Agresiones a dirigentes de la construcción vuelven a generar tensión y fricciones en obra de cooperativa de viviendas

Hace 4 días que todo había vuelto a la normalidad y el capataz se había ido

Cuando finalmente se había firmado un acuerdo entre los trabajadores y cooperativistas que permitió el retorno al normal desarrollo de la obra del complejo de viviendas ubicado en avenida gobernador de Viana al 1700, el pasado jueves la situación se volvió a poner tensa cuando la presencia de dos dirigentes del SUNCA en la obra, a pedido del delegado, generó situaciones de agresiones verbales, que incluso pudieron ser físicas si no fuera porque se logró detener y apartar a los protagonistas. El lunes el gremio se reúne en asamblea para decidir eventuales medidas, porque «la situación se torna insoportable» expresó un dirigente gremial. Todo parece indicar que la salida al conflicto, que sin dudas persiste, será difícil de lograr, cuando se está ante relaciones tan tirantes por parte de los responsables de la salida.

LAMENTAMOS Y REPUDIAMOS LOS HECHOS

Esa situación puntual ha precipitado decisiones del sindicato de trabajadores de la construcción (SUNCA) que ha emitido un comunicado a la opinión pública en el que se expresa que «lejos de aportar una solución que posibilite  una convivencia normal entre trabajadores y cooperativistas lamentamos y repudiamos los hechos ocurridos». Reafirman que es clara «la violación  de los convenios» y que se encuentran «en asamblea permanente junto a los trabajadores no descartando medidas del gremio en los próximos días».

Entienden que «más que nunca levantamos la bandera de la unidad de los trabajadores, la convivencia pacífica y el respeto a las normas laborales que tanta lucha ha costado a nuestro gremio».

ESTÁ MUY COMPLICADA LA COSA: ES INSOPORTABLE TRABAJAR

Consultado el secretario general del SUNCA en Salto, Nelson Gómez, expresó que «está muy complicada la cosa». El gremio ha denunciado «a nivel del Consejo de Salario de Montevideo porque ya es insoportable la situación y no queremos que pase a mayores, pero en el día de ayer (por el miércoles) hubieron provocaciones y hasta insultos muy groseros».

Relató que «no se llegó a la agresión física porque compañeros de la dirección tuvieron que separarlo».

Las expresiones manejadas por el dirigente mostraron realmente una relación prácticamente quebrada, saturada, muy tensa, que hace difícil el normal desempeño del trabajo, con fricciones constantes. Quizá por eso los trabajadores cortaron la labor ayer. Fue «en función de preservar su integridad física» agregó Gómez. Los trabajadores contratados que cumplen tareas en la cooperativa no trabajan hasta el lunes, día en que FUCVAM Montevideo vendrá a dialogar con los cooperativistas y el SUNCA tendrá asamblea de delegados de obra.

SE HABÍA DESOCUPADO HACE 4 DÍAS

La obra ya no está ocupada desde hace 4 días, y se «logró un acuerdo firmado en donde ambas partes respetábamos una comisión mediadora que nunca se respetó».  Agregó que el mismo presidente de la cooperativa «ha generado una situación insoportable que va contra todos los intereses de los trabajadores y de los mismos cooperativistas».

LA SALIDA PASABA POR ENCAUZAR LAS RELACIONES

En el acuerdo logrado, «los trabajadores aceptamos la renuncia del capataz, y se establecía comisión cuatripartita, integrada por FUCVAM Montevideo, SUNCA, delegado de obra y la Cooperativa». La idea era «empezar a caminar en un trayecto que tratara de encauzar las relaciones  pero ese mismo convenio estaba sujeto a que ninguna de las partes podía tomar medidas que no fueran tratada en la comisión».

Luego de la firma del acuerdo se desocupó la obra y se volvió a trabajar con normalidad, pero, según Gómez, «en la primera de cambio el delegado de obra nos llama para que concurramos dos delegados del SUNCA»

Hay violación por parte de la cooperativa de «lo dispuesto en los convenios de los Consejos de Salarios y también del acuerdo judicial que firmamos».

Lo malo, concluyó el dirigente, es «que entre trabajadores hubieron agresiones originadas por parte de la directiva misma de la cooperativa».

EN ASAMBLEA PERMANENTE

En función de la situación que se generó es que la propia organización está citando a todos los delegados sindicales del departamento y militantes para el próximo lunes 11 de julio a las 18 y 30 horas a los efectos de celebrar una asamblea de carácter grave y urgente.