Alumnos colgaron carteles para expresar su dolor por el incendio

Mientras se desarrollan las tareas de limpieza en el local de las escuelas 196 y 173, afectadas tras un robo y posterior incendio por el que ya fueron procesadas dos personas, escolares colgaron carteles en la reja del centro educativo para expresar su dolor por lo ocurrido.
«La culpa y los culpables no es lo que importa. Nos importa volver a empezar y seguir para adelante», dice uno de los carteles colgados sobre una lona azul en la reja de la escuela. «Es un día triste», reza otro, mientras que un tercer cartel expresa que «De equivocarse también se aprende».
Se están dando clases en los salones que no fueron incendiados, pero igualmente «hasta el viernes se planteó una asistencia flexible, es decir que seguramente no se contabilicen las faltas, y están trabajando en clases dobles por ahora», informó a El País Raquel Bruschera, secretaria general de la Asociación de Maestros del Uruguay.
Después de las vacaciones de julio se «está evaluando si se van a dar clases en aulas prefabricadas e incluso están valorando algún ofrecimiento de la zona, de algún club, que han ofrecido lugares, eso lo van a decidir los propios maestros de la escuela, nosotros como sindicato vamos a respaldar lo que ellos consideren mejor para hacer las gestiones ante el Ceip», agregó Bruschera.

Mientras se desarrollan las tareas de limpieza en el local de las escuelas 196 y 173, afectadas tras un robo y posterior incendio por el que ya fueron procesadas dos personas, escolares colgaron carteles en la reja del centro educativo para expresar su dolor por lo ocurrido.

«La culpa y los culpables no es lo que importa. Nos importa volver a empezar y seguir para adelante», dice uno de los carteles colgados sobre una lona azul en la reja de la escuela. «Es un día triste», reza otro, mientras que un tercer cartel expresa que «De equivocarse también se aprende».

Se están dando clases en los salones que no fueron incendiados, pero igualmente «hasta el viernes se planteó una asistencia flexible, es decir que seguramente no se contabilicen las faltas, y están trabajando en clases dobles por ahora», informó a El País Raquel Bruschera, secretaria general de la Asociación de Maestros del Uruguay.

Después de las vacaciones de julio se «está evaluando si se van a dar clases en aulas prefabricadas e incluso están valorando algún ofrecimiento de la zona, de algún club, que han ofrecido lugares, eso lo van a decidir los propios maestros de la escuela, nosotros como sindicato vamos a respaldar lo que ellos consideren mejor para hacer las gestiones ante el Ceip», agregó Bruschera.