Anunció nuevo plan que reduce estudio de la carrera de Derecho de seis a cinco años

El Dr. Gonzalo Uriarte Audi, Decano de la Facultad de Derecho, presidió ayer la reunión del Consejo de la Facultad que se desarrolló en el CENUR Salto. Entre otros aspectos, la Facultad dio detalles del nuevo plan de estudios que habrá de ponerse en práctica desde el año próximo, el que entre otras cosas reduce el estudio de la carrera que actualmente insume seis años a cinco, además de otras modificaciones.
“ERA UNA DEUDA PENDIENTE”
En diálogo con EL PUEBLO el Dr. Gonzalo Uriarte explicó que no sólo es la presencia del Decano de Derecho, sino la presencia de todo el Consejo de la Facultad, que va a IMG_5396sesionar en la Regional Norte (CENUR del Litoral Norte Salto), como habíamos prometido en ocasión de un homenaje que se hizo. En esa ocasión señalé que iba a reiterar una costumbre que se había hecho en el decanato de la Esc. (Dora) Bagdassarian, de reunirnos en la Regional Norte, por lo tanto era una deuda pendiente, manifestó,
Por lo tanto hoy habrá de sesionar el Consejo en Salto, pero además tenemos una cuestión trascendente que es informar sobre el plan nuevo de abogacía y notariado que empieza a regir en marzo del 2017, como quien dice: “mañana”.
En este sentido dijo “que si bien los docentes son comunes, porque tenemos muchísimos docentes que van muy bien y en la época de Internet todo se sabe, no quiere decir que la Regional esté aislada, pero la discusión del nuevo plan de estudios se dio con más fuerza y diría con más virulencia también, tanto en los apoyos, como en las contradicciones en Montevideo.
ESCUCHAR LAS OPINIONES LOCALES
Como es una etapa que yo considero que está cumplida, en el sentido que la etapa de discusión está agotada, se aprobó por parte del Consejo Directivo Central y ahora estamos en la etapa de implementación, me parecía que también correspondía escuchar en vivo y en directo las opiniones que hay en Salto no ya sobre lo que no se puede modificar, pero sí en la parte de implementación.
En este sentido agregó que “a diferencia del plan anterior que era un plan rígido y en el cual las carreras se desarrollaban como en un tubo, uno entraba por un lado y salía por el otro, todos iguales, a partir de la ordenanza de grado del año 2011, que obligó a que todas las facultades tuvieran planes acordes a esa ordenanza y dio un plazo de dos años que venció en el 2013, la Facultad de Derecho estaba en falta con la ordenanza. El Plan de Estudios que se aprueba por el Consejo Directivo Central es más bien un marco que luego se puede ir llenando y modificando sin todas las complejidades que tiene un plan de estudio.
Esto es, aprobación por el claustro de Facultad, Aprobación por el Consejo, elevación a la Dirección General Jurídica para que analice si no tiene ninguna incompatibilidad con las ordenanzas y luego pase por la Comisión Sectorial de Enseñanza y por último aprobación por el Consejo Directivo Central.
AHORA CORRESPONDE AL CONSEJO
Ese es un trámite burocrático muy pesado, que implica mucho tiempo y tiene muchas posibilidades de que se desarme por el camino, pero cumplida esa etapa lo que queda ahora, es cosas que el Consejo puede decidir.
No podemos modificar –dijo el Decano a EL PUEBLO – ni las áreas que son cinco las áreas que están previstas, ni los créditos de la carrera, ni la duración de la carrera, pero si por ejemplo, el ordenamiento de las materias, si a una materia la ponemos en Primero, Segundo o en Cuarto. Si esta materia va a pertenecer a un área o a otra, todo eso lo decide el Consejo.
Por lo tanto es una etapa de instrumentación, y depende sólo de nosotros (el Consejo).
LA CARRERA AÚN ES LARGA
Consultado en relación a los estudiantes, si el nuevo plan implica reducción en la extensión de la carrera, si suprime algunas materias y demás, expresó: lo de la reducción de los años de estudio, que pasa a ser de cinco años diría es más que razonable (actualmente son seis), pasa a ser más razonable, porque incluso me parece que en algunos países se lo considera aún excesivo, creo que hay pocos lugares donde la carrera se haga en cinco años y menos en seis.
Lo que se hace es una licenciatura de cuatro años y eventualmente una maestría de dos. Pero para los estudiantes es más que trascendentes, porque ya “no van a entrar en un tubo, del que salen todos igualitos, con una carga teórica muy importante y poca práctica, de lo que se dan cuenta además, con tristeza y lástima cuando ya están completando el estudio de la carrera. Eso es lo que se trató de revertir, pero además supone una modificación en la enseñanza, de un plan que data del año 1989.
Quienes ingresamos y estudiamos con el de 1959 y hoy somos casi “prehistóricos” en la Universidad nos damos cuenta que este plan tenía ya unos cuantos años, de una época en que el mundo y la sociedad cambiaba mucho menos. Pero no nos referimos sólo a la cantidad de años que han pasado, sino a la velocidad de los cambios. Hoy estamos ante la especialización de las materias que ha avanzado, como así también el Derecho mismo. La cantidad de institutos distintos que hay que en realidad si uno quisiera meter en la cabeza de un estudiante todo lo que existe ni seis ni sesenta años, alcanzarían. Miguel Ángel en el Renacimiento y Leonardo, podían saber de todo, de aviación de pintura, de cocina, de todo. Podía haber alguien universalista, pero en esta época no. Cada vez hay más especialización, sin perjuicio de que no hay que exagerar en la especialización, hay que darle al estudiante una base teórica, muy fuerte, muy importante, pero que después se oriente hacia donde va a ser su carrera. Hoy ya el estudiante tiene la posibilidad de decir “mi camino va a ser este, me interesa más esta área del Derecho o esta especialización”. Igual va a tener la franja inicial muy fuerte que le va a permitir resolver cualquier tema.
Siempre repito esto, el estudiante de Derecho de Tacuarembó al que el Dr. Messera le hizo un número importante de preguntas sobre Derecho Marítimo y él no sabía, pero ante el reproche del docente le dijo “mire, yo voy a ir a trabajar a Tacuarembó y la verdad es que Derecho Marítimo no me parece muy importante allí” y es cierto, porque tal vez lo que se aprendía de Derecho Marítimo en esa época cabría en la cabeza de un estudiante, pero hoy es distinto, porque el transporte ya no es principalmente marítimo, es aéreo, la contratación de transporte es distinta, entonces no tiene sentido que le hagan estudiar Derecho Marítimo y una serie de institutos propios de Derecho Marítimo sobre los cuales nunca va a haber un abogado común, salvo que se especialice en Derecho Marítimo, que sepa de esto.
HOY HAY COSAS IMPORTANTES QUE ANTES NO SE ENSEÑABAN
En cambio hoy hay cosas importantes que antes no existían, como son los contratos en un shopping, por ejemplo, que no son ni es arrendamiento, ni es concesión, hay toda una contratación nueva que es distinta a lo que había.
Entonces ese plan rígido y viejo estaba enseñando cosas que estaban llenando la cabeza de asuntos no aplicables, que no sería tanto esto, porque el saber no ocupa lugar, pero impedía que le enseñaran al estudiante cosas que sí iba a tener que saber en el desempeño de su profesión.
Tengo entendido que el estudiantado de Derecho compone el grueso del número de estudiantes de la regional, ¿cree Ud, que hay lugar para todos los egresados en el desempeño de su función?
Creo que sí, porque la Facultad de Derecho tiene la particularidad que siempre ha sido un formador, no sólo de abogados, escribanos, traductores públicos y ahora relaciones laborales, sino también ha sido de periodistas, diputados, senadores, políticos, intendentes, comentadores de fútbol.
Me podrá preguntar ¿esa gente no tiene trabajo como abogado que tiene que trabajar en esto?. No, tiene trabajo si, pero le gusta más, que es otra cosa distinta. Si hay formas distintas de trabajar.







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...