Adolescentes infractoras internadas en el Hogar Femenino no cuentan con custodias y se “fugan”

Adolescentes infractoras internadas en el Hogar  Femenino no cuentan con custodias y se “fugan”
La jefa departamental del Instituto Nacional del Niño y el Adolescente (INAU) Miriam Galbarini, admitió que en el Hogar Femenino se registran fugas, de las internas a las que ellos llaman “salidas no autorizadas”. Sostuvo que en los hogares del organismo no hay guardias y que todos los que están establecidos en Salto, son “hogares de puertas abiertas”, puesto que están diseñados para ser hogares de amparo.
Pero la Justicia de igual manera ha ordenado la internación por uno o dos meses, de los adolescentes que han cometido una infracción a la ley penal, y que son derivados a esos lugares, donde deben interactuar con las internas que se encuentran en esos hogares por motivos distintos, como casos de amparo por violencia o abandono.
La situación surgió tras conocerse que hubo diversos cambios que se registraron en las distintas dependencias del INAU de Salto, en las últimas horas. Muchas de estos traslados ocurrieron en forma sorpresiva y en los distintos hogares de amparo, donde se llevan a cabo tareas de cuidado de quienes están allí alojados.
Sin embargo, la jefa departamental de ese organismo público, Miriam Galbarini, dijo ayer a EL PUEBLO que los traslados de funcionarios que se realizaron obedecen a procedimientos de rutina.
TRASLADOS
“Han sucedido traslados de funcionarios en todos los hogares. Porque los funcionarios cuando ingresan al INAU, saben que están sujetos a este tipo de movimientos. Hoy (por ayer) ingresaron cuatro funcionarios nuevos y les dejamos en claro que así como ingresaron a cumplir funciones en un lugar determinado, no van a estar siempre ahí. Nosotros debemos cubrir los turnos y las necesidades de todos los servicios del INAU. Y lo hacemos con todos los funcionarios que tenemos en este departamento por lo tanto, las rotaciones son naturales”, dijo Galbarini.
En relación al Hogar Femenino del INAU, uno de los lugares donde se llevaron a cabo los traslados de funcionarios en forma en las últimas horas, la jefa departamental sostuvo que en el lugar “en este momento hay 12 adolescentes que están allí albergadas”, el que está ubicado en calle Artigas al 1500. En ese lugar se encuentran las adolescentes que están ubicadas por casos de amparo y que dependen del INAU.
“Hay cinco de ellas que están siendo atendidas y hay una de 15 años de edad que fue madre hace poco y que se encuentra alojada allí con su bebé”, manifestó la máxima jerarca local.
ADOLESCENTES
RECLUIDAS
En ese lugar, también hay adolescentes que están alojadas por disposición del Poder Judicial, debido a que cometieron infracciones a la ley penal. Pese a esto, Galbarini reconoció que el hogar femenino así “como todos nuestros hogares, no cuentan con custodia policial, porque no son hogares cerrados”.
Aclaró que hay muchas adolescentes que “llegan al INAU con medidas legales porque el juez dispone que sean ingresadas allí, por alguna infracción a la ley que han cometido. Pero nosotros las albergamos en los hogares que tenemos, y ninguno de ellos tiene las puertas cerradas, ni tampoco tiene custodia policial”, aseveró Galbarini.
Señaló que las mujeres adolescentes que cometen infracciones a la ley penal y que son derivadas hacia el Hogar Femenino del INAU en nuestro medio, deben convivir con las demás jóvenes que viven en el lugar.
“Además ellas comparten todas las tareas que realizan el resto de las adolescentes y que al igual que ellas se encuentran internadas en el Hogar por la situación que sea. Para nosotros una vez que ingresa una adolescente al INAU, sea por el caso que sea, no hacemos diferencias con las demás jóvenes, todas deben integrarse y estar juntas”, manifestó.
FUGAS
A su vez, Galbarini explicó a este diario que las adolescentes que se encuentran internadas en el Hogar Femenino por situaciones de amparo, se les da “licencia” para que puedan salir con su familia.
Pero en los casos en que las adolescentes están cumpliendo medidas judiciales, pueden recibir visitas por parte de sus familiares en el lugar de reclusión de los mismos, pero ellas sí no van a la casa de los familiares porque están cumpliendo una medida de 30 o 60 días dentro del Hogar, que debe ser respetada a rajatabla.
Pero a su vez, la jefa departamental de INAU, admitió que “hay” fugas de algunas jóvenes que se encuentran cumpliendo disposiciones judiciales.
“Sí ocurren (las fugas) (pero) nosotros las llamamos ‘salidas no autorizadas’, porque ellas (las internas) piden para salir y como no tienen autorización y salen igual, nosotros lo que hacemos en esos casos es radicar la denuncia ante la Policía, de que han salido sin autorización nuestra. Nosotros notificamos a la Policía de que esas chiquilinas han incurrido en salidas no autorizadas”, advirtió.
Sostuvo que en muchos casos, ocurre que “las familias las llevan de nuevo” al lugar donde se encontraban cumpliendo la pena y en esos casos, el INAU trabaja con su equipo técnico para tratar de “ver cómo están” y tras esto le indican la comunicación al juez de la causa, para que esté al tanto de que ocurrió una “salida sin autorización” y entonces dijo Galbarini que en estos casos, se abre “un seguimiento del asunto” para verificar la evolución del interno.
Las internas que cuentan con medidas judiciales permanecen internadas con quienes se encuentran en esa situación pero por amparo y si bien cumplen tareas de mantenimiento del hogar, no cuentan con guardias de seguridad para estar bajo vigilancia, lo que le facilita las fugas.

La jefa departamental del Instituto Nacional del Niño y el Adolescente (INAU) Miriam Galbarini, admitió que en el Hogar Femenino se registran fugas, de las internas a las que ellos llaman “salidas no autorizadas”. Sostuvo que en los hogares del organismo no hay guardias y que todos los que están establecidos en Salto, son “hogares de puertas abiertas”, puesto que están diseñados para ser hogares de amparo.

Pero la Justicia de igual manera ha ordenado la internación por uno o dos meses, de los adolescentes que han cometido una infracción a la ley penal, y que son derivados a esos lugares, donde deben interactuar con las internas que se encuentran en esos hogares por motivos distintos, como casos de amparo por violencia o abandono.

La situación surgió tras conocerse que hubo diversos cambios que se registraron en las distintas dependencias del INAU de Salto, en las últimas horas. Muchas de estos traslados ocurrieron en forma sorpresiva y en los distintos hogares de amparo, donde se llevan a cabo tareas de cuidado de quienes están allí alojados.

Sin embargo, la jefa departamental de ese organismo público, Miriam Galbarini, dijo ayer a EL PUEBLO que los traslados de funcionarios que se realizaron obedecen a procedimientos de rutina.

TRASLADOS

“Han sucedido traslados de funcionarios en todos los hogares. Porque los funcionarios cuando ingresan al INAU, saben que están sujetos a este tipo de movimientos. Hoy (por ayer) ingresaron cuatro funcionarios nuevos y les dejamos en claro que así como ingresaron a cumplir funciones en un lugar determinado, no van a estar siempre ahí. Nosotros debemos cubrir los turnos y las necesidades de todos los servicios del INAU. Y lo hacemos con todos los funcionarios que tenemos en este departamento por lo tanto, las rotaciones son naturales”, dijo Galbarini.

En relación al Hogar Femenino del INAU, uno de los lugares donde se llevaron a cabo los traslados de funcionarios en forma en las últimas horas, la jefa departamental sostuvo que en el lugar “en este momento hay 12 adolescentes que están allí albergadas”, el que está ubicado en calle Artigas al 1500. En ese lugar se encuentran las adolescentes que están ubicadas por casos de amparo y que dependen del INAU.

“Hay cinco de ellas que están siendo atendidas y hay una de 15 años de edad que fue madre hace poco y que se encuentra alojada allí con su bebé”, manifestó la máxima jerarca local.

ADOLESCENTES

RECLUIDAS

En ese lugar, también hay adolescentes que están alojadas por disposición del Poder Judicial, debido a que cometieron infracciones a la ley penal. Pese a esto, Galbarini reconoció que el hogar femenino así “como todos nuestros hogares, no cuentan con custodia policial, porque no son hogares cerrados”.

Aclaró que hay muchas adolescentes que “llegan al INAU con medidas legales porque el juez dispone que sean ingresadas allí, por alguna infracción a la ley que han cometido. Pero nosotros las albergamos en los hogares que tenemos, y ninguno de ellos tiene las puertas cerradas, ni tampoco tiene custodia policial”, aseveró Galbarini.

Señaló que las mujeres adolescentes que cometen infracciones a la ley penal y que son derivadas hacia el Hogar Femenino del INAU en nuestro medio, deben convivir con las demás jóvenes que viven en el lugar.

“Además ellas comparten todas las tareas que realizan el resto de las adolescentes y que al igual que ellas se encuentran internadas en el Hogar por la situación que sea. Para nosotros una vez que ingresa una adolescente al INAU, sea por el caso que sea, no hacemos diferencias con las demás jóvenes, todas deben integrarse y estar juntas”, manifestó.

FUGAS

A su vez, Galbarini explicó a este diario que las adolescentes que se encuentran internadas en el Hogar Femenino por situaciones de amparo, se les da “licencia” para que puedan salir con su familia.

Pero en los casos en que las adolescentes están cumpliendo medidas judiciales, pueden recibir visitas por parte de sus familiares en el lugar de reclusión de los mismos, pero ellas sí no van a la casa de los familiares porque están cumpliendo una medida de 30 o 60 días dentro del Hogar, que debe ser respetada a rajatabla.

Pero a su vez, la jefa departamental de INAU, admitió que “hay” fugas de algunas jóvenes que se encuentran cumpliendo disposiciones judiciales.

“Sí ocurren (las fugas) (pero) nosotros las llamamos ‘salidas no autorizadas’, porque ellas (las internas) piden para salir y como no tienen autorización y salen igual, nosotros lo que hacemos en esos casos es radicar la denuncia ante la Policía, de que han salido sin autorización nuestra. Nosotros notificamos a la Policía de que esas chiquilinas han incurrido en salidas no autorizadas”, advirtió.

Sostuvo que en muchos casos, ocurre que “las familias las llevan de nuevo” al lugar donde se encontraban cumpliendo la pena y en esos casos, el INAU trabaja con su equipo técnico para tratar de “ver cómo están” y tras esto le indican la comunicación al juez de la causa, para que esté al tanto de que ocurrió una “salida sin autorización” y entonces dijo Galbarini que en estos casos, se abre “un seguimiento del asunto” para verificar la evolución del interno.

Las internas que cuentan con medidas judiciales permanecen internadas con quienes se encuentran en esa situación pero por amparo y si bien cumplen tareas de mantenimiento del hogar, no cuentan con guardias de seguridad para estar bajo vigilancia, lo que le facilita las fugas.