Banco de Leche Humana del Hospital Regional Salto ha divulgado misión y objetivos

El próximo sábado 1ro. de agosto dará comienzo el Mes de la Lactancia Materna y la Lic. Ana Texeira – quien cuenta con una Maestría en Nutrición, consultora internacional certificada en Lactancia Materna, con un post grado en Nutrición está a cargo del servicio de Nutrición Especializada del Hospital Regional Salto y dentro de ese servicio se incluye el Banco de Leche Humana.

“Nuestro banco de leche humana está funcionando de modo operativo desde el 2010.
Es un banco chico pero tenemos la visión de poder lograr cubrir con el aporte de leche materna a todo niño que necesite en la región norte del país” – aseveró Ana Texeira.
En la actualidad se atienden alrededor de unos ciento diez nacimientos mensuales solo en el hospital.
Por ende la misión del Banco de Leche no es la que comúnmente se piensa que es la de pasteurizar y entregar leche del Banco a los niños, sino que está aunada con los Objetivos del Milenio que se había propuesto UNICEF a nivel internacional de lograr la disminución de la mortalidad infantil por desnutrición.
Se advirtió que los bancos de leche eran una herramienta válida que no requerían demasiados recursos económicos como para ponerlos en funcionamiento y que podían brindar un servicio a las madres en el apoyo a la lactancia.
La primera función es apoyar a que todo niño del país – y en este caso de la zona norte – esté consumiendo leche humana.
Lo ideal es que el niño consuma directamente del pecho materno, por ello se brinda el apoyo a las madres.
“Mucha gente piensa que nuestra misión es brindar leche pasteurizada y no es así.
Por ello ha pasado que madres – tanto del servicio público o del privado – que solicita leche para sus bebés – lo primero que hacemos es visitarla; se le hace una valoración y vemos qué problemas tiene y por qué no está segregando leche en la cantidad suficiente.
Se la apoya y se le enseña técnicas de lactancia” – explicó la Lic. Texeira.
Aquellos niños que sufren la fatalidad de la muerte materna o que pesan menos de un quilo y están internados en el Centro de Terapia Intensiva son los que reciben la leche donada que primeramente es pasteurizada.
La idea es poner la temática en la opinión pública y que se conozca que existe un banco en la zona norte; que los niños que están internados en los CTI pediátricos y neonatologías son atendidos por el mismo.
Si bien el banco está dentro de ASSE cumple una función humana y social; como han llamado muchas veces pidiendo leche para un niño y hay disponibilidad de leche, nunca se les niega.
Nunca se pide nada a cambio en ningún banco de leche del mundo.
La Red de Bancos de Leche Humana Iberoamericana dentro de la cual el del Hospital Salto está inserto consta de dieciséis países miembros y tiene un carácter netamente altruista.

BREVE RESEÑA
El 18 de mayo de 2005, en la ciudad de Brasilia, los representantes de los Ministerios de Salud de Argentina, Bolivia, Brasil, Cuba, Costa Rica, Ecuador, Guatemala, Paraguay, Uruguay y Venezuela, firmaron la Carta de Brasilia, documento en el cual se comprometen a realizar una serie de acciones, enumeradas en la misma, dirigidas a fortalecer acciones en el área de la lactancia materna.
El Banco de Leche Humana es responsable de acciones de promoción, protección y apoyo a la lactancia materna, al mismo tiempo que ejecuta actividades de recolección, selección, clasificación, procesamiento, control de calidad y distribución de la leche de madre.
El trabajo de la Red ya se puede ver en la interacción de programas de entrenamiento con Argentina, Ecuador, Cuba, Colombia, República Dominicana y Uruguay.

LAS DONANTES
Son mujeres sanas, cuyos hijos estén lactando y creciendo en forma adecuada, ya que solo se aceptará la donación de la leche remanente, priorizándose siempre la lactancia de su propio hijo y el crecimiento adecuado del mismo.
La donación es totalmente altruista y para su aceptación como donantes no deben presentar ninguno de los criterios de exclusión tales como el tabaquismo, consumo de alcohol o sustancias excitantes, prácticas de riesgo de enfermedades transmisibles, enfermedades crónicas o consumo actual de algún tipo de medicamento.
Para ser donante deben tener un embarazo controlado y tener paraclinica de enfermedades infectocontagiosas (HIV, Hepatitis B, sífilis, toxoplasmosis negativos).
Las candidatas a donantes se someten a una entrevista estructurada por parte del personal del BLHS durante la cual se les interroga respecto a sus antecedentes e historial médico y se les instruye en el proceso de extracción de leche.
A estas donantes se les facilita gratuitamente todo el material necesario (envases, extractor, etiquetas, vestimenta descartable, etc).
A partir de ese momento las donantes se extraen la leche en su propio domicilio y posteriormente la almacenan en su congelador. Periódicamente y mediante cita previa con la donante, es recogida por personal del banco y luego el producto es procesado de manera que se preserven al máximo las propiedades nutritivas e inmunológicas que hacen de ella un producto insustituible a la hora de hablar de la alimentación del niño prematuro, manteniendo las garantías de seguridad que se imponen actualmente para la protección frente a la transmisión de infecciones.