AFESS ocupó anexo del Liceo 3 en la Avda. Batlle y dio a conocer proclama reivindicativa

AFESS ocupó anexo del Liceo 3 en la Avda.  Batlle y dio a conocer proclama reivindicativa
En el marco de la movilización cumplida ayer, la Asociación de Funcionarios de Educación Secundaria de Salto (AFESS), afiliada a la Federación Nacional de Profesores FENAPES, ocupó el anexo del Liceo 3, en la Avda. Batlle, dando a conocer la siguiente proclama.
Hace casi un año nos encontrábamos frente al liceo departamental denunciando cual era la situación de varios centros del departamento y reclamando por lo que entendíamos, y entendemos, necesario y atendible.
Antes de iniciado los cursos realizamos  una recorrida por varios centros relevando datos y haciendo un registro fotográfico de  las condiciones en las cuales se desarrolla a diario el aprendizaje de los alumnos que son hijos de los trabajadores, y la tarea docente.
En dicha oportunidad, y luego de comprobar graves carencias, solicitamos inspección del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social en tres centros que entendimos eran los más críticos, CEI de Lavalleja, Liceo Nº 2 y este local (anexo Liceo 3).
A la par de esta tarea remitimos en formato electrónico los datos solicitados por el propio Consejo de Educación Secundaria sobre necesidades de algunos centros.
Nuestra tarea seria y responsable no finalizó allí. Desde el Ejecutivo de la FENAPES continuamos planteando las  graves carencias y las necesidades que padecemos, además de denunciar públicamente y exigir soluciones.
Invitamos a padres y prensa a observar el crítico estado de este local. Nos convocamos en asambleas de afiliados, realizamos planteos mediante nota al CES y establecimos contactos telefónicos en reiteradas oportunidades.
Luego de toda esta tarea, no recibimos  la respuesta acorde de parte de las autoridades: problemas burocráticos, demoras en las licitaciones, falta de empresas interesadas, falta de arquitectos en el consejo, desidia, rechazo a propuestas alternativas presentadas por la FENAPES en el marco de la CSEU, entre otras cosas, fueron las causantes de que esto al día de hoy no tenga solución definitiva.
En el mes de abril abrigamos la esperanza de que la obra iniciada en este local  significaría una respuesta contundente…Nos equivocamos. A poco de iniciada  se detuvo, hoy se reinicia pero sabemos que no se  prevé cambiar los techos ni las aberturas, que la instalación eléctrica no será renovada en su totalidad, los pisos tampoco serán parte de la obra.
Todo esto significa que las situaciones denunciadas el 23 de junio de 2011 siguen vigente hoy casi un año después.
Las instituciones continúan con las carencias de personal administrativo y de servicio,  los equipos multidisciplinarios por centro siguen sin estar, la matrícula ha aumentado un año más y seguimos contando con los mismos liceos, la misma cantidad de salones, la misma cantidad de bancos.
Cada docente debe trabajar en dos o tres centros, y  a veces en dos subsistemas, para acercarse  a la media canasta básica trabajando más de 40 horas de docencia directa; por fuera del horario y de la paga quedan las horas de formación, planificación y corrección.
Capítulo aparte merece el acuerdo multipartidario establecido en forma reciente. El mismo violenta la Constitución y pone nuevamente al cuerpo docente como el responsable de todos los males en la educación; abre terreno para que los intereses que impulsaron la reforma de los noventa renueven sus intenciones; desconoce la negociación colectiva, mandata a las autoridades de la educación a cumplir lo firmado bajo amenaza de retirarse del mismo.
Los representantes de los partidos dicen que «El liderazgo de la educación lo debe tener el poder político» porque es quien “representa a la ciudadanía”, si así fuera, los políticos deberían defender mejor los derechos de sus representados, votando un presupuesto digno para la educación; para que los hijos de quienes los votaron puedan  asistir a un liceo con salones decorosos, que cuente además con recursos didácticos que funcionen y  docentes felices.
No puede ser nunca mediante un acuerdo  multipartidario, sin consenso popular, desde donde se logren y contemplen las reales necesidades del sistema educativo uruguayo; para avanzar hacia ello, se debe  convocar a un Congreso de Educación y que el mismo sea cumplido y no simplemente oído.
Por todo lo expuesto es que hoy nos hacemos presentes aquí  en el marco del paro regional de la Federación y de cara a una rendición de cuentas acorde a las necesidades de la educación.
La educación  no puede ser pensada a partir  de los mandatos tecnocráticos o  visiones economicistas, o  para hacer los deberes a organismos pertenecientes a otras latitudes y con propuestas idénticas  para varios países en el marco del más rancio neoliberalismo.
Es por todo esto que exigimos:
· respetar los pronunciamientos democráticos de nuestro pueblo, como los emanados del Primer Congreso de la Educación donde se resolvió que la educación de este país debe ser dirigida por sus verdaderos actores: docentes, funcionarios, estudiantes y padres; y no por representantes de los gobiernos de turno designados por cuotas partidarias.
. respetar la autonomía de los entes autónomos de la educación, no hacerlo implica violar la Constitución de la República y la Ley que ellos mismos crearon y votaron.
La actual Ley General de Educación – Ley 18. 437 – en su artículo 46 establece “La enseñanza pública estará regida por Consejos Directivos Autónomos de conformidad con la Constitución de la República y la Ley, que en aplicación de su autonomía tendrá la potestad de dictar su normativa, respetando la especialización del ente.”
· respetar e incentivar la labor docente, mediante una remuneración que  permita al trabajador una vida digna sin que tenga necesidad de recurrir al multi-empleo, y mejorar  las condiciones materiales en que trabajamos, para poder dar clases como la gente.
· acabar con la sucia campaña de desprestigio hacia el cuerpo docente, que emana desde los más altos representantes políticos, tanto del gobierno, como de la oposición, que todos los días se hace presente en los medios masivos de comunicación.
Por  todo lo expuesto es que los trabajadores de Educación Secundaria de Salto, padres, estudiantes y vecinos decimos  presente en defensa de la Educación Pública Estatal
- Por autonomía y co- gobierno,
- En Defensa de la Educación Pública, Democrática y Popular
- Por una rendición de cuentas que cubra las necesidades del sistema educativo público estatal.
- Por más edificios y mejoras en las condiciones edilicias liceales actuales
- Por grupos que no superen los 25 alumnos.
- Por más cargos (administrativos, funcionarios, porteros, encargados de biblioteca, etc)
- Por partidas para material didáctico y libros.
- Por compensación salarial por trabajo nocturno y rural.
- Por Media canasta básica por 20 hs de trabajo docente grado 1.
Contra el Modelo Dependiente y Privatizador.
Contra las privatizaciones encubiertas
Contra  la injerencia de los partidos políticos en la educación.
Contra  las políticas focalizadas que excluyen.
Contra una educación para pobres y otra para ricos.
Contra el multi-empleo de los docentes
Contra el déficit presupuestal.

En el marco de la movilización cumplida ayer, la Asociación de Funcionarios de Educación Secundaria de Salto (AFESS), afiliada a la Federación Nacional de Profesores FENAPES, ocupó el anexo del Liceo 3, en la Avda. Batlle, dando a conocer la siguiente proclama.

Hace casi un año nos encontrábamos frente al liceo departamental denunciando cual era la situación de varios centros del departamento y reclamando por lo que entendíamos, y entendemos, necesario y atendible.

Antes de iniciado los cursos realizamos  una recorrida por varios centros relevando datos y haciendo un registro fotográfico de  las condiciones en las cuales se desarrolla a diario el aprendizaje de los alumnos que son hijos de los trabajadores, y la tarea docente.

En dicha oportunidad, y luego de comprobar graves carencias, solicitamos inspección del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social en tres centros que entendimos eran los más críticos, CEI de Lavalleja, Liceo Nº 2 y este local (anexo Liceo 3).

A la par de esta tarea remitimos en formato electrónico los datos solicitados por el propio Consejo de Educación Secundaria sobre necesidades de algunos centros.

Nuestra tarea seria y responsable no finalizó allí. Desde el Ejecutivo de la FENAPES continuamos planteando las  graves carencias y las necesidades que padecemos, además de denunciar públicamente y exigir soluciones.

Invitamos a padres y prensa a observar el crítico estado de este local. Nos convocamos en asambleas de afiliados, realizamos planteos mediante nota al CES y establecimos contactos telefónicos en reiteradas oportunidades.

Luego de toda esta tarea, no recibimos  la respuesta acorde de parte de las autoridades: problemas burocráticos, demoras en las licitaciones, falta de empresas interesadas, falta de arquitectos en el consejo, desidia, rechazo a propuestas alternativas presentadas por la FENAPES en el marco de la CSEU, entre otras cosas, fueron las causantes de que esto al día de hoy no tenga solución definitiva.

En el mes de abril abrigamos la esperanza de que la obra iniciada en este local  significaría una respuesta contundente…Nos equivocamos. A poco de iniciada  se detuvo, hoy se reinicia pero sabemos que no se  prevé cambiar los techos ni las aberturas, que la instalación eléctrica no será renovada en su totalidad, los pisos tampoco serán parte de la obra.

Todo esto significa que las situaciones denunciadas el 23 de junio de 2011 siguen vigente hoy casi un año después.

Las instituciones continúan con las carencias de personal administrativo y de servicio,  los equipos multidisciplinarios por centro siguen sin estar, la matrícula ha aumentado un año más y seguimos contando con los mismos liceos, la misma cantidad de salones, la misma cantidad de bancos.

Cada docente debe trabajar en dos o tres centros, y  a veces en dos subsistemas, para acercarse  a la media canasta básica trabajando más de 40 horas de docencia directa; por fuera del horario y de la paga quedan las horas de formación, planificación y corrección.

Capítulo aparte merece el acuerdo multipartidario establecido en forma reciente. El mismo violenta la Constitución y pone nuevamente al cuerpo docente como el responsable de todos los males en la educación; abre terreno para que los intereses que impulsaron la reforma de los noventa renueven sus intenciones; desconoce la negociación colectiva, mandata a las autoridades de la educación a cumplir lo firmado bajo amenaza de retirarse del mismo.

Los representantes de los partidos dicen que «El liderazgo de la educación lo debe tener el poder político» porque es quien “representa a la ciudadanía”, si así fuera, los políticos deberían defender mejor los derechos de sus representados, votando un presupuesto digno para la educación; para que los hijos de quienes los votaron puedan  asistir a un liceo con salones decorosos, que cuente además con recursos didácticos que funcionen y  docentes felices.

No puede ser nunca mediante un acuerdo  multipartidario, sin consenso popular, desde donde se logren y contemplen las reales necesidades del sistema educativo uruguayo; para avanzar hacia ello, se debe  convocar a un Congreso de Educación y que el mismo sea cumplido y no simplemente oído.

Por todo lo expuesto es que hoy nos hacemos presentes aquí  en el marco del paro regional de la Federación y de cara a una rendición de cuentas acorde a las necesidades de la educación.

La educación  no puede ser pensada a partir  de los mandatos tecnocráticos o  visiones economicistas, o  para hacer los deberes a organismos pertenecientes a otras latitudes y con propuestas idénticas  para varios países en el marco del más rancio neoliberalismo.

Es por todo esto que exigimos:

· respetar los pronunciamientos democráticos de nuestro pueblo, como los emanados del Primer Congreso de la Educación donde se resolvió que la educación de este país debe ser dirigida por sus verdaderos actores: docentes, funcionarios, estudiantes y padres; y no por representantes de los gobiernos de turno designados por cuotas partidarias.

. respetar la autonomía de los entes autónomos de la educación, no hacerlo implica violar la Constitución de la República y la Ley que ellos mismos crearon y votaron.

La actual Ley General de Educación – Ley 18. 437 – en su artículo 46 establece “La enseñanza pública estará regida por Consejos Directivos Autónomos de conformidad con la Constitución de la República y la Ley, que en aplicación de su autonomía tendrá la potestad de dictar su normativa, respetando la especialización del ente.”

· respetar e incentivar la labor docente, mediante una remuneración que  permita al trabajador una vida digna sin que tenga necesidad de recurrir al multi-empleo, y mejorar  las condiciones materiales en que trabajamos, para poder dar clases como la gente.

· acabar con la sucia campaña de desprestigio hacia el cuerpo docente, que emana desde los más altos representantes políticos, tanto del gobierno, como de la oposición, que todos los días se hace presente en los medios masivos de comunicación.

Por  todo lo expuesto es que los trabajadores de Educación Secundaria de Salto, padres, estudiantes y vecinos decimos  presente en defensa de la Educación Pública Estatal

– Por autonomía y co- gobierno,

– En Defensa de la Educación Pública, Democrática y Popular

– Por una rendición de cuentas que cubra las necesidades del sistema educativo público estatal.

– Por más edificios y mejoras en las condiciones edilicias liceales actuales

– Por grupos que no superen los 25 alumnos.

– Por más cargos (administrativos, funcionarios, porteros, encargados de biblioteca, etc)

– Por partidas para material didáctico y libros.

– Por compensación salarial por trabajo nocturno y rural.

– Por Media canasta básica por 20 hs de trabajo docente grado 1.

Contra el Modelo Dependiente y Privatizador.

Contra las privatizaciones encubiertas

Contra  la injerencia de los partidos políticos en la educación.

Contra  las políticas focalizadas que excluyen.

Contra una educación para pobres y otra para ricos.

Contra el multi-empleo de los docentes.

Contra el déficit presupuestal.