ADEOMS acordó cobrar los sueldos como quería y puso plazo de dos meses para resolver la adecuación

ADEOMS acordó cobrar los sueldos como quería y  puso plazo de dos meses para resolver la adecuación

Problemas internos con el PIT CNT “entorpecieron la salida”

Parece disiparse la rispidez que venía signando al conflicto que mantiene el jefe comunal salteño, Germán Coutinho, con el sindicato de funcionarios municipales, ADEOMS. Estos últimos decidieron despegarse de la influencia de algunos delegados del PIT CNT, los que fueron acusados incluso de querer ejercer presiones motivados por intereses partidarios y que venían presionando al gremio para que radicalizaran sus medidas, rechazando todo ámbito de negociación con las autoridades del gobierno.

Todo esto, en función de que el Intendente de Salto, Germán Coutinho, decidió suspender la adecuación escalafonaria que los sindicalistas resaltan como una “conquista de los trabajadores” y que adecua en el grado y antigüedad a cada uno de los funcionarios municipales. Labor que llevó mucho tiempo durante la anterior administración, pero que al final pudo ser concretada a gusto de la gran mayoría de los trabajadores.

Empero, el nuevo jefe comunal no estaba del todo de acuerdo con esta adecuación y optó por suspender el escalafón hasta revisar caso a caso. Esto generó un tremendo conflicto entre los trabajadores municipales, los que además tuvieron que disputar una lucha interna por las medidas a adoptar frente a este caso, si llegar a un acuerdo con el jefe comunal o si tomar medidas de lucha más radicales como les sugirieron algunos delegados del PIT CNT.

Pero tras idas y venidas, reuniones y encuentros, dimes y diretes sobre esta situación, pese a que hubo un mandato de una asamblea donde se acordó no negociar más con Coutinho, el pasado martes 24, se reunieron con el Intendente de Salto, los directivos del gremio de municipales donde llegaron a un acuerdo sobre la modalidad que se empleará para abonar los sueldos de los funcionarios durante el corriente mes de agosto.

Los mismos se pagarán según el grado que tengan los municipales y aceptaron que haya pago de compensaciones parciales a partir de los que fueron ascendidos desde el grado 7. Además, las partes acordaron ponerle un plazo de dos meses al estudio que el gobierno se propone hacer caso a caso para que se vislumbre una salida al asunto.

Aunque el tema es mucho más profundo que llegar a un simple acuerdo, porque según fuentes del sindicato consultadas por EL PUEBLO, el hecho que los dirigentes gremiales se hayan reunido con el Intendente, fue ignorar el mandato de la asamblea del sindicato, la que resolvió que no se continuaran con las negociaciones por este conflicto hasta que no hubiera una señal del Intendente de ceder a su postura.

Pero para los directivos de ADEOMS que tenían a los delegados del PIT CNT respirándoles encima y a los que querían dejar de lado para no interferir en las decisiones, la preocupación radicaba en poder solucionar la forma de pago de los sueldos de los funcionarios que solamente quieren dormir tranquilos.

En ese sentido, dejando de lado las banderas sindicales de la huelga y la ocupación, los sindicalistas se reunieron con el intendente y acordaron que los funcionarios que tienen hasta el grado 7, percibirán su salario como hasta ahora y quienes están figurando con el grado 7 en adelante, recibirán su sueldo con el grado que tenían antes de la polémica adecuación, a los que se les adicionará una compensación hasta recibir lo que les corresponde.

Además, Germán Coutinho y su equipo de asesores, tendrán un plazo de 60 días para terminar de estudiar caso a caso la situación de los funcionarios municipales, debiendo adoptar una decisión definitiva durante este lapso y dar por terminado este asunto.

LOS ENTREDICHOS

Pero los problemas en la interna del sindicato estuvieron presentes desde el principio de este conflicto. A los dislates entre los delegados de ADEOMS y los dirigentes del PIT CNT que participaron de la rueda de negociaciones, a quienes los municipales adujeron ayer a este diario que “lograron sacárselos de encima porque habían estorbado las negociaciones para poder llegar a un acuerdo” refiriéndose a los sindicalistas, Enzo Fagúndez, Jorge Buslón y Gonzalo Acuña, persisten los problemas mantenidos con el representante legal del gremio.

El Dr. Gustavo Grassi, había sido acusado de mencionar en medios locales que estaba “de acuerdo con el intendente” Germán Coutinho respecto a la suspensión de la adecuación escalafonaria de los funcionarios, algo que cayó mal en el seno sindical por tratarse del abogado de los trabajadores.

Aunque al ser consultado sobre este asunto por EL PUEBLO, Grassi aclaró que “en realidad lo que reiteré fue todo lo contrario”. Comentó que cuando se desató este conflicto, vino a Salto un delegado de la Federación  Nacional de Profesores de Secundaria, quien al participar de una asamblea de ADEOMS dijo que lo que había hecho el Intendente de suspender la adecuación, era un “invento jurídico” y que “eso no lo podía hacer”.

En ese sentido, el abogado del gremio de funcionarios municipales desmintió la versión de prensa diciendo que “yo dije que el intendente tiene facultades legales para suspender la adecuación basado en el artículo 150 del Decreto 500/991. Pero eso no significa que estoy de acuerdo con el fondo del asunto. No estoy de acuerdo con que se lleve a cabo la suspensión, pero debo reconocer que el jefe comunal tiene facultades legales que lo habilitan a hacerlo, nada más”, dijo. “Fue una errónea interpretación de mis expresiones yo nunca estuve de acuerdo con la resolución de Coutinho”, expresó.

Grassi señaló por su lado que “la idea siempre fue que el camino correcto era
continuar negociando con el Intendente sin dar el paso previo de concurrir al Ministerio de Trabajo, lo cual hoy se ve plenamente corroborado, porque en la oficina de Trabajo no se llegó a ningún acuerdo, aún no se formó la mesa de negociación colectiva prevista en la ley, la cual estaría integrándose recién en el mes de octubre”.
Con respecto al acuerdo alcanzado entre los trabajadores municipales y el Intendente de Salto, el abogado dijo que esa propuesta había sido el objetivo inicial, pero culpó a una “actitud negativa” de los delegados del PIT CNT que “no permitieron” que ADEOMS alcanzara concretar esta propuesta hace varios días. “Esa propuesta se la había hecho al Intendente la directiva de ADEOMS el día en el cual por las actitudes adoptadas por delegados del PIT CNT todo quedó trunco”, comentó.

Según pudo saber EL PUEBLO ese mismo día, el hecho ocurrió cuando el delegado del PIT CNT, Jorge Buslón, le expresó al jefe comunal que estaban dispuestos a adoptar medidas extremas, lo que motivó que el Intendente se retirara de la negociación.

En esa misma reunión, Buslón fue increpado por parte de dos dirigentes del gremio de funcionarios municipales, a quien se le dijo que estaba “entorpeciendo la negociación” por lo cual se volvieron a reunir sin él.

En consecuencia, el PIT CNT fue dejado de lado por la directiva de ADEOMS  para poder llevar adelante las negociaciones. Incluso en las últimas horas, los delegados del gremio de municipales ante la mesa de la central obrera departamental, renunciaron a su representación en ese ámbito por presuntos maltratos recibidos en la central obrera.

Los problemas internos fueron dejados a un margen y por ahora los municipales lograron lo que querían, mientras que Coutinho demostró estar dispuesto a ceder y se vislumbra una salida a este asunto.