Algunos departamentos iniciaron el operativo retorno y las familias se preparan para la limpieza y desinfección

Las autoridades departamentales continúan monitoreando la situación y se está iniciando la fase de retorno en algunos departamentos. En Salto se considera que esta etapa está aún distante, debido a que luego de que desciendan las aguas, todavía deberán pasar varios días o un par de semanas para que las fincas queden en condiciones de ser habitadas, sobre todo debido a la mugre y los malos olores que deja la crecida.
A medida que bajan los ríos y se garantiza la seguridad y el bienestar de las familias, se inicia el procedimiento de retorno, el cual es comunicado por el CECOED (Centro Coordinador Departamental de Emergencias). En cada departamento se han conformado equipos de trabajo, integrados por profesionales de diferentes disciplinas e instituciones. Dichos equipos se ocupan de aspectos edilicios para garantizar la seguridad de las viviendas, realizan las coordinaciones con UTE para restablecer la energía eléctrica y con la Dirección Nacional de Bomberos para las habilitaciones.
Asimismo, equipos de salud evalúan las condiciones sanitarias y equipos operativos llevan a cabo las tareas de desinfección y fumigación de las viviendas, así como la limpieza de cámaras sépticas y pozos negros.
RECOMENDACIONES PARA UN RETORNO SEGURO
Antes de regresar a la vivienda se deben realizar las tareas de limpieza y desinfección. Para hacerlas se recomienda:
– Corroborar que todas las personas que colaboren en las tareas de limpieza y desinfección estén vacunadas, en particular contra el tétanos.
– Acceder a la vivienda en horas del día con luz natural.
– Usar guantes y botas de goma. Nunca acceder descalzo o con sandalias o similar.
PRECAUCIONES CON LA ENERGÍA ELÉCTRICA
– Antes de comenzar las tareas de limpieza y desinfección, realizar una atenta observación del entorno, identificar objetos que obstaculicen el paso y evitar tocarlos hasta tener total seguridad de que no haya riesgo eléctrico.
– Mediante un listón de madera corroborar que esté apagada la llave general de la luz (que debería haber quedado apagada al evacuar la vivienda).
– Asegurarse de que no haya ningún toma corriente ocupado, es decir ningún artefacto eléctrico conectado.
– Frente a duda de fugas eléctricas, consultar al Comité Departamental de Emergencias.
– Una vez que se tenga total certeza de que no hay riesgo de accidente eléctrico se pueden abrir puertas y ventanas para facilitar el secado de las instalaciones.
LIMPIEZA Y DESINFECCIÓN
– Usando guantes, botas de goma y tapa bocas, sacar el barro hacia afuera con pala y balde.
– Raspar las paredes con una espátula para retirar el lodo seco. Este procedimiento puede levantar polvo, para evitar inhalarlo usar tapa boca.
– Lavar el piso y las paredes.
– El lavado final debe hacerse con agua que lleve 60 ml de hipoclorito por litro de agua (la concentración comercial de uso del hipoclorito es de 40 gramos por litro). El lavado final implica lavar los pisos y trapear paredes. Este último debe hacerse en sentido circular helicoidal descendente teniendo mucho cuidado para evitar salpicaduras en los ojos.
– Lavar todos los envases de alimentos (latas, frascos, recipientes de plástico, etc.) y utensilios (cubiertos, vasos, ollas, etc.) con jabón y agua segura o desinfectada. Sumergirlos durante 30 minutos en una solución de hipoclorito con 5 ml de hipoclorito por litro de agua y luego enjuagarlos con agua segura.
SI EL AGUA AFECTÓ LAS CAÑERÍAS SE RECOMIENDA HERVIRLA ANTES DE BEBERLA
– Es necesario recordar que no se deben consumir alimentos que hayan estado en contacto con aguas de la inundación.
– En caso de que la inundación haya afectado las cañerías se debe hervir el agua o agregarle hipoclorito.
– Si el agua presenta un aspecto u origen sospechoso, se recomienda: hervirla durante un lapso mínimo de un minuto y un lapso máximo de tres minutos, o agregarle hipoclorito de sodio y esperar al menos 30 minutos antes de consumir.