Apertura oficial de “La Engrupida” Milonga este jueves 13

Este jueves 13 del corriente a partir de las 22hs se llevará a cabo la apertura de una nueva milonga en la cuidad de Salto.

La misma tendrá lugar en un espacio céntrico y de referencia como lo es la Asociación Salteña de Músicos y Afines (ASDEMYA) ubicada en calle Brasil 743.
Los organizadores son los bailarines de tango Angelina Díaz y Gary Etchegaray quienes hace un tiempo trabajan en pos de la enseñanza y difusión del tango.
Así también vienen trabajando en la promoción de las milongas callejeras, tal es el ejemplo del Proyecto Milongas a la Calle.
“Desde hace un tiempo existió la iniciativa de generar un espacio para los amantes del tango en todas sus manifestaciones, bailarines, milongueros, oyentes, artistas y todas aquellas personas que gusten de concurrir a espacios diferentes donde predomina el tango como música referente acompañado de otros géneros” – enfatizó Angelina Díaz.la engrupida 001
Se contará con servicio de cantina, ambientación y la mejor energía para disfrutar bailando al son de las mejores tandas.
Para acompañar el inicio de esta actividad también se realizará un taller de milonga.
Será en el mismo espacio a las 21hs a cargo de los mismos organizadores.
El costo de la clase es de $100.
Las entradas generales para la milonga tienen un valor de $100 uruguayos. Espacio con cupo limitado. Anticipadas a tan solo $80 (se venderán úncamente hasta tres días antes del evento). Promo Clase+milonga: $150 uruguayos.

-CONVOCATORIA ABIERTA- La Engrupida Milonga realizará su apertura este jueves con una noche especial de PISTA ABIERTA donde se convoca a parejas amateurs y aficionadas que quieran exhibir una pieza de tango en la Apertura de dicho evento.
La participación es sin costo.
Es una buena instancia para mostrarse frente al público y hacerse conocer dentro de esta disciplina, que muchos bailarines y milongueros hace tanto tiempo practican.
La convocatoria no tiene límites de edad.
Para inscribirse, se debe enviar un mail a angartango@gmail.com especificando: pista que van a bailar, a qué categoría pertenece (Salón, milonguero. tango nuevo, escenario, etc) y los nombres de la parejas que bailan.
Existe un cupo limitado de hasta seis parejas que exhibirán en una gran noche.
En caso de que las inscripciones superen el número expedido se recurrirá a selección o sorteo.
Se reitera que la convocatoria es abierta y dirigida a todas y todos los bailarines de tango de Salto y alrededores que quieran bailar una pieza o coreografía durante el evento.
Más información en la página oficial de Facebook en:La Engrupida Milonga.
E-mail: angartango@gmail.com Contactos:
098822646 / 092759578.
La milonga, entendida como evento en el que se baila indistintamente
tango, vals criollo y milonga, suele situarse en el salón de un club están ampliamente difundidos los clubes populares, sociales y deportivos) o cualquier otro lugar destinado a ese fin.
Normalmente el repertorio consiste en tango, milonga y vals criollo, que se agrupan en tandas de entre tres y cinco bailes, separadas por pequeñas piezas o fragmentos de música ligera llamadas “cortinas”.
Cada tanda consta de un sólo tipo de estos ritmos, y es norma habitual agruparlos por orquestas, año de grabación, con cantantes o no, por compositores, modernos, etcétera.
Una secuencia puede consistir en: tango instrumental, tango cantado, vals criollo, tango instrumental, tango cantado, milonga y así sucesivamente.
Tradicionalmente —al menos en las milongas argentinas— la invitación a bailar obedece a una regla estricta: el hombre, desde cierta distancia, mira a una mujer elegida y la “cabecea”, es decir, le hace una señal casi imperceptible girando rápidamente y una sola vez la cabeza hacia el hombro correspondiente al lado donde se encuentra la pista de baile, y la mujer puede aceptar el convite o negarlo (también con la cabeza), o bien mirar hacia otro lado para rechazar también la invitación.
Esto evita al hombre el embarazo de ser rechazado después de haber caminado hasta la mesa de la mujer, y a ésta el embarazo de rechazarlo directamente si ese fuera el caso.
En las milongas frecuentadas por público joven estas reglas suelen ser menos estrictas y se invita a bailar prescindiendo del cabeceo e incluso a veces son las mujeres las que invitan a bailar a los hombres.
Al final de la tanda, el hombre acompaña a la mujer a su mesa y después vuelve a la suya propia.
Se considera inapropiado no terminar de bailar una tanda con la pareja.
La cortina proporciona el tiempo necesario para esto.
También es posible, si los dos han disfrutado particularmente durante la tanda y están de acuerdo en ello, continuar bailando la siguiente tanda; sin embargo, esto no es lo común y habitualmente el hombre dejará pasar una tanda antes de volver a invitar a bailar a la misma mujer.
El cabeceo se hace una necesidad sobre todo cuando las mesas y sillas son bajas (unos 84 cm. o unas 32 pulgadas las mesas) y las distancias a andar en busca de una mujer son largas.
Se hace muy humillante para el hombre caminar una larga distancia en busca de una pareja de baile, tener que doblar la espalda para poder escuchar y luego ser rechazado como se menciona más arriba.
Las mujeres por lo general a la caza de hombres, están observando la situación “con el rabo del ojo” y de ser rechazado este, casi seguramente todas las demás lo rechazarán al menos por esa noche.