Agó Paéz Vilaró visita Diario EL PUEBLO para conocer el mural pintado por su padre, en su paso por Salto, en el año 1963

Si hay algo que enorgullece a Diario EL PUEBLO, es contar en la entrada a su edifico con un mural del artistas Carlos Páez Vilaró.
Hace un tiempo invitamos a su hija, para que lo visitara y diera su calificada opinión, sobre el estado de conservación del mismo.
Hace un par de semanas, al teléfono nos dice que está en Salto y es así que recibimos a Agó.
Sin dudas esta nota no está dentro de los parámetros de lo que significa una entrevista propiamente dicha, de esas que hacen nuestros periodistas experimentados.
Podemos decir que se trata de transcribir en charla informal.Agó Paéz Vilaró y Adriana Martínez
En las entrevistas bien realizadas, el entrevistador no debe tutear al entrevistado, una de las primeras reglas a cumplir.
Lo intenté, pero esta nota se dio en un marco de una charla casi informal, con un té calentito de por medio, sabor a naranja y pomelo en un día de frío.
Agó Paéz Vilaró, visitó Diario EL PUEBLO para conocer el mural realizado por su padre Carlos Paéz Vilaró en el año 1963, en su paso por Salto.
Agó Paéz Vilaró, artista multifacetica , pintora, escultora, escritora, creadora de mandalas, mujer espiritual, caminante.
Al llegar Agó a nuestra casa periodística, quedó fascinada con la obra de su padre, a partir de ahí, pareció ser que nos hubiese visitado ciento de veces.
Cálida, simpática, sencilla.
Encontró al mural en buenas condiciones, le haría falta una pequeña restauración en la parte superior, en la que roza el techo.
Comenzamos a charlar con la clásica pregunta, cómo es tu nombre, quiénes fueron tus padres y cómo fue tu niñez? : “Mercedes, me dicen Agó, mi padre Carlos Páez Vilaró, mi madre Madelón Rodríguez.
Nací en Montevideo, mi niñez transcurrió en Carrasco, cuando este era un balneario solitario, en una casa prefabricada, que mi padre trajo del extranjero”.
Año más tarde, su padre compra los terrenos en la zona de Punta Ballena, donde hoy se ubica Casa Pueblo.
Su niñez, entre el mar, la libertad y el arte, su casa era frecuentada por artistas: pintores, escultores, escritores, una casa de puertas abiertas.
La construcción de Casa Pueblo marca la vida de la familia, como luego lo hiciera la tragedia de los Andes, donde su hermano Carlitos, es parte del grupo que durante setenta y dos días, sobreviven a la caída del avión que los llevaba a Chile.
Pero volviendo a Casa Pueblo, su padre decide construirlo, luego del regreso de su viaje a África, la idea original era utilizar el mismo material de esa parte del mundo, paja,barro, madera, adobe, hasta que lo convencieron de utilizar material más convencional , es así que se inicia la construcción de Casa Pueblo, con la ayuda de amigos, de sus hijos, transformándose en una experiencia inolvidable.
Hablamos de la Tragedia de los Andes, le preguntamos a Agó, si presentía que su hermano estaba vivo, si tenía ese presentimiento que acompañó a su padre durante los 72 días de búsqueda., nos explica que ella era muy chica, pero que en realidad, su madre mantuvo viva la fe, en su casa se respiraba esperanza, es así que en toda la familia no había dudas que Carlitos se encontraba vivo.AGÓ
¿Qué son las mandalas y cómo surgen?
Lo primero que me enseña a dibujar mi padre es el sol,las mandalas nacen en Rosario donde nació mi abuela materna, nacen naturalmente ,sintiendo, sin pensar, solo sintiendo.
Las formas nacen naturalmente, se manifiestan sin pensar, sintiendo.
Al inicio de la nota cuándo describimos a Agó, decíamos “caminante”
“Al caminar recuerdo mi origen, agradezco a la vida, al planeta por lo que nos da, a mi cuerpo que me sostiene y a mi espíritu que me conecta con Dios, con la naturaleza y la creación. Caminar me da paz.
Realicé el camino a Compostela unas cuantas veces, y en los próximos días inicio una vez más el camino”.
Pero ese camino se trasladó a nuestro Uruguay y es así que desde el años 2003, creó el Camino al Interior,un camino a pie, recorriendo el país de este a oeste.
A pesar de conocer muchos paisajes, muchos países y pueblos , no dudo en responder que su lugar en el mundo es Casa Pueblo y su Octógono, lugar construido en barro por sus propias manos y las de amigos, un lugar para el arte,la meditación y el aprendizaje.
La última pregunta:
Agó, hija de Carlos y Madelón, ¿madre de?
Sonríe, madre de dos hijos, una mujer que vive en Brasil y un varón, que es músico y vive en Viena, sumado al título de abuela.
Charla con Adriana Martínez







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...