Ante la ocurrencia de un siniestro de tránsito, se debería buscar asesoramiento de un abogado

Todos los días los siniestros de tránsito son noticia en nuestra ciudad, pero más allá de lo meramente informativo, hay aspectos que no suelen ser observados debidamente, como los reclamos indemnizatorios producto de los mismos. Si bien está vigente la Ley que creó el Seguro Obligatorio de Automotores (S.O.A.), dicho seguro no cubre la

Doctores Darío Menoni y Joaquín Silva

Doctores Darío Menoni y Joaquín Silva

indemnización total de los posibles daños que pueda recibir quien participe del siniestro. Además, dicha ley exonera de la obligación de la participación de abogados en los trámites indemnizatorios que puedan reclamarse a través del S.O.A.; debido a ello, la Asociación de Abogados de Salto tomó la iniciativa de informar y sugerir a las personas, que ante una situación de participar en un accidente de tránsito, es recomendable en todos los casos que se consulte a un abogado, debido a que de no ser así, la persona víctima de un siniestro de tránsito podría terminar viéndose perjudicada en sus propios intereses. Para conocer detalles de este planteo, EL PUEBLO dialogó con los abogados Joaquín Silva y Darío Menoni, presidente y secretario respectivamente de la Asociación de Abogados de Salto, quienes explicaron su planteo.
BUSCAR ASESORAMIENTO
“La Ley del S.O.A. –comenzó explicando Silva-, con una intención muy loable, eximió de la firma obligatoria de un letrado ante cualquier reclamo por S.O.A.; esto es, lo puede hacer la persona por sí mismo, lo puede hacer un gestor por la persona, lo puede hacer un abogado pero no es necesario que lo sea. Por otra parte, el S.O.A. es una indemnización que no es integral. Entonces, sucede que muchas veces la gente se conforma o cree que esa es la indemnización de lo que puede reclamar, que ese es el número que indemniza sus perjuicios, cuando no necesariamente es así”.
“Entonces, nuestra preocupación pasa por explicarle a la gente que se preocupe de asesorarse con un miembro de la Asociación de Abogados a efectos de que sepa, por lo menos, que si bien está el S.O.A., hay otro tipo de indemnizaciones complementarias. Por ejemplo, pasa un accidente, se produce un perjuicio, entonces debería consultar con un abogado, en lo posible de nuestra asociación, quien lo asesorará adecuadamente”.
EL DAÑO PUEDE SER MAYOR
“Concretamente –agregó Menoni-, nuestra preocupación no es debido a las contrataciones del Seguro Obligatorio, que es una obligación que se estableció por ley, sino el modo de hacer funcionar el sistema cuando hay un accidente de tránsito y una persona sufre un perjuicio. El tema del Seguro Obligatorio de Automotores es que la indemnización que se da por ese accidente está tarifada en un determinado porcentaje, que es lo que se termina pagando. Pero puede ocurrir, que en realidad el daño que tenga esa persona sea mayor por una serie de circunstancias, como por ejemplo, porque le afecta en demasía respecto al trabajo que tiene esa persona, porque también puede haber un daño moral superior al que está establecido por ese porcentaje. Entonces, lo que de alguna forma se quiere hacer conocer a la gente, es que si bien hay una indemnización del tipo administrativo, que es el S.O.A., eso no implica que la persona luego no pueda hacer un reclamo judicial si el daño que recibió es mayor a esa indemnización”.
“El S.O.A., por ejemplo –acotó Silva-, no indemniza si la persona tuvo un daño en el vehículo. El S.O.A. va a ciertos daños corporales, que está previsto en la legislación, un porcentaje del total, dependiendo cuál sea el daño. Pero como decía recién Darío, hay cierto daño moral que no lo cubre. Hay un daño, por ejemplo, al familiar, que eventualmente puede ocurrir”.
DAÑOS QUE NO ESTÁN CUBIERTOS
“Hay distintos daños que no están cubiertos. Entonces, lo que decimos es, señores, dado que no es necesario por ley que haya un abogado que lo asesore, asesórese, consulte a un abogado ante un accidente, porque puede que la persona termine cobrando menos de lo que le corresponde, no por S.O.A., porque pueden existir otros tipos de perjuicios que no están contemplados por la Ley del S.O.A.”.
“Además –complementó Menoni-, aclaramos que el tema que no se requiera la asistencia de un letrado obligatoria para un reclamo del S.O.A., de todas formas recomendamos que se asistan con un profesional de confianza, porque muchas veces el no recurrir a un abogado desde el principio, puede llevar a que la persona cometa algunos actos que después jueguen contra sus propios intereses”, concluyó.