- Diario El Pueblo - http://www.diarioelpueblo.com.uy -

Afecciones respiratorias en niños

Scaparoni [1]

Con el Dr. Ricardo Scaparoni, médico pediatra

Cuando se acerca esta época del año, solemos encontrar a chiquitos, entre cero y dos años, con esta afección.
Tratando de descubrir si es por el clima o viral, afectando el problema a ese sector de la población, es que los centros de atención, se ven muchas veces desbordados con esta preocupación.
Dialogamos con el profesional que hoy nos acompaña, para conocer por qué sucede. Cuáles son sus síntomas y qué debe hacer la mamá, para acelerar el proceso de atención cuando sucede. Y sobre todo, su tranquilidad junto a la del niño afectado.
Así respondía el Dr. Ricardo Scaparone con su amplia experiencia, a nuestras preguntas:
¿Las afecciones respiratorias, son debido a una alergia?
Puede tener su punto parcial en una alergia, pero también esta puede ser infecciosa y debemos apartar una cosa de la otra:
Tenemos por un lado una infección respiratoria y por otro, una afección alérgica, que se manifiesta a nivel respiratorio.
En ese caso, el niño puede llegar a tener una crisis de bronco-espasmo, desde el punto de vista alérgico.
Es por ello que debemos tener claro cuáles son, infecciones respiratorias y afecciones respiratorias: afectando la parte inmunológica, teniendo el blanco en el sistema respiratorio.
¿Se lo ve más, en invierno o ahora que llega la primavera, y cuál es la diferencia entre ambas?
Las afecciones respiratorias alérgicas, se dan durante todo el año, pero predominan en otoño y primavera.
En cambio las infecciones, si tenemos que hablar de un porcentaje, tiene mayor incidencia en los meses de frío. Por lo menos las virales.
Las bacterias que afectan las vías respiratorias, se ven más, sobre todo los virus, en épocas frías.
junio, julio y agosto, por la misma temperatura.
Y muchas veces el cambio brusco no nos hace nada bien.
Muchas de las afecciones respiratorias comienzan a raíz de una autitis (infección en el oído) o en una rinitis (resfrío).
¿Decimos comúnmente que le bajó las defensas?
Sí, pero es muy difícil medir la inmunidad, es tan dispersa… Vemos bajar la inmunidad por ejemplo, cuando existe en el paciente la quimioterapia.
Cuando llega el verano, ¿puede haber afección con los aires acondicionados?
Sí, pero es de diferente manera y menos.
En verano acá en Salto, un aire acondicionado, no es un lujo, es una necesidad.
Son muy altas las temperaturas, trayendo trastornos al bebé, como puede ser diarreas, predominan las gastroenteritis y acondicionándolo a un ambiente adecuado para el bebé, es lo ideal.
Pero de todas maneras, podemos decir que sin ser pesimistas, todos los meses del año tenemos alguna anomalía en niños pequeños.
¿Qué papel juegan las vacunas en ciertos casos?
Un papel fundamental.
Y debería concientizarse la población, que en invierno, se debe dar la vacuna antigripal y en el resto del año, contra el rotavirus.
Que dentro de los gérmenes que produce la diarrea, es el más frecuente, capaz de provocar gastroenteritis.
En el caso de las alergias respiratorias ¿Cuáles son los primeros síntomas que una mamá debe tener en cuenta?
Las infecciones respiratorias agudas, generalmente son enfermedades producidas por microbios (virus y bacterias) que infectan las vías respiratorias.
Son más frecuentes en menores de cinco años y generalmente las de mayor gravedad, son en menores de un año.
Comienzan con un resfrío común, que se puede transformar o no, (porque no todos los niños que estén resfriados, la van a adquirir), en una infección respiratoria grave.
Pero puede seguir evolucionando para adquirirla.
Síntomas:
En un niño menor de cinco años: fiebre, tos, nariz tapada, respiración agitada, dolor de oídos, dolor de garganta o esta enrojecida, fiebre.
Esta última, como indicador de infección, informándonos que hay que tomar las cosas de otra manera, brindándole más importancia al tema.
Pero ete aquí, que muchas veces esta no aparece y lo hace después, conjuntamente con todos los demás síntomas.
Cuidados:
Es por ello que los cuidados que se le indican a los niños, son:
Reposo, no abrigarlos demasiado para que no transpiren y se llegue a deshidratar, ya que un niño pequeño es muy fácil que le pueda ocurrir.
Y aunque normalmente cuando el niño está amamantando, la leche materna suplanta al agua. Pero existen casos especiales, que cuando aumenta la temperatura por la fiebre, el médico tiene que realizarle un aporte hídrico.
Hay que evitar: enfriamientos, corrientes de aire, fumar en el ambiente, aunque sea en el exterior, pero en presencia del niño nunca.
Controlar la fiebre, consultar siempre que la mamá vea que su niño tiene dificultad respiratoria, no hay que esperar a que tenga fiebre para hacerlo.
Si ve que al respirar lo hace muy rápido, o se le hunde el pechito, se contrae el tiraje nasal (se lo ve en la nariz con el aleteo nasal), se lo aprecia a simple vista.
Si tiene mucha tos y es un lactante muy pequeño, consultar de inmediato.
¿Se aconseja el agua en los lactantes y en ese caso?
Sí, yo lo aconsejo, por lo menos en los lactantes más grandecitos.
El agua es bien importante, desde niño al adulto mayor.
¿Suele pasar en lactantes recién nacidos, que contraigan la anomalía?
Se ha visto en niños en el primer mes de vida poniendo muy nerviosa a la madre y al médico, porque es desesperante.
Pero por suerte, gracias a Dios, contamos con medios como para tratarlo y seguir viendo su evolución.
En este invierno que estamos pasando, se ha visto muchos de estos casos. Niños con ocho o diez días, que incluso hubo que internarlo y lo peor, es que se le daba el alta y a los pocos días, volvían a consultar.
Habiendo madres prematuras, muy preocupadas, por no contar con la suficiente experiencia.
Pero si hay algo que los hombres debemos reconocer, es que si la madre quiere consultar por su niño, porque dice que tiene fiebre, es porque realmente tiene fiebre.
Si lo dice el padre, hay que ir a tomársela, pero la madre capta mucho más que papá. (Sonríe).
Tratamientos:
Cada tratamiento se evalúa en cada consulta, en la llegada a policlínica.
Cuando llega el niño, podemos ir valorando la respiraciones por minuto, las saturación de oxígeno, pudiendo hacer un balance, también mirando la edad del niño.
Algunos ya más grandecitos, pueden realizar un tratamiento ambulatorio.
¿Las patologías que más los afectan, cuando son muy pequeños?
A los más chiquitos, puede afectarle la bronquiolitis, pasado un tiempo, ya no hacen bronquiolitis, hacen neumopatía, o congestión.
Cuando son un poquito más grandes, puede el niño contraer el bronco-espasmo(es la bronquiolitis en el niño pequeño).
¿Pueden llegar a repetirse estas patologías?
Sí, infinidad de veces.
Es por eso tan importante la vacunación todos los años.
¿Cualquiera de estas enfermedades pueden llegar a convertirse en asma?
El asma puede aparecer a cualquier edad.
Existen muchos factores que lo producen. Y puede no aparecer nunca o hacerlo de repente.
Cualquiera de nosotros podemos tener una alergia en la piel y repercutir en la parte respiratoria.
Factores de riesgo:
Las personas que están en contacto casi permanente con el humo, por ejemplo, nunca han tenido asma y lo contraen.
Además se ve mucho el bronco-espasmo, sin llegar a tener asma.
Le tenemos mucho miedo, porque no nos permite la entrada de aire a los pulmones. Y cualquier problema que nos afecte la respiración, ¡es desesperante!
También cuando vemos a los niños pequeños, que están luchando por respirar, es muy desagradable.
Por suerte contamos con lugares de internación, con toda la preparación para ello. Aunque lamentablemente ya no contamos con uno que era USINSA, pero contamos con CERENAP.
USINSA ha sido muy importante y su cierre ha sido muy lamentable, ya que como con CERENAP, no tenemos que recurrir al traslado de los niños afectados a otros centros, donde a veces estos se complican, saturados de chiquitos con el mismo problema.
Mary Olivera
marbelos2015@gmail.com