Auspicioso comienzo de Pantalla Uruguay ayer

Culminó anoche próximo a las 22 y 30, la primera de dos jornadas de remates de Pantalla Uruguay. Desde la Rural del Prado, y por el sistema nacional de Televisión por cable, se llevó adelante el remate, que tiene la certificación de Estudio 3.000. Primera jornada para la venta de todas las categorías de machos, comenzando hoy a las 11, la segunda jornada con la venta de todos los vientres. Ayer el mercado estuvo activo nuevamente, con muy alta colocación, prácticamente toda la oferta, ajustando los valores levemente en algunas categorías con relación al remate anterior de Pantalla Uruguay, pero ubicándose por encima del mercado.
Esto demuestra la estabilidad que tienen las categorías de invernada, centavos más, o centavos menos, pero con interés constante por parte de los productores. La categoría de terneros sobresalió en cuanto a valores, aumentando, destacándose que las ventas siempre tuvieron el mismo ritmo.
LOS VALORES
En lo que hace a los valores, para la categoría de  terneros, el máximo fue de 1,820, el mínimo de 1,400 y el promedio de 1, 701. Los terneros Holando entre 1,225 y 0,945 de mínimo y promedio de 1,096. Los novillos de 1 a 2 años 1,570 de máximo, 1,340 de mínimo y un promedio de 1, 450. Para los novillos de dos a tres años 1,480 de máximo, 1, 230 y el promedio de 1, 327 Para los novillos de más de tres años 1,300 de máximo, 1,200 de mínimo y un promedio de 1,264.
Para la jornada de hoy está prevista la venta de 891 vacas de invernada, 699 terneras, 387 terneros y terneras, 1,484 vaquillonas sin servicio, 1,177 vientres preñados, 232 vientres entorados, 1,404 piezas de cría, 55 vientres PPI y 18 toros PPI y SA. En definitiva un muy buen remate nuevamente del Consorcio Pantalla Uruguay.
MARTÍN SAN ROMÁN
Estuvo en las ventas desde el Prado, y al terminar el remate entre otras cosas nos dijo «lo vi muy bien al remate, muy ágil, con buenos precios e inclusive con una corrección a la suba con relación a los últimos remates. Hemos visto una corrección importante a la suba en los terneros y los novillos formados. Las otras categorías puede decirse que se vieron más corrientes, pero los buenos ganados siempre se pagaron muy bien. Hubo algunos lotes que no se vendieron y luego volvieron a pasar y lograron colocarse. Lo importante es la comercialización y en este caso, con valores que colmaron plenamente las expectativas.