Acuerdo ADEOMS – Intendencia permitió restablecer la recolección

Acuerdo ADEOMS – Intendencia  permitió restablecer la recolección
Luego de una hora y media de negociaciones, el jefe de
Recolección fue removido y trabajadores levantaron el paro
Luego de una hora y media de negociaciones, el jefe de Recolección fue removido y trabajadores levantaron el paro.
Luego de una hora y media de reunión, en un encuentro donde
hubo de todo, entre planteos, cuestionamientos, críticas y fundamentalmente negociación, que fue lo que se necesitó para destrabar un conflicto en el que perdían todas las partes, ayer por la mañana quedó resuelto el dislate entre los trabajadores municipales y las autoridades de la comuna, lo que mantuvo a Salto sin recolección de residuos durante un día entero.
La salida al problema fue la remoción del jefe de la unidad, Antonio Lafuente y la aceptación de parte de las autoridades del gobierno de redactar un comunicado donde se le quitara responsabilidad a los trabajadores por las carencias en el sector, algo que según argumentan los trabajadores, obedece a la falta de renovación y refacción de la flota, así como a lo que consideran magras condiciones laborales.
El encuentro se llevó a cabo ayer en el despacho de la secretaria general de la Intendencia de Salto, a puertas cerradas, con nueve integrantes del consejo directivo de Adeoms, dos representantes del sector de choferes de ómnibus y un delegado de los trabajadores de la unidad de recolección que son los que estaban en conflicto.
Tras esto, Eguiluz planteó varias cosas que entendía que eran necesarias ponerlas arriba de la mesa y los trabajadores hicieron su parte. Luego de idas y venidas, conversaciones, cuestionamientos y recíprocas concesiones de ambas partes, determinaron el acuerdo.
Según pudo saber EL PUEBLO, la secretaria general de la Intendencia, enfrentó sola a los doce representantes sindicales que llegaron con caras largas, imponiendo su malestar por la situación y se fueron al menos conformes con lo acordado. Entraron al despacho que se encuentra en el subsuelo de Casa de Gobierno, sobre las diez de la mañana y se retiraron sobre las once y media.
Desde allí, se fueron caminando hasta el local de la exusina eléctrica donde está ubicado el sector de Recolección, donde los trabajadores no ocuparon, para evitar ser desalojados por la Policía y sí llevaron a cabo un paro de “brazos caídos”, donde concurrían a su lugar de trabajo pero no realizaban la tarea, en este caso, dejando al departamento sin recolección de residuos.
La medida comenzó el lunes por la tarde y terminó ayer martes por la mañana. La intransigencia de los trabajadores terminó en una negociación donde consiguieron lo que querían, la remoción del jefe de la unidad, del cual aún se desconoce si tendrá nuevo destino, la instalación en su lugar de un funcionario de carrera con conocimiento de la tarea del sector, además de un comunicado y que las autoridades comiencen a trabajar en la reparación de la flota de los camiones recolectores.
SE HIZO SENTIR
Ayer por la mañana mucha gente se levantó sorprendida porque la noche anterior habían sacado la basura y al levantarse, la misma permanecía sobre la vereda, cuando no, algún perro la había desparramado multiplicando la suciedad por todos lados.
“Esto va a ser un nido de ratas en cualquier momento”, comentó la empleada de un comercio de calle Uruguay, cuando sobre las tres de la tarde de ayer, sacaba basura de su comercio en la principal arteria, entre Joaquín Suárez y José Amorín. Aunque a esa altura el conflicto ya se había solucionado, todavía restaba que levantaran el paro los funcionarios municipales, que primero quisieron asegurarse de que sus reclamos habían prosperado.
En el local de la exusina eléctrica, en el cruce de Zorrilla y 19 de Abril, los trabajadores realizaron una asamblea y supieron de parte de los integrantes del Consejo Directivo de ADEOMS, que sus reclamos habían sido escuchados y tenidos en cuenta.
En ese aspecto, Washington Silva, un funcionario de carrera de la unidad de recolección, fue designado a cargo de la misma, luego que el Intendente Coutinho decidiera la remoción del jefe de esa sección, Antonio Lafuente, por haber realizado expresiones que los trabajadores tomaron como agraviantes, al señalar que “los problemas en el servicio de recolección obedecían a la falta de voluntad” de los funcionarios.
En ese caso, uno de los que participó de la reunión que destrabó el conflicto, fue el secretario general de la Asociación de Empleados y Obreros Municipales, Antonio Rodríguez, quien manifestó a EL PUEBLO que “la reunión fue positiva, los trabajadores organizados pudieron dar un primer paso hacia lo que consideran las mejoras que necesita el servicio y creo que ahora hay un compromiso para mejorarlo, habrá que esperar lo que pase en los próximos días”.
Rodríguez reconoció que la secretaria general de la Intendencia de Salto, Cecilia Eguiluz, es una persona “a la que no es fácil imponerle nada, porque sabe cómo defenderse y si cedes en algo aprovecha el espacio, pero lo que importa es que negociamos y ella como autoridad de gobierno que es, se comprometió a trabajar para cumplir con los reclamos de los trabajadores del servicio”, indicó el secretario general del sindicato.
“Nosotros le llevamos el sentir de la asamblea de trabajadores del lugar, que era que no querían más  la presencia del encargado del servicio, Antonio Lafuente, en ese cargo y el segundo punto a tratar, fue la realización de un comunicado que debía emitir la Intendencia diciendo que el problema del servicio, es por la falta de maquinaria y quitándole la responsabilidad a los funcionarios, porque así es la cosa. Y ella aceptó”, dijo Rodríguez.
Además informó que acordaron una reunión para el próximo lunes, con la presencia del Intendente de Salto, Germán Coutinho y de la secretaria general, Cecilia Eguiluz, para ponerse a trabajar sobre el comienzo de la reparación de la maquinaria del sector recolección. Anoche, los trabajadores del servicio de recolección se encontraban trabajando en distintos puntos de la ciudad.