Artigas vehiculizó la posibilidad de organizar una patria de iguales

Eduardo Nocera: autor del libro “¿Quién es Artigas?”.

Una reseña histórica ha determinado que esta el “La obra monumental del Profesor Eduardo Nocera, que durante cinco años de su vida recorrió los caminos de Artigas, pueblo a pueblo, recuperando voces y descubriendo sorprendentes hechos y datos. La más importante y reciente investigación realizada sobre Artigas, escrita en un estilo apasionado y apasionante, personal y profundamente emotivo, obsesivo en la búsqueda de datos y preciso en los modos de narrar”.
En diálogo con EL PUEBLO – y previo a la charla que brindará en nuestra ciudad el próximo 24 de marzo en el Centro Regional de Profesores, respondió a nuestras inquietudes desmenuzando algunos aspectos esenciales que hacen a la vida del prócer Artigas, que por momentos resultan un enigma y por otros la visualización de un ideario que trascendió a su época, convirtiéndolo en una especie de visionario.
¿Quién es Artigas?
-“Evidentemente todo el trabajo realizado hasta ahora en estos dos tomos, se plantea la necesidad de volver a pensar en el proceso artiguista, el ciclo revolucionario de 1811 – 1820 y analizar en qué consistió ese movimiento llamado artiguismo y qué rol ocupó Artigas en la jefatura de ese alzamiento popular.
Por otra parte cuando pensamos y hacemos una revisión de la gesta heroica de los años de la independencia nos planteamos una situación que vale la pena intentar resumir. La historia previa a la llegada de la Revolución de Mayo… el Artigas que abandona Montevideo y se dirige hacia el lejano norte, a la zona de Salto. Luego tenemos al Artigas revolucionario una vez que abandona al Cuerpo de Blandengues, luego convertido en capitán de Blandengues y en el último período el Artigas en su asilo en el Paraguay.
El Artigas a recuperar con su ideario, con la doctrina de un federalismo total. Esto es para comenzar a pensar quién es Artigas”.
Artigas trabajó, revolucionó y acaudilló. Fue líder de un movimiento de emancipación en un área que comprende lo que hoy son cuatro países. Necesariamente hay que pensar en la historiología uruguaya, argentina y riograndense, también pensar en la paraguaya, ya que durante toda la etapa previa de la organización de la Liga Federal, Artigas pretende seducir permanentemente al Paraguay. Es una de las cuestiones que el historiador Nocera se plantea en su libro.
Las capitales de cada provincia han irradiado y puesto en los manuales educativos algunas verdades muy relativas sobre el artiguismo, que los pueblos mal llamados interiores desmienten.
“En el trabajo de campo, visitando bibliotecas y estudiando archivos podemos observar que el relato del artiguismo es muy diferente al que ofrece la capital” – puntualiza el historiador.
Entonces el artiguismo está formando parte de una presentación del origen del federalismo, tiene algunos ribetes en los cuales muchas veces se elimina la revolución social de Artigas. En la memoria colectiva aparece otro Artigas que no es el de la historia oficial sino que tiene un perfil netamente popular, “como un jefe de un pueblo en armas, como el que vehiculizó la posibilidad de organizar una patria de iguales”.
- Más allá de lo que Artigas haya podido conmover en su época impacta su concepción de las provincias unidas del Río de la Plata. ¿Qué interpretación le da usted de esa realidad enmarcada en el mundo actual?
-“Entiendo que Artigas es confederal más que federal. Las Instrucciones tienen rasgos federalistas y confederalistas. Hay artículos que responden más a la idea de organizar una confederación y otros a la de federación. Nuestros estados nacionales han abrazado la idea de la República Federal. El federalismo total de Artigas, propone una inclusión social y una igualdad entre las regiones que fue incluida o dejada de lado en las constituciones y organizaciones nacionales. Ese movimiento emancipatorio libertario igualitarista…. esa guerra de montoneras perseguía la mera instauración de un estado con división de poderes y la resolución de problemas vinculados a los reglamentos aduaneros, a la distribución de la tierra; la nueva sociedad debía organizarse. Se debía perseguir una idea de igualdad, inclusión y pertenencia dentro de una causa común. La interrogante es si se siguió en esa línea o si la organización de los países derivó en la construcción de repúblicas que optaron por un rígido centralismo. Cuando revisamos el artiguismo y nos proponemos observar el germen revolucionario que permitió el alzamiento generalizado de la campaña oriental y de los pueblos interiores de las provincias unidas, se advierte el deseo de alcanzar un horizonte de oportunidades. Un modo de ver, de pensar y sentir la región y la unidad de las provincias que no se pudo consagrar debidamente cuando finalizó el proceso de la guerra de la independencia y sobrevinieron las guerras civiles”.
-¿Cómo imagina usted el paradigma artiguista llevado a cabo en estos tiempos?
-“En estos tiempos en los cuales se han consolidado los estados – nación y la idea de confederación artiguista es una referencia insoslayable pero no está articulando una política práctica. Existe un legado muy disminuido. La integración de nuestros países aparece como una primera respuesta. Se han creado organizaciones internacionales como el Mercosur y el Zicosur. Esta última tiene muchísima prensa en las provincias que conforman el Zicosur.
Hoy por hoy practicar el artiguismo sería a partir de los pueblos, desde las provincias y regiones. Elaborar una cuenca del plata artiguista es pensar en algunas de las cuestiones que Artigas pensó claramente… tiene que ver con nuestras aduanas y vías de comunicación, nunca fueron resueltos los problemas aduaneros… tenemos ríos extraordinarios que no utilizamos para la navegación. Evidentemente en nuestra región hay un acaparamiento, un gran dominio en la distribución de las tierras… ha sido un tema muy poco feliz y que en la actualidad siguen conformando una gran interrogante.

eduardo nocera 001