Arq. salteño integra equipo ganador del Proyecto de refacción de Plaza La Bandera

Arq. salteño integra equipo ganador del Proyecto de refacción de Plaza La Bandera

Marcelo Roux Emmenegger

Es un joven arquitecto que ha logrado concretar una carrera  impecable y junto a su equipo de profesionales denominado Verifica! se consagraron con el Primer Premio a nivel nacional  con su proyecto “Más cielo: Un Palco al poniente” que contempla la refacción de la conocida Plaza de la Bandera, en la capital del país.

Verifica! Está integrada por Marcelo Roux, Arq. Carolina Lecuna y Arq. Nicolás Moreira.

Colaboradores: Bachs. Rodrigo Broquetas, Ana Digesto, Alejandro Odriozola y Daniel Palermo.

Roux inició la carrera de Arquitectura en Salto en la UdeLar.

Al cabo de tres años se trasladó a Montevideo para culminar sus estudios.

Desde hace cuatro lleva adelante un equipo de trabajo con amigos y colegas con los cuales  mantiene una dinámica de trabajo polifacética.

En algunos emprendimientos se utiliza una modalidad académica, teniendo en cuenta que también se desempeña como docente de la Facultad de Arquitectura.

Se han presentado reiteradamente a concursos en los cuales han logrado los primeros lugares y en este último el máximo reconocimiento.

A raíz de los cambios que está experimentando la zona de Tres Cruces – ya que se está ampliando el shopping – se pensó en reacondicionar la “Plaza de la Bandera”  (cuyo verdadero nombre es Plaza de la Democracia).

 “MASCIELO! UN PALCO AL PONIENTE: EL PROYECTO

“Máscielo!” es una mirada actual, abierta e integradora al espacio de la Plaza Democracia de la ciudad de Montevideo.

Un recinto que busca celebrar y habilitar la convivencia Máscielo! es más plaza, más horizonte, un soporte de actividades múltiples, un ámbito de sutil pendiente capaz de celebrar la mirada, de unificar los fragmentos de lo público y multiplicar la superficie de posibilidades.

OBJETIVOS

Amplificar el espacio plaza como gran recinto vacío en la morfología urbana, un recurso simple, a fin de dotarlo de cualidades para el desarrollo de las actividades representativas, vivenciables, democráticas, públicas y culturales que le son inherentes.

Se integra la lógica fragmentada hoy existente, unificando, las múltiples instancias anodinas y auto-referenciales que componen actualmente la zona.

Limpiar la saturación de objetos y partes a través de un diagrama elocuente, empático con el espesor urbano que caracteriza al espacio.

Construir un soporte plural capaz de habilitar tanto el desarrollo de actividades y eventos de perfiles ceremoniales y solemnes así como aquellos cotidianos, lúdicos, resistentes y los múltiples atravesamientos que componen la dinámica diaria de la Plaza.

LA ESCENA / LA SEXTA BANDA

La perspectiva cenital devela una clara e innegable estructura en al menos cinco

Bandas: 1- Playa de estacionamiento de ómnibus de la Terminal / 2- Terminal Shopping actual / 3- Shopping ampliación / 4- Banda “entre” Shopping ampliación y Bvr. Artigas / 5- Bulevar Artigas.

Un soporte horizontal amplio, despejado y resuelto con un único y vehemente gesto material de extrema simpleza.

Una escena horizontal que acumula una espesa línea de sombras de Ibirapitáes, una línea rebelde de equipamiento básico para el estar y una línea de monumentos consecutivos3.

Ante todo una escena limpia, abierta, amplia, vacía que encuentra un momento intenso en el esbelto pabellón nacional que busca el cielo.

Un recinto de posibilidades para las derivas populares, una escena para el desarrollo de actividades culturales múltiples, para contener desde eventos contingentes hasta de mayor permanencia y escala, perfectamente programados o impulsivos, inesperados y pasionales. Democráticos al fin.

EL PALCO / UN GESTO ÚNICO

La propuesta apela a un gesto único, un plano de sutil pendiente accesible a las derivas de todos los públicos.

Permite el apasionante recorrido ascendente así como la observación serena y lejana del paisaje circundante.

El gesto habilita aislarse sensitivamente del flujo vehicular de Av. Italia y Av. Avelino Miranda, agentes de intensa polución sonora.

Hacia ellas, a su vez se conforma una prudente y necesaria fachada de bajo impacto que responde al entorno urbano en consolidación y crecimiento.

POSIBLE CIRCUITO CULTURAL

A fin de despuntar ideas al respecto, el ámbito contiene la posibilidad de habilitar un Circuito Cultural para locales y visitantes que aproximen, perfiles históricos y simbólicos desde su celebración contemporánea.

Esto implica varios aspectos que incluyen desde el proyecto de diseño gráfico y de imagen, servicios de espacio público wi-fi hasta mecanismos de audio que entiendan la Plaza desde su verdadera escala, por tanto desde sí misma y su entorno inmediato así como aquel lejano y que las cuencas visuales permiten abarcar.

El centro podrá dotarse de área de mediateca, media-lab, laboratorio y experimental.

Estas infraestructuras de tecnología digital aplicadas al espacio público, podrán hacer posible que las actividades desarrolladas se emitan en directo vía Internet a la red de redes y que a su vez se pueda disfrutar en tiempo real de acontecimientos, que estén sucediendo en otros lugares.

El centro de interpretación nacerá así con la vocación de establecer un contacto permanente con otros centros culturales, sociales, artísticos y tecnológicos, tanto local como del resto del mundo, con los que construir una red en la que compartir de manera estrecha y continuada el programa de actividades.

ESTACIONAMIENTOS DE VEHÍCULOS

La operación de plegado de la superficie habilita, sin realizar excavaciones, incorporar hacia el Sur de 8 de octubre, el Centro de Interpretación y al Norte un parking de aproximadamente 100 vehículos en una planta.

A su vez, otros escenarios posibles se obtienen de ganar toda la superficie bajo el plegado para estacionamientos logrando una capacidad para 150 vehículos o con la excavación de un medio nivel obtener dos niveles de estacionamientos con aproximadamente 250 lugares.

En definitiva, la estrategia que lleva a ganar más altura, habilita un imponente palco hacia el Oeste –una superficie amable para actividades múltiples-, y a su vez multiplica el área posible de utilizarse para los fines que se entiendan oportunos, sin realizar excavaciones que interfieran con la actual presencia del túnel de 8 de octubre.

EL JARDÍN METROPOLITANO

El proyecto apela a una relectura del jardín en clave contemporánea, que especula otras trazas en una pieza de flujos superpuestos, de historia yuxtapuesta que se relata en una filigrana verde, en una cuenca de ríos de luz.

Un gran jardín capaz de delimitar un ámbito público nuevo, representativo del espíritu metropolitano que respira Montevideo.

Un jardín apéndice de una gran infraestructura de sombra densa: el Parque Batlle.

El espacio ajardinado que se propone actúa en vínculo directo con el imponente parque cercano.

Si a éste se le reserva la sombra y la espesura, a la plaza se le reserva el necesario sol y la inmensidad panorámica.

El proyecto paisajístico vinculado a la definición de especies vegetales, su organización y tratamiento ha buscado el diálogo contemporáneo con el entorno y las posibles actividades capaces de contener

LUZ / CÁMARA

La propuesta apela a un gran espacio de luz en la noche.

Con líneas de altas luminarias hacia Bulevar Artigas con doble superficie de iluminación (hacia la plaza y hacia la zona verde).

También se apuesta a focalizar niveles de luz elevados en las áreas de monumentos.

Las tácticas formales elegidas asociadas a la limpieza de objetos y a la generación del gran plano plegado habilitan el simple control y mantenimiento del espacio público.

El ámbito de la Plaza de la Democracia supone para el proyecto,  un recinto que condensa aspectos Representativos, Democráticos y Simbólicos. La propuesta da cuenta de los mismos a través de su impronta general desarrollada anteriormente que celebra la condición democrática que le da nombre en tanto espacio de convivencia.

A su vez, la esbelta y desafiante resolución del pabellón nacional que se refleja en el espejo de agua que lo sostiene, dota al lugar de condiciones representativas que coexisten con las dinámicas cotidianas, populares y eventuales del espacio.

SOSTENIBILIDAD

Máscielo! se plantea incorporar tácticas de sustentabilidad que, por un lado integren de forma didáctica y lúdica la preocupación por los aspectos relacionados al manejo responsable de los recursos y a la vez, redunden en una mejor gestión del mantenimiento del espacio público proyectado.

El pensamiento sustentable requiere la consideración de los efectos y el impacto de las decisiones en el futuro y no simplemente en el presente.

En este sentido es que la propuesta pretende transmitir desde un espacio referencial, la política de la sustentabilidad. Lámparas de tecnología LED que no contienen plomo ni mercurio y presentan bajo costo de mantenimiento por su vida útil de 50.000 horas y un ahorro de consumo del orden del 45%.