ALDO GUIBOVICH: EL SENTIMIENTO DE LA MÚSICA

Una nota exclusiva de JUANJO ALBERTI, desde Montevideo.

SE FUE A CANTAR AL CIELO

No hubo radio en los setenta y ochenta que no pasara las canciones de Los Pasteles Verdes, la banda donde cantaba Aldo Guibovich.
El número hizo historia con «Hipocresía» y «Mi amor imposible», que se lanzaron al mercado primero en vinilo -simples y LPs- luego en cassettes y más tarde en Cd. con todos sus grandes éxitos.
El grupo se hizo sumamente popular por sus distinguidos arreglos y por la estupenda voz del cantante solista, donde desde muy joven se inició en la carrera profesional de la música para colocarle todo el sentimiento.
Aldo Guibovich & Los Pasteles Verdes comenzaron en Perú, para más tarde recorrer toda América, parte latina de Estados Unidos, y varios lugares europeos, hasta recalar durante décadas en México DF. donde hoy son auténticas estrellas.
Allí, grabaron más material fonógrafico y realizaron innumerables actuaciones en la televisión azteca que catapultó a la agrupación en los últimos treinta años. Días pasados, se dio a conocer la triste noticia de que Aldo Guibovich había dejado de existir, víctima de una larga enfermedad.
Ocurrió el pasado 29 de marzo en Ciudad de México, yéndose a cantar al cielo sus temas de ayer y de siempre.

«ANGELITOS NEGROS»: LADO B DEL SIMPLE

Los Pasteles Verdes se formaron en 1970 de la mano del propio Aldo Ítalo Guibovich Salazar en Chimbote, Perú, integrado de manera original por Aldo Guibovich como cantante y guitarra, Hugo Acuña en guitarra, César Acuña – teclados, Miguel Moreno tocando el bajo, Ernesto Pozo al frente de la batería, Raúl Padilla en percusión en general y Germán Laos, coros y cantante tropical. Eran estudiantes y amigos en el Colegio San Pedro -GUE- donde la orquesta hace sus primeros pininos, llegando a ser la atracción entre los compañeros del centro de enseñanza y allegados a la agrupación. Luego de varios shows por diferentes eventos, exactamente el 13 de octubre de 1973, la compañía fonográfica Infopesa y Alberto Maraví, los contratan para registrar dos temas en un disco simple; en el lado A fue el tema del cual se esperaba un éxito total, «Puertos queridos», del género tropical cantado por Germán Laos, y en el Lado B para acompañar -como de relleno en la placa- una canción romántica, «Angelitos negros» vocalizada por el propio Guibovich.
Quiso el destino que «Angelitos negros» lograra una magnífica difusión por las broadcasters, llegando a convertirse en un suceso, siendo el primer hit y tarjeta de presentación de Los Pasteles Verdes. Al observar la fabulosa venta del primer disco de la banda, Infopesa les hace grabar lo que sería su primer LP, con «Recuerdos de una noche», «El reloj». «El presidiario», «Angelitos negros», entre otros, donde afirmaron más y más su explosivo y sensible material de romance.
Así, reciben el primer disco de oro por las siderales ventas «El reloj», el reconocido bolero del autor Roberto Cantoral. Le siguió «Recuerdos de una noche» del peruano Fernando Arias, en forma de Lp, su segundo disco disco de oro por superventas.

LA GLORIA CON «HIPOCRESÍA» Y «MI AMOR IMPOSIBLE»

Muy pronto con «Esclavo y amo» en 1976, durante giras por México y USA, las publicaciones especializadas «Cash Box», «Billboard» y «Record World», los distinguen como «Los Románticos de América». Por ese entonces editan la producción que les abre las puertas de la fama a nivel internacional: «Hipocresía», estando en el primer lugar de casi todos los rankings durante meses y meses.
Les sigue «Mi amor imposible» en forma de álbum que les valió varios discos de oro, y más y más distinciones. Al pasar de los años, el nombre del conjunto varía hasta quedar en Aldo y Los Pasteles Verdes, afincándose en México hasta el presente.
Allí, Aldo Guibovich se convierte en ídolo del pueblo por sus interpretaciones, con calidad y brillo. Su último material editado es «Alguien cantó» a través de Skalona Records, en el pasado año 2016.

TENÍA 64 AÑOS

Aldo Guibovich tenía un tumor cerebral que lo aquejaba hace mucho, y que se lo llevó sin avisar a los 64 años de edad.
Su presencia se extrañará un montón, sabiendo eso el artista dejó sus máximas canciones para que de alguna manera esté siempre junto a nosotros. México, Perú, Uruguay y América lo recordará siempre. Más allá de la nostagia.

Aldo en Perú.   3

juanjoalberti@hotmail.com







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...