Alumnas y docentes de Danzaluz comparten su experiencia en Buenos Aires

El pasado 22, 23, 24 y 25 de septiembre se llevó a cabo en la ciudad de Buenos Aires, Argentina, el Encuentro Internacional de Danzas Árabes 2016 (EIDA) del que fueron partícipes nuevamente, alumnas y profesoras de la Escuela de Danzas Danzaluz de nuestra ciudad.
Las integrantes del grupo fueron las alumnas del grupo superior de profesorado: Julieta León, Candela Presentado, Sofía Malvasio, Vanesa de los Santos, Camila Silva, Florencia Rodríguez Dávila y Sofía Pereira, junto a las profesoras Camila Pereira (Salto) y Belén Escobar (Concordia).
El evento, uno de los más importantes del mundo, contó con la presencia de más de mil bailarines, dispuestos a aprender frente a profesionales como Hoda Ibrahim (Egipto), Mohamed Kazafy (Egipto), Zom Zom (Marruecos), Tatiana Ávila (Mexico), Shanan, Suhaila y el anfitrión Amir Thaleb, de Argentina, quienes transformaron las clases en una fiesta extraordinaria.
Nuestras bailarinas uruguayas compartieron las clases con grandes profesores de danza que allí estaban como alumnos, actualizándose con estos maestros internacionales.
Las profesoras del grupo quieren agradecer el apoyo incondicional de las directoras Carola y Noella Repetto, el interés y predisposición a aprender de sus alumnas, como también el esfuerzo inmenso de cada una de las familias, en especial a las familias de Candela y Florencia que han acompañado al grupo y han compartido este maravilloso viaje.
“Con respecto a la experiencia, nosotras como profesoras (Belén y Camila) teníamos la idea inicial de tomar el curso solas y traer la experiencia al alumnado, pero como habíamos participado anteriormente decidimos invitarlas y que ellas vivan junto a nosotras la gran fiesta que es EIDA. No solo se aprende conceptos de danza árabe sino que se viven tres días con culturas y estilos diferentes como lo son los bailarines que traen el origen de la danza desde Egipto y otras partes del mundo”.
La experiencia compartida con las alumnas fue algo maravilloso, pudiéndose advertir que el grupo respondió de manera positiva, que aprovechó el viaje al cien por ciento.
La idea central es traer los conocimientos y compartirlos con todas las alumnas de la academia, para que crezcan en esta danza y lograr que las alumnas sientan la misma pasión por la danza árabe tal como la sienten las docentes Belén y Camila.