Adolescentes de la Obra Social Don Bosco visitaron la Torre Ejecutiva y le regalaron una artesanía al Presidente

Acompañados por el responsable, Pedro Ponce de León.

Enmarcado en lo que desde el punto de vista político el gobierno considera una política de cercanía entendiendo “que hace a la construcción de ciudadanía”, las autoridades de la Prosecretaría de la Presidencia de la República, recibieron el pasado martes en el edificio Torre Ejecutiva, que está frente a la Plaza Independencia y que alberga las oficinas de la Presidencia uruguaya, a 70 jóvenes de la Obra Social Don Bosco, del departamento de Salto.
Los mismos participaron de un espacio de actividades e intercambio con el equipo de prevención de la Junta Nacional de Drogas que depende de la Presidencia. Los jóvenes visitantes que concurrieron desde Salto junto a sus responsables de la Obra, regalaron una artesanía en madera al Presidente de la República, Dr. Tabaré Vázquez.
Según publica el portal de la Presidencia de la República (www.presidencia.gub.uy) como parte de las actividades de vacaciones de invierno, llegaron hasta la Torre Ejecutiva, un grupo de alumnos de la Obra Social Don Bosco de Salto que, a través de un convenio con el Instituto del Niño y del Adolescente de Uruguay (INAU), atiende a más de un centenar de niños y jóvenes de entre 12 y 18 años de edad.
La visita, que incluyó posteriormente centros referentes del arte y la cultura nacional, tales como el Auditorio Nacional del Sodre “Doctora Adela Reta” y el Palacio Legislativo, se concretó en el Salón de Actos de la Torre Ejecutiva, donde el Departamento de Prevención de la Junta Nacional de Drogas (JND) trabajó con los adolescentes en estrategias de prevención con relación al consumo de diferentes sustancias.
En ese marco, un equipo de más de 10 integrantes de la JND desplegó diferentes dinámicas con los adolescentes y compartió actividades lúdicas como el juego de la Trivia y el Dilema. Se exhibieron además audiovisuales que tienen como denominador común la prevención del consumo de drogas en diferentes dimensiones.
El grupo salteño también recibió materiales educativos e informativos sobre los riesgos y daños del consumo de sustancias y pins con recomendaciones.
GOBIERNO ABIERTO
El Dr. Juan Pablo Pío, funcionario de la Prosecretaría de la Presidencia de la República, informó a través de la página web oficial que la intención del Prosecretario de la Presidencia, Dr. Juan Andrés Roballo, fue la de generar una instancia oportuna para brindar información y contenido a los jóvenes.
“La iniciativa se enmarca en el denominado gobierno de cercanía, que hace a la construcción de ciudadanía”, dice el portal del gobierno.
Los integrantes del equipo que trabajó con los jóvenes señalaron que se trató de una experiencia altamente gratificante, que permitió generar un contacto cara a cara con adolescentes. En ese sentido, el Dr. Pío destacó que la obra que realiza la institución salesiana en todo el país y en particular en el departamento de Salto, posee un gran reconocimiento por su labor social.
Agregó que la visita fue generadora de una serie de iniciativas dirigidas a replicar la experiencia e “institucionalizar la idea de la Torre Ejecutiva de puertas abiertas” y señaló que “esa es la línea del Poder Ejecutivo y del Presidente Tabaré Vázquez”.
DESAYUNO SALUDABLE
Al llegar al lugar, los jóvenes fueron recibidos por el secretario general de la JND, Diego Olivera, con quien compartieron y disfrutaron un “desayuno saludable” con frutas y agua mineral.
Olivera explicó los cometidos de las reparticiones que se encuentran en la Torre Ejecutiva y en especial de la JND, trasladando a los jóvenes las diferentes líneas de acción en la temática y la importancia de la prevención en el uso de cualquier sustancia.
FUERTE APUESTA A LA REINSERCIÓN EDUCATIVA
El coordinador del Centro Juvenil Don Bosco de Salto, Pedro Ponce de León, explicó que a través de un convenio con el INAU, la institución atiende a más de un centenar de jóvenes cuyas edades van de los 12 a los 18 años.
Subrayó que no se trabaja solo con jóvenes del barrio, pues “hay gurises que hacen cuatro kilómetros para poder participar de esto”. Explicó que a quienes concurren al liceo, se les hace el seguimiento de asistencia, calificaciones y exámenes porque la premisa fundamental para la Obra “es que concurran al campo educativo formal”.
Ponce de León indicó que desde el Centro Juvenil se apuesta a la reinserción a la educación formal, “porque es donde el joven puede adquirir una acreditación válida” y añadió que como “no todos pueden insertarse, tienen opciones para realizar y aprender oficios tales como electricidad, carpintería y cocina”.
Explicó además que la Obra Don Bosco también ofrece formación sobre expresión artística, artesanía en metales y pintura en tela, entre otras.
A partir del año 2002, como respuesta a una problemática y por la demanda de padres ante la falta de recursos para costear los estudios de sus hijos, la Obra Social Don Bosco, cuenta con un espacio pedagógico y se les brinda la merienda y los materiales para que los adolescentes se mantengan dentro del circuito educativo formal.
(Presidencia de la República y Redacción)