Autoridades del CCIS aseguran que cayeron las ventas en el comercio local por pasaje de mercaderías desde Concordia

La presidenta del Centro Comercial e Industrial de Salto, dijo que como consecuencia del contrabando que se da en la frontera con Argentina y debido a la conducta de los consumidores que optan por ir a comprar a Concordia, ante el contexto favorable del tipo de cambio del peso argentino, los comercios salteños se ven altamente perjudicados al punto que acusó a esta situación como la causante de que un comercio local cerrará sus puertas en los próximos días.
Lizabeth Machiavello dialogó con EL PUEBLO y valoró como “positivo” las medidas que fueron adoptadas por la Aduana, donde restringe el pasaje de mercadería, lo que a juicio de la titular de la gremial de comerciantes locales, “desestimula” el trasiego de mercaderías.
Por su parte, el dirigente del PIT CNT de Salto, Miguel Fiordelmondo, dijo que “no están en conocimiento” de que cerrará un comercio local por el contrabando que se da entre nuestra ciudad y la vecina localidad argentina.
CONTRABANDO
La presidenta del Centro Comercial e Industrial de Salto, Lizabeth Machiavello, indicó a este diario que las medidas tomadas por la Aduana ante la alta concurrencia de salteños que transitan diariamente por el puente de Salto Grande con destino a Concordia, para realizar compras en la vecina ciudad de Concordia aprovechando el tipo de cambio favorable, ya que esto genera consecuencias negativas para el comercio local legalmente establecido.
Machiavello consideró que la medida que implican limitar a “un bolso  por persona” la cantidad de productos que pueden traerse desde Argentina “es bueno, desestimula la idea de ir a comprar, frena un poco el movimiento, pero contra el consumidor nosotros no podemos ir, pero sí queremos la situación sea medida”, aseguró.
Asimismo, expresó que el Centro Comercial ha solicitado con énfasis a las autoridades nacionales, transformándose en un planteo ya reiterativo, es la “represión de los que hacen del contrabando, su modo de vida”, dijo Machiavello.
Las compras del otro lado del río estarían “provocando problemas” en el comercio local, según lo manifestó la presidenta del Centro Comercial de Salto,  ya que aseguró que “hay muchos comercios que están sintiendo una menor presencia de público, lo que determinó incluso que las ventas cayeran, e incluso un comercio céntrico del rubro de la vestimenta cerrará sus puertas, entre otros motivos, por el contrabando”, comentó Machiavello.
Aunque al ser consultada por EL PUEBLO la propietaria del local que en los próximos días cerrará sus puertas, negó que el cierre sea estrictamente por este asunto, y sí dijo que el intenso trasiego de mercadería desde Argentina, en su caso “es la frutilla de la torta”, ya que “los comercios legalmente establecidos no pueden competir con los precios de Argentina y encima hacer frente a las cargas fiscales, mientras existe un contrabando creciente”.
Van las clases medias
y altas a comprar a
Concordia
Por su parte, el PIT-CNT de Salto “no está al tanto” de que haya comercios de nuestra ciudad que cierren sus puertas por el contrabando, ni tampoco que se estén produciendo despidos por esta causa, según manifestó a EL PUEBLO, Miguel Fiordelmondo, integrante de la central de trabajadores.
Para el dirigente, quienes van a realizar sus compras a Concordia “son personas con alto poder adquisitivo, pertenecientes a las clases medias y altas, el que tiene más plata, es el que trae las cosas de Concordia, son las capas medias para arriba, las que tienen más dinero”, afirmó Fiordelmondo. Agregó por su parte que “la gente que tiene salarios bajos, no puede ir a Concordia, e incluso muchos de ellos tienen vales de alimentación que los gastan acá, en el comercio de Salto”, dijo.
En parte, Fiordelmondo, coincidió con el planteo del Centro Comercial e Industrial de Salto de que hay que ser “más duros con el contrabando para que no se vayan las divisas del país”, pero también afirmó que “hay que apuntar a la Cámara de Comercio porque algunos precios se van por las nuebes”.
En ese sentido, mencionó un proyecto planteado por el PIT-CNT para “bajar los precios de la canasta básica, porque si cada día está todo más caro no se puede comprar nada” afirmó Fiordelmondo.

La presidenta del Centro Comercial e Industrial de Salto, dijo que como consecuencia del contrabando que se da en la frontera con Argentina y debido a la conducta de los consumidores que optan por ir a comprar a Concordia, ante el contexto favorable del tipo de cambio del peso argentino, los comercios salteños se ven altamente perjudicados al punto que acusó a esta situación como la causante de que un comercio local cerrará sus puertas en los próximos días.

Lizabeth Machiavello dialogó con EL PUEBLO y valoró como “positivo” las medidas que fueron adoptadas por la Aduana, donde restringe el pasaje de mercadería, lo que a juicio de la titular de la gremial de comerciantes locales, “desestimula” el trasiego de mercaderías.

Por su parte, el dirigente del PIT CNT de Salto, Miguel Fiordelmondo, dijo que “no están en conocimiento” de que cerrará un comercio local por el contrabando que se da entre nuestra ciudad y la vecina localidad argentina.

CONTRABANDO

La presidenta del Centro Comercial e Industrial de Salto, Lizabeth Machiavello, indicó a este diario que las medidas tomadas por la Aduana ante la alta concurrencia de salteños que transitan diariamente por el puente de Salto Grande con destino a Concordia, para realizar compras en la vecina ciudad de Concordia aprovechando el tipo de cambio favorable, ya que esto genera consecuencias negativas para el comercio local legalmente establecido.

Machiavello consideró que la medida que implican limitar a “un bolso  por persona” la cantidad de productos que pueden traerse desde Argentina “es bueno, desestimula la idea de ir a comprar, frena un poco el movimiento, pero contra el consumidor nosotros no podemos ir, pero sí queremos la situación sea medida”, aseguró.

Asimismo, expresó que el Centro Comercial ha solicitado con énfasis a las autoridades nacionales, transformándose en un planteo ya reiterativo, es la “represión de los que hacen del contrabando, su modo de vida”, dijo Machiavello.

Las compras del otro lado del río estarían “provocando problemas” en el comercio local, según lo manifestó la presidenta del Centro Comercial de Salto,  ya que aseguró que “hay muchos comercios que están sintiendo una menor presencia de público, lo que determinó incluso que las ventas cayeran, e incluso un comercio céntrico del rubro de la vestimenta cerrará sus puertas, entre otros motivos, por el contrabando”, comentó Machiavello.

Aunque al ser consultada por EL PUEBLO la propietaria del local que en los próximos días cerrará sus puertas, negó que el cierre sea estrictamente por este asunto, y sí dijo que el intenso trasiego de mercadería desde Argentina, en su caso “es la frutilla de la torta”, ya que “los comercios legalmente establecidos no pueden competir con los precios de Argentina y encima hacer frente a las cargas fiscales, mientras existe un contrabando creciente”.

Van las clases medias

y altas a comprar a

Concordia

Por su parte, el PIT-CNT de Salto “no está al tanto” de que haya comercios de nuestra ciudad que cierren sus puertas por el contrabando, ni tampoco que se estén produciendo despidos por esta causa, según manifestó a EL PUEBLO, Miguel Fiordelmondo, integrante de la central de trabajadores.

Para el dirigente, quienes van a realizar sus compras a Concordia “son personas con alto poder adquisitivo, pertenecientes a las clases medias y altas, el que tiene más plata, es el que trae las cosas de Concordia, son las capas medias para arriba, las que tienen más dinero”, afirmó Fiordelmondo. Agregó por su parte que “la gente que tiene salarios bajos, no puede ir a Concordia, e incluso muchos de ellos tienen vales de alimentación que los gastan acá, en el comercio de Salto”, dijo.

En parte, Fiordelmondo, coincidió con el planteo del Centro Comercial e Industrial de Salto de que hay que ser “más duros con el contrabando para que no se vayan las divisas del país”, pero también afirmó que “hay que apuntar a la Cámara de Comercio porque algunos precios se van por las nuebes”.

En ese sentido, mencionó un proyecto planteado por el PIT-CNT para “bajar los precios de la canasta básica, porque si cada día está todo más caro no se puede comprar nada” afirmó Fiordelmondo.