Auguran lluvia en Londres para el día de la Boda Real entre Guillermo y Catalina

gNubes, chaparrones… y policías

Habrá 50 mil policías en las calles

Si el refranero tiene razón y es verdad que “una novia mojada es una novia afortunada”, Catalina Middleton tiene bastantes posibilidades de sentirse afortunada, si en esta ocasión aciertan los pronósticos para el viernes en Londres. Tras una Semana Santa inusitadamente soleada y calurosa, la capital se ha levantado hoy con nubes y tiempo fresco.

En la página del tiempo de la BBC, el pronóstico para la mañana de la boda es de nubes y (algunos) claros, chubascos dispersos, vientos del noreste de 15 kilómetros por hora y temperaturas de entre 11 y 16 grados. Los novios están preparados para todo, al decir del palacio de Saint James. Si llueve, el recorrido de la pareja cuando, ya recién casados, se dirijan desde la abadía de Westminster hasta el palacio de Buckingham, no será en carroza descubierta, sino en la carroza cubierta utilizada por lady Diana para llegar a la catedral de San Pablo en 1981.

Las nubes y la lluvia ocasional “harán aún más británica la festividad”, afirman, inasequibles al desaliento, los portavoces de la pareja. Un optimismo que quizás no sea compartido por los cientos de miles de personas que se espera que acudan a las calles de Londres. El pronóstico más bien sombrío en Londres contrasta con el luminoso sol y las temperaturas más suaves que se vaticinan en el Norte de Inglaterra, Gales y Escocia, regiones habitualmente más grises y húmedas que el sudeste de Inglaterra.

El viento es quizás lo que más puede preocupar a las damas invitadas a la boda, que se pueden ver en el aprieto de sujetarse las faldas y el sombrero al mismo tiempo si han de afrontar una buena ráfaga. Una perspectiva tan fotogénica como la imagen de los cardenales sujetándose sotanas y solideos durante el funeral por Juan Pablo II en 2005.

Los ciudadanos de a pie también pueden verse perjudicados por el mal tiempo. A algunos no parece preocuparles la posibilidad de verse afectados por el mal tiempo. Varios se instalaron ya el lunes 25, frente a la abadía de Westminster, con la intención de seguir ahí hasta el viernes y tener las mejores vistas de la entrada de los novios, sus familias y los invitados.

Pero ni el viento, ni la lluvia ni las nubes constituyen la mayor preocupación de la policía. Más de 50.000 agentes estarán de servicio el viernes en la capital para asegurar que la boda sea “un acontecimiento seguro y feliz”, en palabras de Christine Jones, comandante de la Policía Metropolitana responsable de supervisar las operaciones de seguridad. La posibilidad de que haya protestas como las protagonizadas ya un par de veces por grupos anarquistas durante manifestaciones estudiantiles, es una de las principales preocupaciones de Scotland Yard, criticada tanto por su pasividad en la primera protesta como por sus excesos en la segunda.

Pero no es la única preocupación de la policía, siempre alerta frente a los islamistas. Otro alto mando policial, Lynne Owens, ha pedido a los ciudadanos: “Si ve usted a alguien en la muchedumbre actuando de forma sospechosa, por favor, hágaselo saber a nuestros oficiales”.

Una boda con 2.000 millones de invitados

El Gobierno británico prevé que 2.000 millones de espectadores vean la boda del príncipe Guillermo y Kate Middleton en televisión. Mientras que el enlace de Carlos y Diana fue seguido por 800 millones de espectadores.

g2El próximo 29 de abril habrá 1.900 personas en la abadía de Westminster, pero muchas más asistirán en directo a la boda del príncipe Guillermo de Inglaterra y Kate Middleton. Eso sí, tendrán que conformarse con verlo por televisión. Y según el gobierno británico serán unos 2.000 millones los espectadores que seguirán la boda del segundo en la línea de sucesión al trono británico, lo que supone más del 25% de la población mundial.

Si los cálculos se cumplen, los espectadores superarán con creces los de la boda de Carlos de Inglaterra y Diana el 29 de julio de 1981: el evento fue seguido entonces por 800 millones de personas. Aunque tampoco superará las cifras del funeral de la princesa Diana, que fue seguido por 2.500 millones de personas en 1997.

Las audiencias serán muy altas por la hora de la celebración, las once de la mañana, ya que a esa hora estará amaneciendo en América y anocheciendo en Asia, zonas donde se espera que las audiencias sean muy altas. Además, según el ministro de Cultura británico, Jeremy Hunt, unos 8.000 periodistas de todo el mundo acudirán a cubrir el evento.

(EL PAÍS DE MADRID)







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...