Bagayeros pidieron a titular del CCIS que acepte reunión con ellos

Bagayeros pidieron a titular del  CCIS que acepte reunión con ellos
Con una movilización donde hubo fuertes cuestionamientos a la clase política por “olvidarlos”, los comerciantes informales de Salto manifestaron públicamente la situación por la que están atravesando en la Plaza de los Treinta y Tres. Allí le pidieron al presidente José Mujica y al Intendente de Salto, Germán Coutinho que “no les den la espalda y los acompañen en esta situación”.
Mientras que al dirigirse a la presidenta del Centro Comercial, Lizabeth Machiavello, le pidieron  que “se reúna con ellos que no vamos a salir a dar nombres”, ya que acusaron ser proveedores de mercadería de varios comercios del centro que figuran como legalmente establecidos.
CONVOCATORIA A MUJICA
Durante las alocuciones, uno de los representantes del movimiento de bagayeros Daniel Guglielmone, dirigiéndose al presidente de la República, José Mujica dijo que “esta también es parte de la gente que lo votó a usted señor, no nos de la espalda por favor. Y digo yo, un gobierno que habla tanto de los derechos humanos, qué increíble, mandarnos a los bagayeros a trabajar, a que consigamos trabajo. ¿Dónde está el trabajo señor presidente, ese que usted nos manda a trabajar (a conseguir)?”.
Además señaló que “le quiero decir otra cosa, a su gabinete ministerial, mándelos a conocer un poco el Uruguay. Mándelos a que recorran lo que es Rivera, Artigas, Bella Unión, Salto, Paysandú, Río Negro, porque es una vergüenza las cosas que hablan, la verdad que es una vergüenza. Se ve que no conocen nada del país (en el) que viven”.
Guglielmone afirmó que acá en Salto “tenemos instalada una realidad, la desocupación en Salto es muy grande, pero se ve disfrazada porque la gente cuando queda sin trabajo, cuando nosotros nos quedamos sin trabajo, qué hacemos, cobramos la liquidación y nos vamos a Concordia, compramos el bolso y nos venimos a vender y por eso no quedamos sin trabajo, porque nosotros nos creamos el trabajo, no porque el gobierno nos crea el trabajo”.
“Yo le quiero pedir a usted señor presidente que se acuerde de esta gente, de su gente, que no nos de  la espalda cómo nos la están dando en este momento. Nosotros también somos parte de este Uruguay. Acá en Salto somos más de mil familias que vivimos del bolsito diario. También aceptamos que hay bagayeros de todas las categorías, grandes, medianos, pero somos 1.200 bagayeros chicos, que hoy gracias a la medida tomada por un director nacional de Aduanas estamos todos parados, no podemos traer el sustento para nuestras familias, los días pasan y ya estamos empezando a sentir necesidades”, expreso Guglielmone.
TAMBIÉN A COUTINHO
Guglielmone anunció que también se dirigiría al Intendente de Salto, Germán Coutinho y dijo que “nosotros también somos parte de Salto. Usted dice que no tiene la solución, pero yo le voy a decir una cosa señor intendente, usted tiene el problema instalado acá en Salto. Si usted no puede darnos ninguna solución por lo menos acompáñenos, venga a esta plaza y esté presente con nosotros con las más de cuatro o cinco mil personas que estamos pasando mal acá en Salto, acompáñenos no nos dé la espalda como hicieron todos los políticos en este momento en el Uruguay”.
Dijo a su vez que los bagayeros esperan una “pronta solución, tenemos muchas ideas, muchas soluciones para el corto y largo plazo, pero sería bueno que alguien nos escuchara porque a quién se las vamos a decir las soluciones que nosotros pensamos para resolver el problema de nuestra gente si ni siquiera nos invitan a sentarnos junto a ellos”.
“Esto es muy vergonzoso. Lo que les pido a los políticos, a los nacionales y a los departamentales es que nos escuchen, que se sienten a charlar con nosotros, solamente eso. Acá quiero mostrarle al país entero que el gobierno nacional dijo que solamente somos 70 y que no somos estadística para el gobierno en el Uruguay. Aquí está parte de la gente y hay muchos que no pudieron venir, pero señor presidente, esta es la gente que está necesitando de usted en este momento”, advirtió.
PIDE UNIÓN ENTRE ELLOS
Más tarde, otro de los voceros del movimiento de bagayeros, Angel Filipini, convocó durante la manifestación a la unidad de los comerciantes informales y dijo que si se quedan quietos, el puente seguirá cortado.
“Tenemos que estar unidos porque en el apoyo de ustedes está gran parte de la solución. Si nosotros somos pocos, no tenemos fuerza, entonces tenemos que unirnos, la gente que no ha venido tiene que pensarlo y tiene que sumarse. Porque nosotros sabemos que somos muchos y si nos quedamos quietos esto va a ir para más. La idea de ellos es tener cortado el puente hasta diciembre. ¿Qué es lo que tenemos que hacer? ¿Tenemos que tomar medidas drásticas? ¿Tenemos que salir a pelear? Hasta ahora no lo hemos hecho, simplemente estamos reclamando. No queremos salir a pelear, pero  entonces que nos tomen en cuenta”, dijo.
Y añadió convocando a la unidad de los manifestantes “tomen conciencia los que están de no irse y los que no están de venir para ser más. Hay un montón de gente que tiene un capital más o menos, y tiene vergüenza de venir a pararse con nosotros, pero en este momento nos precisamos todos, si es que realmente queremos una solución y los que no vienen, si se soluciona esto también van a ser beneficiados”.
A LA PRESIDENTE
DEL CCIS
Tras esto, y ante el aplauso enfervorizado de los presentes, Daniel Guglielmone quiso dirigirse a la presidente del Centro Comercial e Industrial de Salto (CCIS). “No quiere dialogar con nosotros, dicen. ¿Qué pasa señora directora del Centro Comercial e Industrial de Salto, no quiere que nosotros seamos comercio legal también, sólo ustedes quieren ser comercio legal acá en Salto?”.
Siguió cuestionando a Lizabeth Machiavello, que días pasados dijo públicamente que “no querían dialogar con los informales porque (los agremiados al CCIS) estaban muy en la vereda de enfrente”. Por lo tanto, los bagayeros insistieron: “¿por qué nunca nos invitó usted a sentarnos a dialogar y a tratar de que nosotros seamos comercio formal? Hablan del bagashopping y acá no hay gente del bahashopping. ¿Por qué nunca hubo una propuesta para que el bagashopping se integre como comercio formal en Salto? Lo tiraron para la cancha de Ferro pensando que nadie iba a ir a comprar allá”.
Guglielmone dijo que “este problema lo resolvemos entre todos o no lo resuelve nadie. Usted no es la dueña de la verdad. Se fueron a hablar con el Director Nacional de Aduanas (Enrique Canon), a presionar, sepa usted que en todo el Uruguay hoy dejó a 90 mil uruguayos sin comer”.
Y expresó “¿por qué no se quieren reunir con nosotros? ¿Temen algo? O no será que en el centro hay más bagayo que en el bagashopping. Yo le digo una cosa, reúnase con nosotros tranquila, que nosotros no los vamos a quemar. Quédese tranquila señora directora (refiriéndose a la presidenta del CCIS), no vamos a salir a dar nombres. Quédese tranquila, reúnase tranquilamente con nosotros”.
Al término de esta movilización, los comerciantes informales se traladaron hasta la Casa de Gobierno donde fueron recibidos por dos emisarios del Intendente, el jefe de contralor y vigilancia, Sergio Acuña y el asistente del jefe comunal, Luis Miguel David de Lima. Tras el encuentro, los bagayeros dijeron que los dos representantes del Intendente, quedaron comprometidos a transmitirle las inquietudes al jerarca.

Con una movilización donde hubo fuertes cuestionamientos a la clase política por “olvidarlos”, los comerciantes informales de Salto manifestaron públicamente la situación por la que están atravesando en la Plaza de los Treinta y Tres. Allí le pidieron al presidente José Mujica y al Intendente de Salto, Germán Coutinho que “no les den la espalda y los acompañen en esta situación”.

Mientras que al dirigirse a la presidenta del Centro Comercial, Lizabeth Machiavello, le pidieron  que “se reúna con ellos que no vamos a salir a dar nombres”, ya que acusaron ser proveedores de mercadería de varios comercios del centro que figuran como legalmente establecidos.

CONVOCATORIA A MUJICA

Durante las alocuciones, uno de los representantes del movimiento de bagayeros Daniel Guglielmone, dirigiéndose al presidente de la República, José Mujica dijo que “esta también es parte de la gente que lo votó a usted señor, no nos de la espalda por favor. Y digo yo, un gobierno que habla tanto de los derechos humanos, qué increíble, mandarnos a los bagayeros a trabajar, a que consigamos trabajo. ¿Dónde está el trabajo señor presidente, ese que usted nos manda a trabajar (a conseguir)?”.

Además señaló que “le quiero decir otra cosa, a su gabinete ministerial, mándelos a conocer un poco el Uruguay. Mándelos a que recorran lo que es Rivera, Artigas, Bella Unión, Salto, Paysandú, Río Negro, porque es una vergüenza las cosas que hablan, la verdad que es una vergüenza. Se ve que no conocen nada del país (en el) que viven”.

Guglielmone afirmó que acá en Salto “tenemos instalada una realidad, la desocupación en Salto es muy grande, pero se ve disfrazada porque la gente cuando queda sin trabajo, cuando nosotros nos quedamos sin trabajo, qué hacemos, cobramos la liquidación y nos vamos a Concordia, compramos el bolso y nos venimos a vender y por eso no quedamos sin trabajo, porque nosotros nos creamos el trabajo, no porque el gobierno nos crea el trabajo”.

“Yo le quiero pedir a usted señor presidente que se acuerde de esta gente, de su gente, que no nos de  la espalda cómo nos la están dando en este momento. Nosotros también somos parte de este Uruguay. Acá en Salto somos más de mil familias que vivimos del bolsito diario. También aceptamos que hay bagayeros de todas las categorías, grandes, medianos, pero somos 1.200 bagayeros chicos, que hoy gracias a la medida tomada por un director nacional de Aduanas estamos todos parados, no podemos traer el sustento para nuestras familias, los días pasan y ya estamos empezando a sentir necesidades”, expreso Guglielmone.

TAMBIÉN A COUTINHO

Guglielmone anunció que también se dirigiría al Intendente de Salto, Germán Coutinho y dijo que “nosotros también somos parte de Salto. Usted dice que no tiene la solución, pero yo le voy a decir una cosa señor intendente, usted tiene el problema instalado acá en Salto. Si usted no puede darnos ninguna solución por lo menos acompáñenos, venga a esta plaza y esté presente con nosotros con las más de cuatro o cinco mil personas que estamos pasando mal acá en Salto, acompáñenos no nos dé la espalda como hicieron todos los políticos en este momento en el Uruguay”.

Dijo a su vez que los bagayeros esperan una “pronta solución, tenemos muchas ideas, muchas soluciones para el corto y largo plazo, pero sería bueno que alguien nos escuchara porque a quién se las vamos a decir las soluciones que nosotros pensamos para resolver el problema de nuestra gente si ni siquiera nos invitan a sentarnos junto a ellos”.

“Esto es muy vergonzoso. Lo que les pido a los políticos, a los nacionales y a los departamentales es que nos escuchen, que se sienten a charlar con nosotros, solamente eso. Acá quiero mostrarle al país entero que el gobierno nacional dijo que solamente somos 70 y que no somos estadística para el gobierno en el Uruguay. Aquí está parte de la gente y hay muchos que no pudieron venir, pero señor presidente, esta es la gente que está necesitando de usted en este momento”, advirtió.

PIDE UNIÓN ENTRE ELLOS

Más tarde, otro de los voceros del movimiento de bagayeros, Angel Filipini, convocó durante la manifestación a la unidad de los comerciantes informales y dijo que si se quedan quietos, el puente seguirá cortado.

“Tenemos que estar unidos porque en el apoyo de ustedes está gran parte de la solución. Si nosotros somos pocos, no tenemos fuerza, entonces tenemos que unirnos, la gente que no ha venido tiene que pensarlo y tiene que sumarse. Porque nosotros sabemos que somos muchos y si nos quedamos quietos esto va a ir para más. La idea de ellos es tener cortado el puente hasta diciembre. ¿Qué es lo que tenemos que hacer? ¿Tenemos que tomar medidas drásticas? ¿Tenemos que salir a pelear? Hasta ahora no lo hemos hecho, simplemente estamos reclamando. No queremos salir a pelear, pero  entonces que nos tomen en cuenta”, dijo.

Y añadió convocando a la unidad de los manifestantes “tomen conciencia los que están de no irse y los que no están de venir para ser más. Hay un montón de gente que tiene un capital más o menos, y tiene vergüenza de venir a pararse con nosotros, pero en este momento nos precisamos todos, si es que realmente queremos una solución y los que no vienen, si se soluciona esto también van a ser beneficiados”.

A LA PRESIDENTE

DEL CCIS

Tras esto, y ante el aplauso enfervorizado de los presentes, Daniel Guglielmone quiso dirigirse a la presidente del Centro Comercial e Industrial de Salto (CCIS). “No quiere dialogar con nosotros, dicen. ¿Qué pasa señora directora del Centro Comercial e Industrial de Salto, no quiere que nosotros seamos comercio legal también, sólo ustedes quieren ser comercio legal acá en Salto?”.

Siguió cuestionando a Lizabeth Machiavello, que días pasados dijo públicamente que “no querían dialogar con los informales porque (los agremiados al CCIS) estaban muy en la vereda de enfrente”. Por lo tanto, los bagayeros insistieron: “¿por qué nunca nos invitó usted a sentarnos a dialogar y a tratar de que nosotros seamos comercio formal? Hablan del bagashopping y acá no hay gente del bahashopping. ¿Por qué nunca hubo una propuesta para que el bagashopping se integre como comercio formal en Salto? Lo tiraron para la cancha de Ferro pensando que nadie iba a ir a comprar allá”.

Guglielmone dijo que “este problema lo resolvemos entre todos o no lo resuelve nadie. Usted no es la dueña de la verdad. Se fueron a hablar con el Director Nacional de Aduanas (Enrique Canon), a presionar, sepa usted que en todo el Uruguay hoy dejó a 90 mil uruguayos sin comer”.

Y expresó “¿por qué no se quieren reunir con nosotros? ¿Temen algo? O no será que en el centro hay más bagayo que en el bagashopping. Yo le digo una cosa, reúnase con nosotros tranquila, que nosotros no los vamos a quemar. Quédese tranquila señora directora (refiriéndose a la presidenta del CCIS), no vamos a salir a dar nombres. Quédese tranquila, reúnase tranquilamente con nosotros”.

Al término de esta movilización, los comerciantes informales se traladaron hasta la Casa de Gobierno donde fueron recibidos por dos emisarios del Intendente, el jefe de contralor y vigilancia, Sergio Acuña y el asistente del jefe comunal, Luis Miguel David de Lima. Tras el encuentro, los bagayeros dijeron que los dos representantes del Intendente, quedaron comprometidos a transmitirle las inquietudes al jerarca.







Recepción de Avisos Clasificados