“Al mundo le falta más arte y menos tristeza”

Gary Etchegaray: un espíritu autodidacta que ha incursionado en varias ramas del arte

Tiene 30 años y es autodidacta por excelencia y esencia. Gary Etchegaray – conocido en el ámbito como “El Gary” con su polifacético perfil ha logrado incursionar en varias ramas del arte.
“Antes que todo soy poeta y escritor, pero también profundicé en la música tanto como en el arreglo musical, la voz como instrumento y el instrumento mismo.
Dentro de la música encontré la pareja perfecta para la literatura y en ese instante descubrí el mundo de la composición musical y creación de canciones.
Por otra parte soy murguista, escribo, dirijo, canto, arreglo, entre otras cosas. gary 001
También soy bailarín de tango y como podrás apreciar, la música es la costura entre todas las artes que me rodean” – manifiesta.
-¿Qué nos puede compartir de sus vivencias?
-“Nací en Montevideo, un 18 de noviembre del 87 a la una de la mañana.
Llovía torrecial en el ya cerrado Sanatorio Canzani en el corazón del barrio La Aguada. Viví un tiempo en Montevideo, como mis viejos eran de Salto nos vinimos para acá y ahí por primera vez conocí esta ciudad, la cual me regaló los mejores recuerdos de todos los que voy coleccionando hasta ahora.
Mi niñez… gran parte la pasé en Salto aunque viajábamos a la capital bastante seguido.
Mi contacto con el arte no existía en ese momento, más bien era con las ciencias.
Fui hijo único hasta que tuve 12 años y ahí nació mi hermano.
Una alegría en mi vida. De chico me encantaba jugar al ajedrez hasta el día de hoy que se ha vuelto casi un vicio. Tuve una niñez complicada pero ello fue construyendo la persona que hoy soy.
No sé si soy bueno o si soy malo. Depende de los ojos que me miren… solo soy”.
“LA MURGA ES UNA PARTE IMPORTANTE DE MI VIDA”
¿Cómo fue su encuentro inicial con el arte?
-“Al ser atraído por las ciencias desde chico, no me interesaba el arte en sí,o más bien, era ignorante sobre el tema.
A los 6 años por primera vez conozco el arte en la escuela, a través de una prueba para integrar el coro.
La misma era obligatoria pero no salió de mí ir a probarme, lo hice solamente porque era obligatorio nada más.
La maestra de canto se sorprendió porque cantaba y lo hacía muy natural, entonces le dijeron a mi madre y ella le comenta que tenía grabaciones mías de cuando era más pequeño (3 a 4 años) que yo no recuerdo. En ese momento toman la decisión de que yo tenía que hacer coro porque cantaba bien, pero yo no estaba muy de acuerdo con eso porque a mi me gustaban las ciencias.
Año tras año fui concurriendo al coro y así lo hice durante 14 años.
Comencé a comprender el arte a medida que iba creciendo y por más de que no me llamara la atención me iba bien.
En un momento de mi vida… Carnaval me regala un serpentina y descubro el templo de Momo y quedé embelesado con tanta magia.
Seguí por ese camino y en un momento me encontré dirigiendo una murga joven y escribiendo para ella.
Como dirigía, consideraba que el director de murga tenía que saber tocar la guitarra, un instrumento con el que nunca había tenido afinidad.
“ME LLEVÓ 44 DÍAS ENCONTRARME CON MI PRIMERA CANCIÓN”
-¿Cómo se da su vínculo con el ámbito murguístico?
-“Si en la vida hubiera optado por tocar un instrumento hubiera sido el piano, pero la murga se arregla con guitarra o al menos era lo que yo creía hasta ese momento, entonces decidí ponerme a practicar.
La murga es una parte importante en mi vida hasta el día de hoy, me regaló muchas experiencias y mucho aprendizaje.
Me enseñó a no discriminar dentro del arte, y que todas las obras tienen un mensaje que nos enseña algo siempre.
Arranqué siendo utilero en la murga y ahí aprendí el oficio.
En un momento decidí probarme para cantar pero no quise salir. Me entero que en Progreso había una murga joven Tuya y Mía y voy para ahí y como dije antes al poco tiempo terminé dirigiendo y escribiendo en esta murga.
Por la consecuencia ya nombrada, el encuentro con el instrumento fue el descubrimiento de un universo nuevo.
Mis artes, (la escritura y el canto), se unieron con la música, que funcionó como una amalgama.
Al ver esto me surgió una gran ansiedad, entonces arranqué a practicar 14 horas por día. Inclusive llegué hasta las 16 horas.
Me llevó 44 días encontrar mi primera canción. Para ese momento tenía 22 años”.
“SOY UN CAZADOR DE CANCIONES”
-¿Cómo fue su despertar como compositor?
-“Tuve dos nacimientos, uno en Montevideo y otro en Salto. Ese mediodía sentado al costado de la ruta con una guitarra, después de 44 días de práctica nacía el cantautor que hoy soy.
Mi motivación para crear canciones todavía no la descubrí.
Simplemente estoy en continua creación aunque muchas de mis canciones hablan de injusticia social, de mi entorno, de amor, de historias de todo tipo. Mi vida bohemia me regaló el contacto con muchos ámbitos y esto me lleva a componer canciones de varios estilos. Hablando siempre desde el punto de vista musical.
Realmente no sé si estoy todo el tiempo inspirado o si la inspiración no existe.
Al ser escritor veo historias en todos lados y al ser músico intento ponerle música a esas historias. Soy un cazador de canciones.
Veo un mundo lleno de historias y conceptos, idas y venidas, gente corriendo, preocupada, estresada, con pocas sonrisas, un mundo de grises en el que el arte lo salpica de colores. Por suerte yo soy arte y eso me genera alegría y libertad.
Al mundo le falta más arte y menos tristeza”.
-¿Qué realidades lo motivan a crear?
-“Lo que me motiva a seguir el camino del arte día a día y haber tomado la decisión de que mi vida fuera arte, es que creo que a través del mismo se puede dar una transformación en el mundo distinta a la que continuamente se está dando.
Creo firmemente que el arte nos hace ver la vida como es realmente.
Es la materialización de la expresión más íntima del ser humano.
Algunos dirán que mis términos al hablar de ser, realidad , transformación, son demasiado ambiguos, que no brindan una profundidad certera.
Pero ese es el problema, al vivir en un mundo de paradigmas no somos capaces de ver el arte escondido en las cosas…todo debe ser como debe ser… por ello el arte es el faro que alumbra mi camino”.
Me lleva a conocerme cada vez más y más y descubrir que el mundo no es solo el que nos rodea”.







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...