Aprobado

Aprobado

Emocionados, así terminaron anoche los integrantes de la Asociación Down Salto luego que la Junta Departamental de Salto por unanimidad de los ediles presentes, votaran anoche la autorización para que la Intendencia de Salto conceda en comodato por el término de 30 años el inmueble que alberga la sede dicha asociación. Se trató de un momento de alegría y de concordancia de todos los partidos políticos por una causa común.

EL PUEBLO en la Junta
Junta aprobó por unanimidad otorgar comodato de inmueble por 30 años a la Asociación Down Salto

Las barras se fueron llenando rápidamente al comienzo de la sesión de anoche en la Junta Departamental. Una pancarta que se extendió detrás de todos identificaba al grupo de personas que habían llegado con la expectativa acumulada tras muchos años de trabajo. Eran integrantes de la Asociación Down Salto, porque el legislativo local votaría esa noche la autorización “a la Intendencia de Salto para” concederles “en carácter de comodato por el término de 30 años, el inmueble padrón No. 749, ubicado en la localidad de Salto, manzana 45, categorizado suelo urbano, el cual corresponde a la fracción 2 del Plano del Agrimensor Héctor Herrán, de fecha agosto de 1927, inscripto en la Inspección Técnica Departamental de Salto el 19 de agosto de 1927”.
Una vez que la Junta aprobó por la unanimidad de los 25 ediles presentes en sala, las personas que se encontraban en la barra aplaudieron y se abrazaron de alegría, en algunos casos, pudo verse algunos ojos húmedos de la emoción. EL PUEBLO dialogó con la presidenta de la Asociación Down Salto, Paola Silva.
– ¿Cuáles son sus primeras impresiones tras votarse en la Junta Departamental este comodato a 30 años para la Asociación Down?
– Una alegría inmensa. La verdad es que ya hace años que veníamos con este proyecto. Fue muchas idas a la Intendencia, a la Junta, a las diferentes bancadas. Teníamos mucha esperanza y expectativa con esto, y de ahora en más nos queda mucho trabajo por hacer, mucha responsabilidad también. A seguir para adelante, y ahora sí poder proyectar a futuro, que es lo que queríamos, ya que con los comodatos a 5 años como teníamos, no podíamos hacer grandes cosas porque sabíamos que era por ese período y después no sabíamos si lo iban a renovar. Ahora ya sabiendo esto, podemos tomar algunos proyectos que teníamos…
– ¿Cómo cuáles?
– Como invitar a más gente, sabemos que hay más población con síndrome de Down en el departamento, también en el interior, y que lamentablemente no podíamos invitarlos a participar, aunque a veces nos vinculábamos, porque el local era chico. Teníamos dos piecitas de las que solo usábamos una porque un salón era muy húmedo. Y ahora, contando con el apoyo que tenemos, como la plata del partido de Cavani, que el objetivo era ese, para una casa que no nos dio, pero como ese dinero estaba destinado para eso, lo guardamos en el banco, y la idea era que si nos daban el comodato a largo plazo, poder arreglar la casa y hacer todo lo que pensamos, como por ejemplo, contar con el apoyo de BPS para los talleres, para los honorarios de los talleristas, que se nos hace difícil y que no lo podíamos tener ahora por el tema de que BPS te pide muchos requisitos en cuanto a infraestructura, habilitaciones de bomberos, adaptación de los baños, que no podíamos hacer porque no era nuestro y teníamos poco espacio. Pero ahora vamos a poder atender a eso y poder ampliar la población, ampliar los talleres y tener también proyectos de emprendimientos laborales para los chiquilines, que también es un debe. La parte de gastronomía sobre todo, que están muy entusiasmados en eso, y como la cocina era uso compartido con la otra institución que estaba en el local, ahora sí lo podemos ampliar.
– ¿Con cuántas personas trabajan en la asociación?
– Chiquilines, adolescentes y adultos, en su mayoría, alrededor de 30 o 35 con síndrome de Down y sus familias. Hay algunos chicos, porque la idea también es abarcar la población chica, de los menores, porque ahora estamos abocados a los de 12 años en adelante que es cuando los chiquilines salen de la escuela y no tenían ninguna oferta ni educativa ni laboral. Pero ahora, al tener más espacio y proyectos, podremos ampliar la población a los chiquitos también, que si bien ya tienen apoyos por otros medios, podremos acercarlos también.
Deseo aprovechar esta oportunidad para agradecer a todas las bancadas que siempre tuvieron buena disposición. Nosotros hace más de 10 años que estamos en ese local, hemos pasado por varias administraciones, nunca tuvimos problema con ninguna, siempre se fue renovando el comodato pero ahora cuando nos empezamos a reunir con las diferentes bancadas para ver si aprobaban este proyecto, todos tuvieron muy buena disponibilidad y se interesaron en el tema.
Esto nos viene como la frutillita de la torta porque ahora en octubre cumplimos 24 años de fundación de la asociación y con esto, son años de lucha que se terminan y comienzan otros proyectos.