos cuidadores.

b) Aclaración referente a lugares prohibidos. Las personas internas se manejan con libertad dentro de las instalaciones del hogar, no existiendo lugares prohibidos como lo indica la nota. Es así que los internos pueden circular y pasear libremente por toda la institución.

c) Episodio con cuidador. El episodio que desencadenara la lesión del interno fue un hecho puntual y atípico, en función que no es protocolo de la institución reducir a la fuerza a los internos. El trato es siempre apropiado y profesional, en busca y en función del interés superior que es el bienestar de los internos y se reitera que los cuidadores no son guardias de seguridad.

d) Aclaración de errónea información referente al procedimiento de atención médica al interno. El hecho entre el cuidador y el interno que resultara lesionado se produjo a las 23.30 del día jueves 6 de noviembre. De forma inmediata personal del hogar procedió a llamar al servicio de CACCENAS. Al lugar asistió una unidad móvil de la institución médica CACCENAS y se procedió a la atención primaria del interno, a cargo de la Dra. Villalba.

Luego el interno fue trasladado al Hospital Salto, donde pasó la noche en observación. Al día siguiente fue dado de alta, por lo que el día 7 de noviembre a la hora 12 del mediodía, el interno estaba regresando a las instalaciones del Hogar Millán.

En mérito a lo expuesto surgen grandes diferencias entre los hechos divulgados por la editorial y lo realmente acontecido, ya que en la nota de referencia se indica que el interno fue alojado en su habitación y que fue asistido recién el día siguiente tras ser constatada la lesión por el médico psiquiatra, hecho que dista enormemente de la realidad.

3) Aclaración en cuanto a la gráfica (foto) utilizada en la nota. La gráfica utilizada en la nota (foto de la cárcel) hace que el lector interprete erróneamente una imagen del Centro de Rehabilitación, Cárcel de Salto, con lo que son las instalaciones del Hogar Millán, que lejos está de ser un lugar entre rejas rodeado de alambre de púa”.

N.  de  R.: algunos aspectos que debemos aclarar sobre el tema.

1) No se trató de un editorial (nota de opinión principal de un diario), sino de una nota de información.

2) Al no haber información oficial sobre un tema siempre se corre el riesgo de cometer algunos errores o impresiciones, como las que Ud. anota, que no se trató de un guardia de seguridad – que no existen en la institución – sino de uno de los cuidadores y que la actitud de la institución fue de hacer atender inmediatamente al internado. De todas formas, aunque no se hace mención en su nota, no se niega el procesamiento sin prisión de la persona responsable del hecho.

3) El derecho a réplica lo otorga el Poder Judicial y si es de su interés tenerla debe plantearla allí. En cambio si entiende que lo que corresponde es aclarar los aspectos que considera erróneos en la información siempre hallará las páginas de EL PUEBLO disponibles para hacerlo.