“BACHICHA” LENCINA: EL MAGO DE LA TROMPETA

Una nota exclusiva de JUANJO ALBERTI, desde Montevideo.

Casi a fines de los sesenta, lo pude conocer.

Fue por medio de Elías Turubich, que allá en C X 8, la Nueva Sarandí de aquel momento, al frente de su popular programa “Beatlemanía” y de “Long Show” de los fines de semana, me lo presentó en Canal 12 TV, que estaba pegadito a la radio -hoy, la emisora radial está justo en la esquina- en la calle Enriqueta Compte y Riqué, donde a veces Elías realizaba algún comercial “en vivo”, y cubría cuando no estaba, a Rubén Castillo en la conducción de “Discodrómo Show”. El artista hizo carrera en ese espacio como músico, tocando la trompeta con la orquesta de Julio Frade, y a veces como solista soplando el instrumento “como los dioses”. Se llamó Daniel Lencina, le decían “Bachicha”, un fenómeno del jazz de estas latitudes y el gran “mago de la trompeta”.  Daniel Bachicha Lencina con su amiga inseparable, la trompeta. 1
En la pasada semana, la noticia que nos llegó de su ida nos embargó de tristeza, dejando de existir el 31 de octubre de 2017, a la edad de 79 años tras resistir una compleja fibrosis pulmonar detectada en 2009, en su domicilio en la comuna de Lampa, Santiago de Chile, lugar donde residía desde 1972. Su actual esposa y sus hijos lo acompañaron hasta el último adiós. Sin dudas, una pérdida irreparable para la música y la cultura uruguaya de todos los tiempos.

EN FRAY BENTOS NACIÓ “BACHICHA”

En Fray Bentos, capital de Río Negro, llegó a este mundo Daniel Julio Lencina D’Andrea, el 17 de julio de 1938. De chico escuchaba radios de Buenos Aires y ya le agradaba la música de Eddie Condón, Louis Armstrong y las bandas norteamericanas de jazz, empezando a tomar clases de solfeo y de trompeta con distintos profesores.
El aprendizaje lo siguió en Montevideo, donde después se inició actuando de jovencito en las orquestas estables del Hot Club, que ensayaban en un sótano de la calle Guayabo, entre ellas, el Sexteto Paco Mañosa, con el propio Paco Mañosa, Horacio “Bocho” Pintos, Héctor “Finito” Bingert, Roberto “Pelín” Capobiano y Osvaldo Fattoruso. Con ellos debutaría en Octubre de 1963, en Teatro Florida de Buenos Aires, en notable presentación.
Más tarde, Bachicha, diría con relación a Mañosa: “Paco fue uno de los músicos que más hizo por el jazz en Uruguay.
Fue todo un maestro…” Lencina, quien también fue un estudioso de la trompeta, continuaría con la banda The Hot Blowers, allí junto a otros destacados jazzistas compatriotas: Paco Mañosa, Hugo y Osvaldo Fattoruso, Federico García Vigil, Rubén Rada, Héctor Bingert, Enrique De Boni, Arturo “Cacho” De La Cruz, Moris Pardo, Tomás “Chocho” Paolini, Ringo Thielman, Guillermo Facal, Moisés Rouso, Ramón “Bebe” Alfonso, Enrique “Pelo” De Boni, entre otros. La super-banda practicaba el mejor swing y dixieland, obteniendo cierto reconocimiento regional, logrando editar tres álbumes EP en el sello Antar, y además realizando una extensa gira por territorio chileno.

DEL BARRIO LA MONDIOLA SOS EL MAS RANA

“Del barrio La Mondiola sos el más rana…” parafraseando la letra del tango “Garufa”, de Juan Antonio Collazo, Víctor Soliño y Roberto Fontaina donde se habla del barrio en la zona de pocitos nuevo, lugar de casitas federales y obreros laburantes que aún existe, residió por un tiempo Bachicha Lencina.
Había quedado atrás el momento de Los Hot Blowers, llegando ahora la oportunidad de sumarse a la orquesta de Panchito Nolé, uno de los últimos exponentes de la época de oro de las más grandes orquestas en Uruguay, su pasión por las Big Band se hizo realidad formando su propia agrupación con las que desarrolló una larga carrera de bailables, por las fonoplateas de las radios y como banda estable de canales de televisión de Uruguay y Argentina.
Allí tiene el trompetista un notable momento de esplendor. Sintiéndose a gusto permanece durante años junto a Panchito, y también en La Mondiola.

CON JULIO FRADE EN “DISCÓDROMO”

Reconocido como un excelente ejecutante lo llama el pianista y director de orquesta Julio Frade para formar parte de su banda. Con Frade, Bachicha consigue popularidad distinguido por la gente, promovido por el programa de tv de los domingos a 12 del mediodía por Teledoce: “Discodrómo Show”. Con el apoyo televisivo y respaldado por Julio Frade, logra grabar varios temas para el sello Sondor, como por ejemplo “Este muchacho está enamorado de ti” -de Herb Alpert- donde como solista canta y toca la trompeta, siendo este un momento memorable para el instrumentista.
Después del suceso con Frade, parte a Chile en 1972 donde se queda hasta su ida, tocando al lado de verdaderos cultores musicales. Acompaña de Mike Dogliotti, en tierras trasandinas y en numerosos shows en Perú. Más adelante entra en el espacio “Sábados Gigantes” de Don Francisco, a quien le hace una canción, por la cual le realiza un juicio por derechos no cobrados por una cifra abultada en dólares. Su historia resulta interminable, jalonada por fabulosas actuaciones al frente de su trompeta, por diferentes escenarios mundanos. Genio y figura del buen jazz, y del candombe jazz, fusión que le pertenece por derecho de conquista. Más allá de la nostalgia.
juanjoalberti@hotmail.com







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...