Ancap alerta sobre posible falta de combustible si continúa huelga en el sector de los metalúrgicos

La huelga de los trabajadores del sector metalúrgico podría provocar desabastecimiento de combustible y de energía eléctrica. Plantas y fábricas siguen ocupadas, aunque el Gobierno entiende que no, porque los obreros están «en la puerta».

Industria, transporte y eventualmente las centrales térmicas de UTE pueden comenzar a sufrir los efectos del conflicto que comenzó el pasado lunes.

La paralización de actividades por parte del gremio en las obras de la refinería de Ancap preocupa a las autoridades por sus posibles consecuencias.

Si la huelga de la Untmra se mantiene, comenzará a afectar a varios sectores importantes de la industria nacional, dadas las características de la  actividad metalúrgica en general y de los trabajos en la planta de La Teja de Ancap en particular.

Directivos de la empresa pública, ya admitieron que las obras están muy retrasadas y que Ancap está perdiendo alrededor de 100.000 dólares por día por este motivo.

El ministro de Trabajo y Seguridad Social, Eduardo Brenta, dijo a El Espectador que su cartera sigue con atención el conflicto y que se encuentra en contacto permanente con las partes.

El secretario de Estado, agregó que la planta de La Teja no está ocupada, y que no se ha considerado por el momento la declaración de esencialidad de las actividades.

El decreto 354/010 del 2 de Diciembre de 2010,  refiere de la desocupación de dependencias públicas que hayan sido ocupadas por trabajadores.

Brenta dijo que el Gobierno reconoce que esto tiene un costo económico importante para el país, y además plantea un riesgo de desabastecimiento que sería una irresponsabilidad para el Ejecutivo no considerar. De todas maneras, se mostró reacio a adelantar cuáles pueden ser las medidas que su ministerio podría adoptar.

«La planta de Ancap no está ocupada. Están realizando una medida de huelga por lo tanto no hay ningún desalojo planteado. No es posible la ocupación por una cuestión de seguridad. Los trabajadores se encuentran afuera de la empresa. Con relación a las medidas, todas las disponibles desde el punto de vista legal, pero por el momento no vamos a adelantar ninguna de ellas porque confiamos en la razonabilidad de las partes. Adelantar medidas no ayuda a crear un clima de diálogo sino más bien a enrarecerlo».

El ministro dijo también que el diálogo con las partes es permanente, con el objetivo de reinstalar un ámbito de diálogo que permita superar el conflicto.

Se evalúa que por lo menos sean desafectadas las medidas que impiden las obras en la refinería, por parte de los huelguistas, y que Untmra es un  gremio que ha mostrado preocupación por los trabajos que allí se llevan a cabo.

«Hemos decidido conjuntamente con las autoridades del Ministerio de Industria y de Ancap comenzar rápidamente el diálogo respecto a la situación que está planteada en la refinería. La refinería se encuentra en estos momentos detenida su actividad para su puesta a punto, cosa que se realiza frecuentemente.